/Crónicas///

Crónica: Triángulo de Amor Bizarro - Bilbao (11/04/2014)

11/04/2014, Bilbao
7.8
Isabel Cea, Rodrigo Caamaño, Rafael Mallo, Zippo (Roberto Mallo)
8
101 Live (Backstage), 100
Precio: 12/14
http://www.feiticeira.org/

SETLIST APROXIMADO
La Malicia de las Especias Protegidas
De la Mano de las Almas Oscuras
Enemigos del Espíritu
Delirio Místico
El Himno de la Bala
Clara
Un Rayo de Sol
Robo tu Tiempo
El Fantasma de la Transición
Super Castlevania IV
Estrellas Místicas
El Crimen, cómo ocurre y cómo remediarlo
Amigos del Género Humano
De la Monarquia a la Criptocracia
Ellas se Burlaron de Mi Magia
El Crimen, por qué sucede y cómo remediarlo
Isa vs. El partido Humanista
Lo Hispano Marcha, la Banca Paga

La última vez que vimos a Triángulo de Amor Bizarro por Bilbao fue en la fiesta de presentación de un festival, una ocasión en la que desvelaron muchos temas nuevos antes de editar el disco. Triunfaron, como casi siempre, pero había ganas de disfrutar de esos mismos temas con conocimiento de causa. Esa ocasión la brindaba otra fiesta, en este caso del ciclo 101 Live de Backstage, que ha empezado este año a programar conciertos de indie-rock en la conocida discoteca (antes Congreso) del centro de Bilbao.

El recinto está bien, el tamaño es el perfecto en la ciudad para este tipo de bandas, aunque hay una pequeña particularidad que la hace algo engorrosa: el escenario se dispone en una forma de arco en la parte delantera, lo que provoca que la banda tome posición también de este modo circular. Esto lo notaron primero los locales Gringo, quinteto entregado a un sadcore americanista cuyos miembros tuvieron que tocar bastante juntos entre sí.

Los getxotarras recrean climas lentos y melancólicos que explotan con toda la fuerza de la electricidad, bebiendo tanto del folk como del post-rock. No era su momento y lugar idóneo a juzgar por la actitud de un público que se dedicó mayoritariamente a hablar. Cosa curiosa, ya que se palpaba en el ambiente que había bastantes amigos de la banda. También hay que decir que, al estar anunciado el evento como una fiesta, quizá la expectativa para muchos era otra. Al que suscribe le gustaron pese a estos condicionantes y también sorprendieron para bien a Isa según comentó después, al comenzar Triángulo de Amor Bizarro su concierto. A ver si podemos verles más a menudo en directo.


Ruido dulce

Tras las peripecias de la tropa de Jägermeister que patrocinaba, allí que salieron los gallegos con esas pedaleras más complejas que los controles de una nave espacial. Notamos sobre el escenario a una banda cada vez más profesional y centrada en la música, quizá por ello estuvieron menos comunicativos, en concreto su habitual portavoz, Isa, que esta vez, por la peculiaridad citada del escenario estaba en primer plano algo más adelantada.

"De la Mano de las Almas Oscuras" o "La Malicia de las Especies Protegidas" abrieron un concierto en el que ahora sí, con los temas de su tercer disco estudiados, dejaron claro la imparable máquina de hits en que se han convertido. Nada sobró y cualquier cambio en el repertorio tampoco hubiera cambiado ese resultado. Unos temas son más calurosamente recibidos, unos son más bailables, otros son casi imposibles de bailar, pero los gallegos ofrecen una experiencia llena de ganchos, en el sentido más amplio de la palabra, melodías que noquean y sin apenas espacio entre ellas.

La incorporación de los nuevos temas, desde la psicobalada "Un Rayo de Sol" a la rotundidad de "Delirio Místico", la dulzura de "Estrellas Místicas" con Rodrigo haciendo los coros y la locura atragantada de "Ellas se Burlaron de mi Magia", no hace sino engrandecer el conjunto. Ni siquiera los más partidarios de "Año Santo" podemos poner una pega en ese sentido a su actual setlist. Mención especial para el hipnótico kraut-rock de "Clara", un oasis que contó con la anécdota de que a Rodrigo se le desmontó el micrófono al comenzar su fraseo. En cambio, pese a su destacada personalidad industrial, "Robo tu Tiempo" se vio emborronada con una bola de sonido grave en la que las sierras no se dejaban escuchar. Eso sí, todo un espectáculo ver a su técnico de sonido, Roberto Mallo (con camiseta de Mayhem, por cierto) correr hasta el lado del escenario, sacar un saxofón y salir a hacer el desafinado solo de rigor.

Ruido, siempre ruido. Ese ruido que la pareja fundacional apuntalara con teclista/guitarrista y batería, de cuyas actitud y entrega hay que ser forzosamente fan. De hecho, lo único que tienen que tener cuidado de controlar es el ruido que hacen, que es arrebatador pero el efecto lavadora provocó que a veces las canciones empezasen de tal forma que podía ser casi cualquiera, al menos de entre las más rápidas. No pasó por supuesto con temas insignes como "Super Castlevania IV", que Isa interpretó sentada dedicando al público sus "tú no estás bien de la cabeza" finales.

TAB tienen fama de banda difícil y esquiva, pero en sus setlists no faltan las favoritas del público, bien diseminadas a lo largo del concierto, las ya lejanas "El Himno de la Bala", "El Fantasma de la Transición", "El Crimen" así como la fantástica dupla "Amigos del Género Humano" y "De la Monarquía a la Criptocracia". Con semejantes muestras no podemos sino reconocer que Triángulo de Amor Bizarro han hecho y siguen haciendo historia de nuestro pop y rock. Este concierto no fue particularmente glorioso, los han tenido mejores y los han tenido peores. Tampoco el público fue lo que se dice el más entregado, pero un concierto de Triángulo en tu ciudad, es un acontecimiento digno de ver y catárquico, hasta que se muestre lo contrario.