/Reseñas///

Reseña: The Destroyed Room - The Magic Indian Scene

http://feiticeira.org/
The Magic Indian Scene
8
7.9



Boston Pizza Records [2012]
Productor: Jose González
Banda: Sergi, Víctor, Borja, Carlos

Con "Cringe For Two Years In" descubrimos hace unos años a una nueva banda de un género entonces de moda, el llamado folk-punk. The Destroyed Room se encontraba en su etapa casi embrionaria, practicando un punk melódico en estado de gracia y de vena acústica. Con este primer largo, la banda da un salto cualitativo perdiendo algo de esa frescura adolescente, pero ha sido el precio a pagar por unas composiciones mucho más trabajadas y arregladas.

Sin que sean casos tan parecidos, podríamos estar ante una evolución pareja a la de The Gaslight Anthem, para entendernos. The Destroyed Room tampoco se adentran tanto en el tradicionalismo americano pero ahora que son una banda en el sentido más tradicional, no sólo tienen un sonido más rock sino que además escuchamos banjos, cellos, trompetas y en definitiva, un resultado mucho más redondeado donde antes había más bien crudeza. La prueba de esta evolución es la actualizada versión "1989", la cual no deja de ser un gran tema, aunque nos quedamos con la fuerza más sobria de la original.

Y esta es la tónica de "The Magic Indian Scene". Sigue siendo punk-rock, pero engalanado, revestido por ejemplo con la intro de "The Magic In The Unseen" pero aún capaz de dejar pelotazos de velocidad y coreables estribillos como la citada, la bastante 'gaslight' "For The Ones Still Standing" o "This Fleeting March", una de las más pegadizas del lote. Aunque como decimos acercan el folk-punk a un rock americanista (ya saben, de Strummer y Ness a Petty y Young tampoco hay tanto, en el fondo) que en territorio nacional nos recuerda también a la madurez de G.A.S. Drummers y su deje noventero.

Pero no sólo la cosa va de mejor sonido y producción a la hora de abordar su punk rock n roll, que también. Buceando en el disco, que por cierto es conceptual sobre la pureza y la libertad de la infancia, encontramos tempos relajados con ese banjo en "La Llorona", catarsis acústicas como "Already Over", referencias líricas a Pavement en "Lines" y musicales a The Unfinished Sympathy o la delicada y nostálgica "The Last Summer Ever", también en clave acústica. En definitiva The Destroyed Room han ganado en sutilidad y matices y sus oyentes deben ganar a su vez en paciencia.

El sabor clásico del que hablábamos y que impregna todo el disco se deja ver con todo su esplendor en "San Gerónimo in the Morning", uno de esos temas que la primera vez que escuchas te sorprende que provenga de la banda, denota grandes mejoras en composición e instrumentación, movida por ese festivo ritmo de batería y con estupendos arreglos de guitarra y trompeta. Y para el final se dejan otra joya que sería muy del agrado de Brian Fallon, "And That Night Never Happened", rock melódico con la firmeza del punk y finalmente alargado con un extenso solo de guitarra entre otros juegos instrumentales. Un épico final apropiado para una banda en pleno crecimiento.




PUBLICIDAD