/Reseñas///

Reseña: Ulises Lima - Waiting for the Summer

http://feiticeira.org/
Waiting for the Summer
9
8.6



Caleiah [2012]
Productor: Ulises Lima
Banda: Paul, Ramón, Tote.

¿Sabes cuando encuentras un disco que te parece tremendo y al mismo tiempo sabes que va a quedar como un pequeño secreto para cuatro enfermos como tu? Eso -me temo que- es "Waiting For The Summer", del trío madrileño Ulises Lima. Practicantes de esa convergencia emo-indie-hardcore tan de los 90, nos entregan 12 canciones de nostálgica agresión plagada de melodías punk-rock en la onda de Jawbreaker y demás batallantes de sonidos ásperos y emocionales.

Pero de nada valdría un impecable ejercicio de estilo sin canciones que aporten más fuego a la llama que ya nos dejaron los pioneros. Y esto es algo que vamos a tener desde ese urgente pistoletazo de "Remember". Un tempo rápido, un registro vocal gritón y descuidadamente melódico, y tres instrumentos que, desde el punk y sin irse por las ramas, desafían su rectitud en busca de las maleables estructuras del post-hardcore.

Pronto nos introducirán en tesituras más emo bajando el ritmo. "I’m like the others" gritan como celebración de la escasa importancia individual en "The River" y le sigue "Ashes", desgranando aspectos de inconformismo, la protesta social desde la propia persona. Sonicamente lo que más se asocia con el sombrío genero puede ser "Old Habits", con su poso dramático y su avance a trompicones. Pero de todas esas preocupaciones se desprenderán por un momento con la escapista "Waiting for the Summer", apenas dos minutos de soleada urgencia.

Y es que uno no puede evitar bostezar sonrisas ante la escucha de temas del calibre de "A Thousand Words", cuya brillantez pop rivaliza con el berreo punk-rock, el ímpetu del inconformismo que podría simbolizar todo el disco. Memorables melodías en "Silver", estampidas de hardcore en "Kids Are Still Kids", electricidad terapéutica en "The Dolphin and the Lion", trazas emo-punk en "I Shot Them All" y así hasta contar doce temas sin relleno alguno.

"Waiting for the Summer" es uno de esos discos completamente vitales. Con himnos para corear cuando estás exultante y otros para cuando estás jodido, cansado o enfadado, pero que te harán sentir joven para siempre. Al menos si entiendes e idolatras la forma de hacer música de una época.




PUBLICIDAD