/Crónicas///

Crónica: Ted Leo & The Pharmacists - Vitoria-Gasteiz (30/03/2011)

30/03/2011, Vitoria-Gasteiz
8.2
Ted Leo, Chris Wilson, Dave Lerner, Dorien Garry
8
Pabellón Universitario UPV/EHU, Casi lleno
Precio: Gratis

Desde luego hay ciudades que no saben la suerte que tienen a veces. En este caso es Vitoria-Gasteiz con un pabellón universitario habilitado para conciertos que tiene una agenda más que interesante (por no hablar de la cerveza barata). La primera parada que nos venía bien para hacer por allí era la primera fecha de la gira de Ted Leo and the Pharmacists por España. Aunque tocaba sin teloneros y no esperábamos un concierto demasiado extenso, hay que resaltar que era gratis y pese a no estar excesivamente anunciado la sala registró un lleno muy generoso, lo cual es para alegrarse.

Sin irse por las ramas, la figura del punk-rock en el sentido más underground y abierto del género comenzó a despachar un repertorio muy basado en su última colección de temas, desde instantáneos hits como "The Mighty Sparrow" o "Gimme the Wire" a otros temas más relajados y otros de poso soul como "Ativan Eyes" o agitados y espasmódicos como "The Stick". Ted Leo abarca desde la sencillez un montón de estilos de tradición tanto norteamericana como británica y según la cosa avanzaba había momentos de tal confusión y mezcla de distorsión, rítmica y melodía, que uno no sabía si estaba escuchando a The Clash, Fugazi o Built to Spill.

Puede que se trate de una de esas bandas de personaje y acompañantes como su nombre denota pero por mucho que Ted Leo sea el máximo compositor y frontman, el cuarteto es una máquina engrasadísima y ejecuta con pasión y convicción. El tema del concierto fue fácilmente "Bottled in Cork", cuya pegadiza melodía y el protagonismo de los insistentes coros del guitarrista (que también le dio al teclado en algún momento) crecieron de forma inaudita en directo. 

Rivalizó con otros ya clásicos insignes como "Where Have All The Rude Boys Gone?" o los aires bluesies de "Timorous Me", ambas muestras de la versatilidad de su garganta. La banda dio por finalizado su tiempo pero volvieron a salir contando Ted que pensaba que tenía que acabar (lógicamente los horarios de un sitio así no son los de una sala) pero pudo volver y redondear un concierto de duración estándar. Justo al escribir esta retrasada crónica, aparece la noticia de que la banda ha tenido que cancelar las últimas fechas de su extensa gira española por afección del cantante. Una pena que al menos esperamos que sirva para que el regreso se demore menos de lo normal.