/Crónicas///

Crónica: Barcelona Acció Musical - Barcelona (24/09/2010)

Con la amenaza tormentosa en la ciudad condal, el festival Barcelona Acció Musical continuaba su andadura de 2010 con una segunda jornada que terminó siendo la más sorprendente de las tres, con una ausencia evidente de grandes nombres salvo por Goldfrapp.

| MARCOS INCOMPARABLES |

Había muchas posibilidades para elegir, pero por recomendación de un autóctono hubo una elección para comenzar bastante bien traída. Porque el concierto de Tulsa en el festival barcelonés fue muy bueno, pero sobre todo por el sensacional marco que es la Plaça del Rei , entre los muros de la Capilla de Santa Agueda, el Palau Reial Major y el Palau Lloctinent. La música de la donostiarra Miren cuajó sensacionalmente junto a su inseparable banda capitaneada por Charlie Bautista. Había algo mágico en el ambiente, en el sonido de la plaza y en un ambiente muy cálido y cerrado, sobre todo para ser unas fiestas.

En la Plaça Reial, justo dónde disfrutamos el día previo de conciertos como el de Nueva Vulcano, tuvimos una de las últimas sensaciones del mercado indie norteamericano. The Morning Benders, apadrinados por los siempre elegantes Grizzly Bear, hicieron gala de su elaborado y estudiado indie rock de acabado delicado. Su cantante Christopher Chu derrocha magnetismo a raudales, así que sólo con el buen material que presentaban con "Big Echo" salió todo rodado. Gran versión de su hit "Excuses" en vivo, hay que añadir.

| HIP HOP EN EL MACBA|

También neoyorquinos como Grizzly Bear son el combo Anti-Pop Consortium, que fueron la siguiente parada de nuestra ruta. Hubo que sacrificar la siempre interesante actuación de Goldfrapp, pero la oportunidad de ver a una de las bandas que mejor sabe mezclar hip hop con corrientes experimentales cómo el IDM (Música Dance Inteligente). Cuando uno ve lo que hacen encima del escenario se imagina facilmente porque han sido capaces de abrir al mismo tiempo para Public Enemy, Radiohead o Dj Shadow.

Hay muchas cosas que destacar, cómo la elaboración de los temas no parte de material pregrabado, tirando mucho de los artilugios que ellos mismos van lanzando, la fuerza escénica de su frontman Beans y un estilo verdaderamente único en cada canción. Se puede decir que terminaron siendo el concierto del festival, a pesar de que uno de sus miembros no pudiera estar esa noche encima del escenario.

La lluvia apareció justo según avanzábamos todos hacía el Metro para poder marchar al Forúm a ver el fin de fiesta con Crystal Fighters. Ante semejante panorama, una retirada a tiempo es un verdadero triunfo.