/Crónicas///

Crónica: Nine Inch Nails - Barcelona (19/02/2007)

19/02/2007, Barcelona
8.0
Trent Reznor, A. Cortini, A. North, Jeordie W. y Josh Freese
8
Razzmatazz, Lleno
Precio: 40 €

Pinion
Wish
The Collector
Heresy
Terrible Lie
Piggy
Closer
The Becoming
Deep
Help Me I Am In Hell
Eraser
Reptile
The Fragile
Survivalism
Only
Suck
You Know What You Are
Hurt
Hand That Feeds
Head Like a Hole

Segunda fecha de los nine inch nails en Barcelona, y fin de la gira española que les ha llevado por Madrid (14-15), Bilbao (16) y Barcelona (18-19). Una gira marcada por los continuos cambios de set-list, y la locura desatada con el nuevo disco de la banda "Year Zero", y la aparición de pendrives en los lavabos de los conciertos de NIN por España y Portugal.

Para unos minutos antes de la salida de The PoPo la sala presentaba un vacío enorme.
Se apagaban las luces, y la gente de delante ya coreaba ¡PoPo! ¡PoPo!.
Estos desconocidos hicieron moverse al poco público que había en razz, con su propuesta de pop bailable con una presencia bastante notable de teclados, en la onda de grupos como !!!(Chk chk chk)… Se agradeció muchísimo el cambio del batería por el guitarrista. Tendremos que estar atentos a estos personajes.

Cuando The PoPo terminaron su actuación, Razzmatazz ya presentaba un aspecto mas razonable con la cita. Se apagaban las luces, mientras el humo ya llevaba saliendo varios minutos, llenando el escenario lentamente. Se empieza a escuchar “Pinion”, un fallo no tocarla en directo.

Nada mas acabar, los focos dieron entrada a la rabiosa “Wish”, que ya puso a la gente en el punto que deseaba. Una puesta en escena correcta, basada en una serie de focos y unas luces verticales colocadas detrás del grupo, sencillez en este Performance Tour 2007.El siguiente tema “The Collector”, enfrió un poco el ambiente. Cosa que no ocurrió con “Heresy” , el publico se emocionaba ante este corte del “Downward Spiral” , la banda empezaba a notar que la cosa subía de tono y Aaron North no para de moverse, viendo también a un Trent con muchas ganas de juerga. Un guiño al primer álbum de la banda, con “Terrible Lie”, y la cosa ya empieza a tener la sintonía publico – banda. Lo que se confirma con la ya mítica “Piggy” , que trent canta con un foco en la mano, jugando con el, y acaba dándole el micro a una persona del publico para que acabe cantándola el chaval, mientras el sigue enfocando al publico con el foco. Turno ahora para la sexual “Closer” , que enganchó definitivamente al público, y para una joyita llamada “The Becoming”, donde se ve a un Josh Freese loco a la batería y a Trent con su pandereta de media luna al final del tema. Como final de este primer bloque de temas, suena “Deep”.

“Help Me I Am In Hell” se convierte en un intermedio en el concierto, bajo un escenario de flashes rojos suena este corte del Broken E.P., que sirve de intro para uno de los momentos de la noche. Empiezan a sonar los teclados de “Eraser”, a la que sigue “Reptile”, dos temas que representan bien la primera época de la banda. Y como de momentos va la noche, “The Fragile” interpretada por Trent solo al piano y acompañado al final por toda la banda. Trent nos dirige unas palabras, agradeciendo al público, que era la ultima fecha en España y nos anuncia que iban a tocar “Survivalism”, el primer single del nuevo disco, en el que ya se adivina una vuelta a sonidos mas industriales, junto con los otros dos temas que ya tienen en su MySpace, "My Violent Heart" y "Me I’m Not". Ahora era el momento para la juguetona “Only” que daría paso a “Suck”, tema sacado de la época en la que Trent estaba en colectivo Pigface. Con “You Know What You Are” llegamos al tramo final del concierto. Acaba este tema, preparan el teclado y Trent se dispone a interpretar “Hurt”, momento sentimental de la noche con una de las canciones míticas de los ’90. “The Hand That Feeds” provoca los bailes del público presente en Razz, y “Head Like A Hole” se presenta como el final perfecto a una correctísima actuación.

Como resumen, sonido perfecto, remarcar los cambios de set-list, con un repertorio al alcance de pocos y una buena actitud de la banda, menos los casos de Jeordie (no sorprende, siempre ha sido así) y A.cortini. Es una gira que le debía NIN a España. Hasta la próxima Nine Inch Nails.

por Josep