/Crónicas///

Crónica: Earth - Madrid (01/04/2009)

01/04/2009, Madrid
7.9
Dylan Carlson, Adrienne Davies, Don McGreevy y Steve Moore
8
Caracol, 400 aprox
Precio: 12 / 14 €

Un concierto de Earth debe ser valorado de un modo especial. ¿Podemos compararlo con el concierto del día anterior de los surferos rusos Messer Chups? ¿Podríamos compararlo con el rock de estadio del día después con AC/DC? Evidentemente (para bien y para mal) el proyecto de Dylan Carlson, el gran colegón de Kurt Cobain, es especial.

Precisamente, el actual teclista de Earth fue el encargado de abrir el evento a última hora. El día anterior nos enterábamos que Daniel Gutierrez había tenido que quedarse en tierra de camino a Madrid por problemas "burocráticos". La sustitución, así a priori no entusiasmaba dado el poco conocimiento de la obra de Steve Moore aka Stebmo.

Al final, la cosa cuajaba perfectamente con la música de Earth, y no solo por estar Steve a los teclados y Don McGreavy a la batería (bajista de Earth), sino por una música pausada, bella y bien armonizada que recordaba mucho la música de Eyvind Kang o del noruego Kaada, pero de un modo mucho mas desnudo. La habilidad con piano y teclado de Steve permite llenar de sobra el escenario, sólo falta terminar de tener un repertorio variado dentro de su interesante directo. Al final el cambió de telonero salió muy bien parado.
Además, lo bueno de que el telonero fuera una propuesta calmada e intimista es que eso ayudaría a introducirnos mejor en el concierto de Earth. Su concierto no iba a ser fácil para nadie, ni para los curiosos que charlaban por el fondo mientras Carlson repetía "La Nota", ni para los que intentábamos profundizar todo lo necesario en el concierto. Los primeros charlaban, pero lo de llegar a entrar en el concierto para el resto fue algo más difícil en todo el concierto.

Durante los primeros veinte minutos la cosa fue rodada para los que quisimos vibrar lo suficiente con "el inventor" del drone. Magnífico sonido, Carlson bastante cercano y un ambiente plácido. Pero en mitad de la actuación, coincidiendo probablemente más con los acordes mas callados, la monotonía se instauró de lleno. Todo el mundo charlaba más (hubo alguna miradita que mataba desde el escenario), el ambiente se dispersaba... "Junkyard Priest" supuso un poco el ocaso y posterior levantamiento del concierto, pero sobre todo fueron los temas nuevos (cuando digo nuevos, digo los todavía inéditos) que cerraron el setlist de una manera genial. De no ser por "Engine Of Ruin", lo mejor de la noche sin duda.

Es duro conseguir terminar de encajar con un concierto de Earth, pero ellos hicieron su parte como se debe esperar de Earth en 2009. Y de regalo, te podías pillar en el puesto de merchandising un vinilo de 50 euros. ¡Una ganga!