/Reseñas///

Reseña: Volans - Geografías del Olvido

http://feiticeira.org/
Geografías del Olvido
8
8.0



Autoeditado [2012]
Banda: Edu, Hug, Lluís

Volans son una nueva realidad musical, pero también un refinamiento de HOM, banda en la que el trío tuvo sus primeros pasos en esto del rock instrumental. De aquel post-metal, más agresivo y abrupto, se han quedado con la inquietud y los claroscuros y han añadido un toque más cerebral y elegante. Esto es lo que alejará su propuesta del post-rock evocador de paisajes, del riffeo en subidas y bajadas que se ha demostrado impactante pero demasiado manido a estas alturas.

Si, el campo de batalla del rock instrumental en 2012 es duro. Hubo un tiempo en el que todo el monte era orégano y casi cualquier cosa colaba con la excusa emocional de la belleza, la nostalgia o la desolación, pero con la normalización del género, el público ya tiene oídos mejor adiestrados. Y los 25 minutos de estas cuatro "Geografías del Olvido" esquivan la comparación recurrente y el etiquetado fácil, especialmente a la hora de tomarlo como un todo.

La distribución de sensaciones en los cuatro cortes parece estudiada con mimo. "Ateca" personifica la tensión, la incertidumbre y tras una escalofriante introducción, entra en materia con una guitarra de dejes jazzeros. Una vez asimilado este protagonismo, la atención irá derivando a la sección rítmica con especial énfasis a una batería siempre sutil y maleable, llenando espacios. La sofisticación del rock progresivo, pero sin explotar ni recurrir a la épica. La paciencia en esto del rock instrumental es una gran virtud y el trío se contiene con maestría.

"Ghurba" se muestra melancólica, pero correosa. Levantando el vuelo y evitando la depresión con acordes de rock psicodélico, se tornará más oscura. En este punto se pondrán atmosféricos y evocarán la naturaleza más misteriosa a través de los ruidos sacados a los instrumentos. Un clima que parece llevarnos a algo más y sin embargo sorprende finalizando sin el habitual remate. Finalmente en "Elipse" el trío deja de mostrarse tan comedido y da la cara por el rock progresivo de carácter espacial a través de espirales de guitarra y marcadísimos ritmos, más rotundos que nunca y acelerados hacia el final.

Por último "Gulag", metálica en el sentido material del término, es más afín a la primera ola del post-rock, la más experimental, compleja e inmersa en el universo de Slint. Coqueteando con el math y dando mucho protagonismo al bajo, tan sólo ese remate psicodélico que nos recordará a su predecesora, empaña un poco la extrema versatilidad que despliega el EP. Cuatro cortes y cuatro horizontes diferentes hacia los que el trío se mueve en una carta de presentación casi impecable.




PUBLICIDAD