/Reseñas///

Reseña: Cranes - Cranes

http://feiticeira.org/drupal
Cranes
7
7.9



Dadaphonic [2008]
Productor: Alison Shaw & Jim Shaw
Banda: Alison Shaw, Jim Shaw, Paul Smith, Ben Baxter, Jon Callender
Totalmente desprevenido me ha cogido la aparición de este nuevo álbum de Cranes, su primer homónimo y el primero que lanzan en varios años. La razón es que no había tenido ninguna noticia del grupo más ensoñador de Plymouth desde que leí alguna crítica (favorable) de su disco de 2001, “Futuresongs”, por lo que los di por muertos y enterrados hace ya un tiempo. Es por eso que quizá haya acogido con más alegría e ilusión de la cuenta este álbum, al acordarme de repente de esas joyas que surgieron durante el auge shoegazer a principios de los noventa como son “Wings of Joy”, “Forever” o “Loved”.

Evidentemente, el tiempo ha pasado y aquellos estimulantes sonidos que nacieron como un mágico híbrido entre la armonía etérea de Cocteau Twins y la deconstrucción estructural de Einstürzende Neubauten han mutado, para devenir en una especie de trip-hop domesticado, de acogedora calidez y agradable digestión, en contraposición a las desconcertantes y misteriosas composiciones de antaño que sedujeron hasta al propio Robert Smith, su mecenas durante aquellos años.
En cambio, lo que sí que no ha cambiado es esa facilidad de los hermanos Shaw para componer pequeñas piezas de orfebrería de pop preciosista. La forma ahora es más madura, sí, pero la belleza sigue encontrándose debajo de este velo más humilde pero también más sincero a estas alturas. Pop de cámara, guitarras acústicas, piano, bases electrónicas y nula distorsión que componen un tapiz de exquisita degustación, y que a la larga sorprende porque te deja un sabor casi tan bueno como el de los discos de su juventud.

Por ello, y una vez repuesto de la sorpresa inicial, me alegro de poder calificar a este disco como un trabajo notable; los Cranes de 2008 conservan casi intactas su aptitudes musicales y espero que esto sea así durante muchos años para así poder disfrutar de más dosis de su dulce melancolía en el futuro. Bajo la forma que sea…







   


PUBLICIDAD