/Reseñas///

Reseña: Gaslight Anthem, The - Get Hurt

The gaslight Anthem - Get Hurt
Get Hurt
6
6.0



Virgin EMI [2014]
Productor: Mike Crossey
Banda: Brian Fallon, Alex Rosamilia, Alex Levine, Benny Horowitz

Desde que The Gaslight Anthem hicieran aparición como alumnos aventajados de la escuela del punk-rock de camisas de franela y adoración por Springsteen de Hot Water Music o Against Me! todos sus discos han ido marcando capítulos interesantes. La intensidad de los comienzos en "Sink or Swim", la chispa pop de "The '59 Sound", la introspección de "American Slang" y el refinamiento clásico de "Handwritten", les hicieron dejar fans por el camino y ganar otros nuevos, pero sin duda fueron pasos excitantes de un combo encaminado al estrellato del rock americano.

Pero algún aire raro parece haberle dado a Brian Fallon, seguramente derivado de la situación sentimental  por la que está pasando (un divorcio) porque con "Get Hurt" parece que su obsesión ha sido salirse de su propio sonido. Han buscado a un productor próximo a entornos indies (Foals, The Kooks, The 1975...) para impulsar un cambio de aires que, y lo más triste es esto, no ha llegado. "Get Hurt" es el inutil intento de Fallon por distanciar a The Gaslight Anthem de unos referentes que tanto ha proclamado en el pasado (Bruce Springsten, Pearl Jam, Replacements, Bouncing Souls...) y de acercarse a otras audiencias.

¿Por qué es un disco fallido? Fácil, porque su mejor baza es "Rollin' and Tumblin'", el tema que suena a quintaesencia de The Gaslight Anthem y esto demuestra dos cosas. Una, que la banda tiene un sonido propio ganado a pulso y dos, que es con diferencia lo que mejor saben hacer y cuando el disco termina con "Dark Places" volvemos a tener esa certeza. "Stay Vicious", otro de los temas más agradables del conjunto, se abre con un rocoso riff casi stoner junto a una incomprensible distorsión vocal para desembocar en un clima pop muy al estilo de la banda. El despliegue de electricidad es notable, pero como canción resulta un puzzle raro.

Y empieza el tira y afloja que domina el disco, lleno de momentos forzados para hacer algo diferente a lo que se espera de ellos. Así, encontramos "Helter Skeleton" con destellos a lo Manic Street Preachers y "Stray Paper" con notables guiños al enardecido soul-rock de The Afghan Whigs. Números más agradecidos que otros propios de un rock azucarado y descafeinado como "1000 Years". "Get Hurt" el tema, aún a la sombra de composiciones reposadas del pasado tan ilustres como "The Queen of Lower Chelsea", cuenta con cierto atractivo. Del que carecen experimentos del tedio como "Underneath the Ground" o la facilona "Break Your Heart".

"Get Hurt" no es un desatino total, pero sí la obra de un compositor sin enfoque. Esperamos que las cosas se arreglen en la cabeza de Fallon, porque sin ánimo de ser agorero el quinto disco de los de New Jersey suena como el típico fracaso que podría desembocar en una disolución.