/Crónicas///

Crónica: Festimad - Leganés (28/05/2006)

28/05/2006, Leganés
8.8
9
La Cubierta, 5000 personas
Precio: 00.00 €

Han pasado casi 10 años desde su formación y tan solo 4 desde la muerte de su cantante y tenemos de nuevo en la carretera a unos remodelados Alice In Chains, con un paso muchas fechas de su gira por España. La banda formada por dos miembros originales de la banda, Jerry Cantrell y Sean Kinney, Mike Inez que lo fue durante la etapa final y un agregado bastante desconocido con una tarea muy difícil: la de suplir a un carismático Layne Staley fallecido 4 años atrás. Estamos hablando del cantante de Comes With The Fall, William Duvall, que parece que ha afrontado con mucha seriedad el cometido de suplir al rubito cantante fallecido en 2002 (esta claro que físicamente el parecido entre ambos es nulo).

Tarea difícil para un chaval que seguramente ha bebido de la música de los de Seattle. Pero, suplir a Layne por… ¿Cuánto tiempo? Visto lo visto en Festimad, para rato…

El festival madrileño llegó a su segunda jornada, donde tendríamos las actuaciones de los grupos noveles Sr. Lobo, Atsphear, No Aloha y Lastrick para abrir boca (y en donde la gente no estuvo para verlo como el día anterior) y dos bandas de mas relumbrón Zoo y Soilwork, aparte del esperado regreso de Alice In Chains.

Como paso el día antes, no estuvimos para ver los grupos del certamen Festimad Sur Music, pero si para ver a los madrileños Zoo. Los ex-995, salieron con sus corbatas como siempre a comérselo todo, pero esta vez se toparon con dos puntos en contra innegables: el sonido estruendoso del recinto que ya demostró el día anterior que no iba a dar tregua por mucho techo abierto que tengamos y por otro lado la escasa afluencia de público. Lo intentaron, pero todo quedo muy frio. Ni “Música del Descontento”, ni “Perdido en la Espiral”, ni “¿Dónde estáis?” consiguieron hacer nada. Así que sabor agridulce el que dejaron en nosotros, el que nosotros dejamos en ellos y sobre todo el que La Cubierta dejo en todos nosotros...

Los siguientes eran Soilwork, mientras montaban nos dimos un paseo por el mercadillo. Si, había mercadillo a pesar de todo e incluso alguna Performance. Como es tradición, nos dieron un numero de preservativos que no usaría una persona ni en toda su vida y unas púas personalizadas con el logo de Festimad. De lo demás poca novedad y mucho “perro flauteo”.

Como no había mucho mas que ver, son fuimos a la grada a ver a Soilwork, banda desconocida hasta su llegada Festimad para el que escribe. Decían que una especie de banda similar a Pantera o In Flames. No sonaba demasiado bien. Y visto el concierto, me di cuenta que acerté. La gente se dio leches muy a gusto, mientras yo me aburría considerablemente desde la grada. El sonido eso si, parece que se había aclarado un poco, aunque seguía siendo bastante malo. Terminaron su concierto los nórdicos mucho tiempo después, la verdad que se me hizo muy largo y a uno se le quitaron las ganas de bajar a ver a Alice In Chains. Aunque luego en cuanto sonó la última nota del concierto de Soilwork bajamos corriendo a coger buen sitio para ver a los de Seattle.

Mucho tiempo tardaron en montar, el principal problema aparte de La Cubierta en si fue ese periodo de tiempo entre concierto y concierto, y al final mereció mucho la pena esperar. Salieron todos los miembros de la banda, William Duvall incluido y atacaron clásicos de los noventa como pueden ser "Junkhead" o "It Ain't Like That". ¡Eso para comenzar!

William estuvo intratable durante todo el concierto, realmente es un front man que, aunque aun este un poco "verde", da la sensación de tener la profesionalidad y juventud que justo Alice In Chains necesitaba para sustituir a Layne. Así sonaron unas celebradísimas (quien nos iba a decir que los íbamos a ver en directo algún día) canciones grunge para comenzar, que enlazaron posteriormente con temas de la talla de "Sludge Factory", "Again" o "Rain When I Die". Aunque para mi, a titulo personal, el mejor momento de todo el concierto (no el mas emotivo, claro) fue "Dam That River" que sonó como un verdadero trallazo como en los mejores tiempos de los 90.

Se veía que William se escudaba en el resto de la banda, sobre todo en Jerry, y que esa gente en la que se escudaba estaba disfrutando casi tanto como los que estábamos abajo. Eso si, poco publico el que estuvo a esa hora en La Cubierta. Nada que ver con lo de Tool el día antes, apenas se hubiera llenado una "La Riviera"...

Fueron cayendo mas temas, y es casi imposible acordarse del orden de las canciones cuando todos y cada uno de los temas reciben una reacción tan devota desde el público. Digno de recordar fue un "No Excuses" que la propia banda aseguro no tener preparada y que fue la antesala de quizás sus temas mas conocidos. Curioso el sentido que parece que la gente dio a "We Die Young", muy celebrada y emotiva todo motivado por la situación del grupo tras la muerte de Layne.

Otro par de momentos estelares como "Rooster" o "Them Bones", que hicieron revivir de nuevo el espíritu de esa obra maestra llamada "Dirt". William clavó todas y cada una de las canciones desde la humildad, pero en "Down In A Hole" se termino de salir del todo igualando la emotividad de Layne. Y es que las comparaciones de William con Layne son malas comparaciones, esta claro que William nunca será Layne, pero creo que desde el respeto y la humildad encima del escenario este chaval va a estar muy a la altura de un nombre tan importante en la historia del rock.

Se fue la banda mostrando mucho agradecimiento y todos esperábamos que por lo menos volvieran para dejarnos volver a volar con "Man In The Box" o con "Would?". Y efectivamente esta última sonó, entre saltos de gente histérica por estar viviendo un momento estelar. Después sonaron "Angry Chair" con mas saltos y éxtasis entre la gente para terminar con una "Man In The Box" que el culmen del Karaoke en directo que vivimos (en el buen sentido).

Si durante toda la crónica hay que decir que William esta a la altura del resto de la banda y que puede hacer que esta banda resurja dignamente, ahora decimos que fenomenales los otros tres miembros de la banda. Sobre todo Jerry que en ningún momento de su carrera ha flaqueado, como no es el caso del batería de la banda.

Esta gira, nos la deberíamos tomar como un "¿Podemos volver a ser Alice In Chains, con este chaval incluido?". Mi respuesta es un rotundo "Sí", por favor.