/Reseñas///

Reseña: Yawners - Dizzy

http://feiticeira.org/
Dizzy
8
7.9



Crap Recordings, Monasterio de Cultura, Sello Bramante [2015]
Productor: Como Churros Grabaciones
Banda: Elena y Oliver

Si el cassette de debut de Yawners en vez de haber llegado a mis manos del modo en que lo hizo, lo hubiese hecho a través de la limpieza del armario común con mi hermano mayor de mi hogar familiar, sin duda habría creído que lo que sonaba al pulsar el play de mi pletina eran unas canciones grabadas allá por el año 89 en algún lado de la costa este norteamericana. Sin embargo, estamos en pleno 2015, con el revival de las cintas en el ámbito underground, y la música que puedes escuchar en “Dizzy” se registró en Salamanca en algún momento de los últimos meses. Esto, por supuesto, no le resta ni un solo ápice de frescura y calidad a los ocho temas que aquí podemos escuchar, y es más, la fiel reproducción de aquel sonido que tantas alegrías nos lleva dando desde hace ya más de veinte años, convierte a este dúo en una de las sorpresas más inesperadas del año.

Elena (guitarra y vocalista) y Oliver (batería y coros) son una pareja de jóvenes que destilando actitud se atreven con toda aquella marea de bandas alternativas que empezaron con Pixies y Throwing Muses, continuaron con The Breeders y las riottt grrrl, y llegan a nuestros días de la mano de grupos como Speddy Ortiz  o Joanna Gruesome, los cuales, eso sí, quizás suenen algo más domesticados que lo que aquí encontramos. Y si lo que buscas son semejanzas más cercanas, olvídate de Hinds si es que por algún momento has cometido el error de pensar en ellas, ya que de emparejarles con algún combo nacional en lo que a actitud se refiere, la respuesta aquí serían las catalanas Mourn. Mucho mejor, ¿verdad?

Punk pop (Wavves y Best Coast también te vendrán a la cabeza) con dejes grungeros que no olvida la rabia del punk es lo que encontramos en los casi veinte minutos de estreno de este Ep, el cual nos deja con ganas de más, pero que sirve para ir abriendo boca mientras esperamos a que Yawners regresen del periplo alemán en el que parecen encontrarse de forma temporal. Sorpresas así siempre son bien recibidas.