/Crónicas///

Crónica: Mujeres - Madrid (31/10/2013)

31/10/2013, Madrid
7.0
Yago, Arnau, Pol y Martí
7
El sol, Casi lleno
Precio: 10 euros

Aún recuerdo aquella edición de Primavera Sound en la que se veía el nombre de Mujeres gozando de un horario privilegiado (las cuatro de la madrugada lo es para una banda con este ímpetu) en un escenario que no era de los pequeños. A todos los que no se nos había cruzado un directo suyo para dar cuenta de lo que eran capaces nos chirriaba demasiado, pero con el tiempo hay que dar la razón en que estamos ante una de las bandas más divertidas que te puedes echar a la cara.

Su paso por la sala El Sol siguió para bien y para mal los parámetros que se esperaban: garage y rock and roll con la única premisa del ritmo y la diversión. Luego podemos entrar en materia sobre que el repertorio, a pesar de contar con un nuevo disco, se hace algo repetitivo y tedioso. Los temas de "Soft Gems" no funcionan igual que los de su sensacional debut, y eso que se dejaron en la recámara temas de la talla de "Reyerta". No faltaron "Frantic" o "Blood Meridian", eso si. Podemos poner peros, como decíamos, pero insistímos en que su directo es un verdadero hito de energía y despreocupación, algo que quizás los ha hecho ser un grupo de referencia para un montón de jovencitos veinteañeros que se pasaron el concierto bailando y empujándose en primera fila..

En pleno auge revival del garage y del punk rock destartalado tenemos que estar orgullosos de tener una de las bandas que si bien no hacen nada especialmente novedoso, hacen de su directo la mayor de las fiestas que una banda del género puede dar. El corresponidente buen rollo entre los miembros de la banda se vio además refrendado con la colaboración de la cantante de Kokoshca y de un par de versiones.

Biznaga abrieron con unos aires mucho más punk, aunque con cierto aire estático y también repetitivo que no terminó de caldear del todo los ánimos. Su nuevo batería estuvo muy bien a las baquetas, aportando pequeñas pinceladas propias a un estilo quizás demasiado encorsetado. Se nota que aún tienen que terminar de encontrar su seña de identidad definitoria, pero será cuestión de rodaje.