/Crónicas///

Crónica: Low - Madrid (16/05/2013)

16/05/2013, Madrid
8.7
Alan Sparhawk, Mimi Parker, Steve Garrington
8
Joy Eslava, Casi lleno
Precio: 16 euros

Recuerdo perfectamente la primera vez que escuché algo de Low, la banda capitaneada por Alan Sparhawk. Estaba yo enfrascado por aquella época en sonidos más cercanos al Punk/Hardcore y a través de la bendita red Soulseek llegué  a su disco del 2001 ("Things We lost in Fire"), “Cosas que perdimos en el fuego” me pareció un título enigmático y la verdad es que esa mezcla de tristeza instrumental, lenta y pausada mezclada con unas letras cargadas de pena, en ocasiones surrealista, me cautivó. Gracias a ese disco de la banda de Minnesotta me metí de lleno en un mundo desconocido para mí como era el del Slowcore/Sadcore , con compañeros de viaje como Codeine o Come, etiquetas por cierto de las que ha renegado siempre Sparhawk pero que creo que definen perfectamente el sonido del grupo. Por eso sirve esto de breve introducción para lo que aconteció el pasado Jueves en la céntrica sala madrileña Joy Eslava, una sala especialmente interesante para vivir un directo como el de Low.

Abrieron los también norteamericanos Arborea para una audiencia que empezaba a llenar la sala desde bien pronto. El dúo, que al igual que la banda principal de la noche está formado por un matrimonio, que nos ofrecieron una música de raíces folk que en ocasiones parecía de canción popular irlandesa o celta, utilizando la etérea voz de Shanti Curran para captar toda nuestra atención. Tengo que destacar la última canción en la cual Buck Curran se fue acercando a su mujer para tocar prácticamente unidos, la verdad es que fue un aperitivo interesante y bonito.

Con el público coreando la cuenta atrás en pantalla salieron a escena Low ,  comenzando su concierto con “Plastic Cup” la primera canción de su último y estupendo disco “The Invisible Way”, el cual fueron desgranando con perfección casi total y un sonido cristalino. Siguieron con  “On my own” y su explosión final controlada, “Amethyst” con unos teclados  omnipresentes que hacen la canción más bonita aún si cabe que en su formato de estudio, y  finalmente “Clarence White” para hacer un parón en la presentación de su último larga duración y recordar el que es para mí su mejor disco ("The Great Destroyer"). La tétrica “Monkey” y ese estribillo… “Tonight the monkey dies” que todavía tengo grabado en la cabeza, luego “Especially me” dando todo el protagonismo a una Mimi Parker en la parte vocal  y nuevamente recuerdo a su primer disco con SubPop con la tristísima “Silver Rider”….. ”A veces tu voz no es suficiente” canta un Alan muy agradecido al público de Madrid, al cual hay que agradecer el respeto absoluto que demostró en todo el concierto con un silencio sepulcral que facilitó y mucho la comunión con el grupo, y eso hoy en día desgraciadamente es digno de mención.

La primera parte del set-list acabó con “So Blue”, la que es para un servidor la mejor canción del disco presentado esa noche, acto seguido bis largo de cuatro canciones para acudir nuevamente al recuerdo y emocionar a muchos espectadores de la vieja escuela  con “Sunflower” ,del disco al que hago mención en la introducción  de esta crónica y que representa perfectamente el universo Low.. Para mi hubiera sido el final perfecto, pero decidieron  acabar con “I Hear…Goodnight” de su disco compartido con Dirty Three. Supongo que por aquello del título, al salir de la sala me encontré con una lluvia persistente que no me borró la sonrisa de la boca.

por Daniel