/Reseñas///

Reseña: Off! - Wasted Years

OFF! - Wasted Years
Wasted Years
8
7.8



Vice [2014]
Banda: Keith Morris, Dimitri Coats, Steven Shane McDonald, Mario Rubalcaba

Parece tontería hacer una nueva reseña de una banda tan empeñada en hacer siempre lo mismo como OFF!. A sus cincuentaypico años, Keith Morris ha descubierto que lo que el mundo necesita es el mismo punk-rock rabioso que se estilaba en los 80. O al menos eso mismo, hecho por gente de su pedigrí y el de sus acompañantes (ya sabes, gente de Redd Kross, Rocket From the Crypt, Burning Brides, etc.) de forma que se pongan los focos en canciones de minuto y poco y en un género que a la mayoría se la ha sudado todo este tiempo.

"Wasted Years", de nuevo presentado con el artwork de Raymond Pettibon, parte del sonido básico de OFF! con 16 nuevas explosiones hardcore y letras expelidas con la rabia de la juventud y el fatalismo resignado de la edad. Morris sabe que a estas alturas no va a cambiar nada y eso es lo que parece dar a su música un curioso equilibrio entre gravedad y nihilismo feliz que entronca con el indie. El mundo se va a la mierda. Ya se ha ido de hecho, qué más da, celebrémoslo en el pogo.

Ese aura de irónica celebración se vuelve a notar en temas de rock con riffs cálidos como "It Didn't matter to Me" o "Exorcised". Y es que ahí está la gracia de OFF!, en hacer música underground y tocar tantas terminaciones musicales. Los riffs de Dimitri Coats a lo largo del disco pueden ser rápidos y básicos, pero tampoco desentonarían en un disco de stoner, de rock de garaje o incluso de metal. La exploración del camino que lleva de The Stooges a Black Flag es cada vez más patente. No es difícil imaginarse a Iggy Pop cantando "Death Trip of the Party Train" ni muchas melodías de guitarra en un disco, digamos, de Fu Manchu.

De cualquiera de las formas, la nueva entrega del cuarteto está llena de temas tan poco sobresalientes como triunfales. Desde la revuelta de "Red White and Black" a los aires doom de "Legion of Evil", la exageradamente larga "Hypnotized" (¡2:15!), la melódica "All I Can Grab" o la incisiva "You Must Be Damned", resulta imposible determinar que algún tema no esté a la altura. Es incluso fácil asombrarse de que sean capaces de utilizar riffs y estructuras tan típicas manteniendo la chispa.

¿Se repiten OFF!? Pues claro que se repiten. Llevan repitiéndose desde sus 4 primeros EPs y en "Wasted Years" la fórmula sólo se relaja lo justo para adquirir un tono algo más rockero. Un cambio nimio y suficiente para entregar otro disco más que sólido de lo que quieren deliberadamente hacer. Otro disco más que sólido de lo que el mundo necesita.