/Reseñas///

Reseña: Viva Belgrado - Flores, Carne

http://www.feiticeira.org/
Flores, Carne
10
9.5



Tokyo Jupiter Records [2014]
Banda: Ángel, Álvaro, Pedro, Cándido

''Flores, Carne'' es el esperado LP de los cordobeses Viva Belgrado. Esperado ya que con su anterior trabajo, ''El Invierno'', dejaron patente que lo suyo es hacer del post-rock y el screamo una apetecible mezcla.

Con ''Flores, Carne'' no solo han mantenido el nivel de anteriores trabajos, sino que lo han perfeccionado, dando un importante salto cualitativo. Con la primera escucha ya nos percatamos de que se trata de un LP sobresaliente, tanto instrumental como líricamente. Hay que destacar también la buena calidad de sonido, debida a una grabación intachable llevada acabo en los míticos Ultramarinos Costa Brava, que hace de la escucha un agradable regalo para los sentidos.

Las letras son poesía pura, que a voz de grito y susurro nos transmiten de manera inmediata y muy sincera sentimientos de nostalgia, melancolía y dolor, que implosionan en nuestros oídos debido a un acompañamiento instrumental cuasi apoteósico en muchas ocasiones.

Nos encontramos además ante un disco conceptual en lo que a temática se refiere, por lo que según van avanzando las pistas, el tono nostálgico lleno de desconsuelo y aflicción va dejando paso al resentimiento y la rabia que, a su vez, van evolucionando hacia sentimientos más realistas surgidos de una mezcla entre la resignación y la aceptación. Incluso nos llega a inundar una agradable sensación de esperanza y superación en algunos momentos del disco.

Vemos como en ''Báltica'' y en ''Madreselva'' los recuerdos impregnados de pesadumbre y angustia son los protagonistas de las letras. ''Höstsonaten'' parece cantada desde una línea divisoria marcada por el paso del tiempo, por lo que nos muestra una perspectiva menos exasperante y más realista. En ''Los Olivos'', ''ncer, Capricornio'' y ''~'' las letras pasan a un segundo plano o son inexistentes, dándonos tregua para que podamos disfrutar plenamente de la impoluta ejecución instrumental de la obra, de ese envolvente post-rock que constituye sin duda la columna vertebral de todo el disco. Con ''La Reina Pálida'' volvemos a las letras cargadas de emoción, donde se ve una clara evocación al choque de sentimientos antagónicos. ''Osario'' es una especie de catarsis emocional, que se cierra con un punto y seguido en ''Córdoba, 2014'', conmovedora canción que pone el broche final al disco.

Lo único que encuentro cuestionable de ''Flores, Carne'' es el orden en que se nos presentan algunas de las canciones a lo largo del disco, pero esto no es más que un matiz personal, ya que los treinta minutos de escucha atenta son una experiencia única de la que cada oyente disfrutará a su manera y hará su interpretación propia.

En definitiva, no hace falta que ''las flores les coronen'', Viva Belgrado se han coronado a ellos mismos de una manera brillante y más que merecida con esta obra de arte.