/Reseñas///

Reseña: Wild Animals - Basements: Music to Fight Hipocrisy

Wild Animals - Basements: Music to Fight Hipocrisy
Basements: Music to Fight Hipocrisy
8
8.2



Bcore Disc, La Agonía de Vivir, Pifia Records [2016]
Productor: Santi García
Banda: Fon, Jamie y Paula

Wild Animals nos sorprendieron la pasada temporada con un EP que algunos en la redacción llevamos ya en el corazón. Y mira que les montamos su concierto debut, pero cuando aparecieron esos 7 temas en su bandcamp flipamos con su pluscuamperfecta mezcla de rock alternativo, emo y hardcore melódico que rezumaba Superchunk, Weezer, Hüsker Dü y otros de los héroes que salvaron nuestra vida.

No por esperado, "Basements: Music To Fight Hypocrisy" deja de ser un poquito menos excitante que su debut. Tranquilo, echa un ojo a la nota para no llevarte a equívoco. Es una mera cuestión de matices. Mientras su EP contenía un asilvestrado equilibrio entre la preciosa melodía pop y la guarrería punk casi corrosiva, aquí los extremos se aproximan cerrando un poco el rango dinámico en torno a un rock indie algo más canónico.

Ojo, de impecable factura. "Avocado" es un temazo que huele a 90's en la mejor forma posible: 0% fórmula, 100% sensación. "Sleepless Sundays" es la otra cara del single, de construcción menos épica, pero efectividad similar. Las melodías siguen rayando a altísimo nivel y se puede apreciar a las claras cuando estas vienen limpitas, como en "The Worst Mistake" o la explosiva "Television Blows".

Como tímida novedad estilística "Basements..." introduce cierta componente folkie. Esto se deja ver sobre todo en la pegadiza "Elevator Boy" y en la algo más híbrida "The Empire Strikes Back", que esconde su corazón acústico entre buena dosis de ruido guitarrero. Ambos temas muy directos y con los que es fácil engancharse.

Sin embargo, por la propia esencia de la banda y del disco (canciones cortas, melodías adhesivas, estribillos y coros en tu puta cara...), algunos de los mejores temas pueden quedar tapados en las primeras escuchas. Son los cortes que introducen esa cierta complejidad del emo, a saber, cambios de tempo y pequeños detalles de intrincación melódica. "Heavy Metal Saved My Life" con su algo esquiva estructura o los claroscuros de "Wave Goodbye Coastline" y "Logic Makes No Sense" a la larga cunden más que el fairy en Villarriba.

Esperábamos de "Basements: Music To Fight Hypocrisy" mucho y lo cierto es que nos lo ha dado casi todo. Sin olvidar unas letras de lo más interesantes desde lo personal a lo musical o lo político como su título bien condensa.