/Reseñas///

Reseña: Fall Of Troy, The - Manipulator

http://feiticeira.org/drupal
Manipulator
9
9.4



Equal Vision [2007]
Productor: Matt Bayles
Banda: Thomas Erak, Tim Ward y Andrew Forsman (Nouela Johnston)
The Fall Of Troy y su "Doppelganger" fueron de lo mas destacado de 2005 para un servidor, con lo cual la edición de "Manipulator" se afrontaba con cierto temor de un ablandamiento en su sonido que no les hiciera verdadera justicia. Eso se acrecentó cuando oímos algunos adelantos, pero finalmente llegó el momento de ver que han hecho los de ...

Y la verdad que aunque "Manipulator" deja algo frío con las primeras escuchas, es fácilmente uno de los discos mas adictivos de cuantos han salido este año. Y eso que la verdad que la voz de Thomas Erak ciertamente cada vez es más protagonista del sonido de la banda, dejando mucho menos intervenir a base de gritos a su compañero al bajo Tim Ward. Así ocurre desde el inicio con "Cut Down All The Trees And Name The Streets After Them" dónde el muy melódico comienzo termina desembocando en una fiereza marca de la casa con un final eminentemente hardcore que se mezcla con el también salvaje comienzo de "The Dark Trail". Está claro además que la banda es fiel ha sabido dar un paso más hacía un sonido todavia mas personal si cabe, dónde cada vez parecen más únicos en el arte de mezclar a Rush con The Blood Brothers. El final de este tema es una especie de sonido Coheed & Cambria que más adelante también notamos en "Semi-Fiction".

Pero antes, dos de los mejores momentos de "Manipulator" llegan. Primero una comedida y suave "Quarter Past" con un trasfondo de teclados firmados por Nouela Johnston de Mon Frere, nos trae una banda algo más alejada de su sonido de siempre. Eso sí, cuando la cosa estalla, son los mismos The Fall Of Troy de siempre a base de guitarras veloces y de una sección rítmica implacable al mismo tiempo. Aunque como ejemplo de ello, mejor tenemos a "Problem!?" que en directo debe ser una verdadera bomba de relojería: riffs rápidos con su buena sesión de tapping, una acelarada batería y un Tim Ward al bajo que aporta el punto rabioso a la voz de Thomas. Todo esto, en menos de dos minutos. A ver quien lo mejora.

Después, como decíamos, "Semi-Fiction" es una pieza algo más melódica y con cierto toque de Coheed & Cambria por aquello de una mayor progresividad en el sonido. Perfecto como hacen uso de los teclados una vez más en perfecta conjunción con la impresionante habilidad de Guitar Hero de Thomas Erak, que termina a grito pelado y a guitarrazo limpio con un tema que termina en el polo opuesto a su comienzo. El disco continua melodioso y prueba de ello es el muy Weezer "Oh! The Casino!?", que aunque tiene la música algo más acelerada y vibrante si que podría ser una canción firmada por Rivers Cuomo.
Aunque si bien "Problem!?" nos había traído más su faceta hardcore acelerada, es sin duda con temas como el cuarteto formado por "Sledgehammer", "Seattlantis", "Ex-Creations" y "Shhh!!! If You're Quiet, I'll Show You A Dinosaur" en dónde comprobamos que los mismos The Fall Of Troy que firmaron sus dos obras pasadas son capaces de seguir con fiereza haciendo riffs cambiantes y temas vibrantes. Digamos que los temas brutales son aún más pasados de vueltas y gritones, y los melódicos aún más tranquilos y estos cuatro junto a los dos anteriormente mencionados son de lo más lúcido del disco.

Aunque si hay dos temas sorprendentes son los que cierran el disco. Cuando llegamos a la positivista "Caught Up" (interpretada en solitario por Thomas Erak y su guitarra) la cosa inesperadamente se calma, pero el corte final "A Man. A Plan. A Canal. Panama." (uno de los palíndromos anglosajones más famosos) es sin duda el tema más arriesgado del disco en los 8 minutos que dura. Salvaje velocidad de guitarras, potencia de batería, gritos entremezclados a melodías vocales bastante aceptables y unos continuos cambios de ritmo. Es que al fin y al cabo, eso son The Fall Of Troy.

Con apenas edad justa para beber alcohol en EEUU, estos tres chicos han demostrado que van a ser una banda que va a dar muchísimo que hablar. Poco a poco y sin demasiada prisa lo están consiguiendo, con un estilo que parecen emperrados en llevar siempre dos pasos por delante del resto de la movida que tiene el hardcore como principal influencia. Uno de los discos del año, desde ya.











   


PUBLICIDAD