/Crónicas///

Crónica: The Fiest - Madrid (07/06/2013)

07/06/2013, Madrid
7.5
7
Wurlitzer, 3/4
Precio: 7 día/18 abono
http://feiticeira.org/

Segunda jornada del festival en sala, The Fiest, y segunda oportunidad de escuchar de la mano del sello Caleiah, y de la distribuidora/sello La Agonía de Vivir, a algunas de las bandas más sugerentes del hardcore, y derivados, dentro del panorama nacional e internacional. Tras un primer día en el que nos perdimos las actuaciones de Biznaga y Minority of One, si que podemos contar que llegamos justo a tiempo para que nos contasen como se había liado de lo lindo con ambas formaciones, arrancando por lo tanto de forma magnífica el festival, y dejando el testigo de finalizar la primera noche  al dúo de Indiana, Ghost Mice. La pareja que forman Chris Johnston y Emilly Rose (de Inky Skulls, sustituta en los norteamericanos de Hannah Jones) llenaron de reivindicaciones políticas la sala Wurlitzer a base de crudas melodías folk-punk, y cerraron una primera jornada que continuaría hasta altas horas haciendo honor al nombre del evento.

Con la resaca de un primer día movidito todavía en el cuerpo de asistentes y organizadores arrancaba una segunda jornada caracterizada por la llegada de bandas de sonidos más abrasivos. Los primeros en salir a la palestra fueron los locales Ulises Lima, y aprovechando que jugaban en casa, no se vieron perjudicados por la temprana hora de comienzo de su actuación. Con el Wurlitzer registrando desde primera hora una muy buena entrada, el concierto de Ulises fluyó de forma estupenda gracias al buen ambiente y las ganas de pasarlo bien de todos los asistentes. Y es que pese a haber tocado varias veces en los últimos meses en la capital, los madrileños volvieron a demostrar que su público no se cansa de ver en directo ni los temas de su estupendo “Waiting for the Summer”, ni los que van en el Split con Shonen Bat (el cual debería salir muy pronto en su formato físico). Reservándose para el final algunos de sus clásicos como “Madrid is a Hole”, “The River”, o “Waiting for the Summer”, Ulises Lima nos volvieron a dejar con ganas de que esos temas nuevos que están preparando vean la luz lo antes posible. 

La segunda cita de la noche la teníamos con los barceloneses Syberia, y lo cierto es que después de presenciar su buen hacer en el Primavera Sound a pesar de tocar en un horario quizás poco adecuado para su propuesta, apetecía verles en un contexto de sala mucho más conveniente para la banda. Pese a que el sonido del Wurlitzer no pudo con las tres guitarras de la banda (faltó algo de nitidez en algunos momentos), Syberia demostraron ser una banda totalmente compacta y con una puesta en escena trabajada y medida. Sonaron densos, oscuros, tenebrosos, y aunque se perdiesen algunos matices más atmosféricos de los que si apreciamos en su “Drawing a Future”, quedamos plenamente saciados de sonidos metálicos en la onda de los ya influyentes Toundra, o de los padres del género, Isis

Para el cierre de esta segunda jornada de The Fiest teníamos una visita bastante esperada por Madrid. Los zaragozanos Interlude van abandonando poco a poco esos residuos del hardcore francés, y con ello los temas en castellano de un cariz más post-hardcore, e incluso post-rock, de su último Lp “A la Deriva”, empiezan a cubrir gran parte de su repertorio. A pesar de ello hubo hueco para algún momento de alguno de sus Ep´s, o del estupendo “Les Miserables”, y sin duda su fieles los agradecen, pero lo cierto es que hay piezas en “A la Deriva” que en apenas un año ya se han convertido en auténticos clásicos de la banda. Con su profundo mensaje político siempre presente, temas como "Olvido" o la emocionante "La Voz de los Sin Voz", sonaron con gran contundencia, y la rabia que esconden sus letras fue sobrecogedoramente plasmada por el carismático frontman de los zaragozanos. Cuando hacia el final sonaban ese ataque a la masacre israelí en Palestina que es "Viernes de Nakba", o el tema que da título a su último disco, "A la Deriva", Interlude ya se habían ganado el salir victoriosos en esta nueva cita con la capital. Un buen pitido en la mayoría de oídos de los que no tomaron precauciones fue el resultado final de una gran noche que nos deja con ganas de que hoy Trono de Sangre, Allfits, y los esperados La Quiete, pongan el broche de oro a esta edición de The Fiest.