/Reseñas///

Reseña: Horrors, The - Primary Colours

http://feiticeira.org/drupal
Primary Colours
8
8.0



XL [2009]
Productor: Chris Cunningham, Geoff Barrow
Banda: Faris Rotter, Joshua Third, Tomethy Furse, Spider Webb, Coffin Joe
The Horrors es una banda a la que muchos cuesta tener en cuenta a causa de sus estrambóticas pintas. Pantalones de pitillo, maquillajes mortuorios, cardados imposibles que tapan la cara... en fin, la fiesta del frikismo goth. Debutaron con un disco bastante interesante de sonido garage adornado con hammond y un single de éxito, "Sheena is a Parasite" con brillante vídeo de Chris Cunningham que ahora se lanza incluso a coproducirles.

Pues bien, lo atípico del caso es que para el segundo disco han dado volantazo, pero no estético sino sonoro. Un giro hacia sonoridades post-punk que uno diría que les hace más 'fashion victims' de las tendencias del indie actual pero el caso es que se sitúan varios pasos adelante en profundidad respecto a todos los que han intentado copiar a Joy Division y demás en los últimos tiempos.

La muestra que nos dejaba boquiabiertos eran los casi ocho minutos de la hipnótica "Sea Within A Sea", antítesis a la inmediatez de su citado hit. Creando un clima irreal, con diversos efectos brumosos, marcianos y finalmente un sintetizador amenazante que nos recordaba a The Rip de Portishead (¿por qué sería?).

La sensación se expandía con el disco en los oídos, pareciendo "Mirror's Image" una mezcla extraña con Johnny Rotten cantando con la base rítmica del cuarteto de Manchester. Y aunque podría ser Kevin Shields el responsable de los efectos vaporosos y los sintetizadores chirriantes del disco, en realidad es otro genio del ruido conocido como Geoff Barrow (Portishead). Y de verdad que no hay prejuicio antimoderno que pueda contra lo bien que suenan temas de sintetizadores pulidos y fondo rockero y agresivo como "Three Decades" y "Who Can Say", tal vez esta pecando un poco demasiado de tics de Joy Division (ese final a trompicones a lo Disorder) como de Jesus & Mary Chain (esa parte de calma recitada).
En el terreno más reposado, crean ambientes espaciales y espaciosos, llamando a los fantasmas de My Bloody Valentine o Spacemen 3 y lo combinan bien con manera vocales de crooner punk en "Do You Remember" uno de los mejores cortes. "New Ice Age" es un momento para la fiereza horror-punk como unos Pixies haciendo garaje y donde desempolvan su antes característico hammond. En esta onda entroncando en parte con su pasado pero bastante más con la psicodelia soul-rock de Spiritualized, se sitúa "I Can't Control Myself".

"Scarlet Fields" se parece bastante a Joy Division, oscuridad a ritmo de bajo, pero según entran las toneladas de distorsión y los mareantes sintetizadores se transforma en una mezcla más personal, por no desmerecer la simple y genial línea melódica vocal. Aún más encarnación de Ian Curtis es "I Only Think Of You", el tema más reposado del disco con aires a "Atmosphere" y en el que la voz se ahoga finalmente en el mar de ruido y efectos. Y no queda atrás en el aspecto vocal la propia "Primary Colours", con su toque más synth-pop y sus guiños al oeste.

Primary Colours es un disco turbio y a veces luminoso como el neón en la noche, en el que practicamente The Horrors sólo conservan la oscuridad, pero de aspirantes a The Cramps (que no estaba mal) ahora lo son a recrear la grandeza de los 80 británicos y a diferencia de muchos, lo consiguen. Si esta llama azul tendrá continuidad o se apagará cuando la banda se enfrente al futuro sin Barrow, aún no lo sabemos.