/Reseñas///

Reseña: Against Me! - Transgender Dysphoria Blues

Transgender Dysphoria Blues
Transgender Dysphoria Blues
8
8.0



Total Treble Music [2014]
Productor: Laura Jane Grace
Banda: Laura Jane Grace, James Bowman, Atom Willard, Inge Johansson (Fat Mike)

Dado que como melómano me interesa poco la vida personal de los músicos, estaba comenzando a cansarme de que las noticias de Against Me! en los últimos tiempos se redujeran a los problemas de identidad de Laura Jane Grace (nacida y antes conocida como Tom Gabel) y sus tratamientos para corregir ese desorden. Nada más lejos de la poca empatía con el colectivo transexual, simplemente creo que la mejor manera de normalizar algo es no hacer más aspaviento del estrictamente necesario.

Digo esto porque el nuevo disco de Against Me! es, inevitablemente, el primero en el que su frontwoman toma apariencia de tal. Y también porque, aunque se trata de un disco que desde el título a la portada y las letras, habla de este proceso, ofrece todo lo que un fan de la banda pueda desear, sobreponiéndose al anterior "White Crosses". Incluso la cantante ha decidido no hormonarse para mantener la voz, disipando así el miedo de los más reacios al cambio. Quizá se pueda reprochar lo evidente que es hacer un disco conceptual (no huyáis, que es punk-rock y dura 30 minutos) sobre la transexualidad, aunque como digo eso es principalmente problema de la ridícula cobertura en prensa musical que ha tenido el asunto en estos meses.

La banda sigue siendo la misma, pese a que su alineación no ha sido últimamente muy regular. Se mantiene James Bowman a la guitarra y a los coros y cuentan con base rítmica de lujo punk-rock con Atom Willard (Rocket From the Crypt, The Offspring) e Inge Johansson (The (International) Noise Conspiracy), aunque el sueco parece que no ha participado en disco y sí en cambio Fat Mike de Nofx ha contribuido a un par de temas. Además, lejos de sofisticarse, podemos decir que estamos ante un disco de punk-rock y rock & roll en un sentido bastante clásico, directo y hasta garajero, siempre con esa impronta irlandesa en el ADN.

Desde el comienzo con "Transgender Dysphoria Blues" nos encontramos a una Laura cantando con una rabia renovada incluso dentro de un tema basado notablemente en el ritmo. La primera mitad del disco es más discreta, empezando los mayores ganchos con el adelanto "Fuckmylife666", un perfecto tema de ese estilo llamado "orgcore" por algunos y del que Against Me! son claros exponentes. La estupenda "Dead Friend", que aúna las virtudes del croon-pop springsteeniano de The Gaslight Anthem con el punk melódico de taberna es sin duda un punto álgido. Y "Paralytic States" no se queda atrás generando un clima de esos que dan ganas de salir a  superar cualquier adversidad.

Será quizá después cuando "True Trans Soul Rebel", se desvele gracias a su contagioso tono pop en las voces, como otra de las joyas del disco. Algo más se atraganta el aire pub-glam de "Unconditional Love" que sin embargo ofrece letras poco festivas referidas al hecho de que, aunque Laura permanece felizmente casada con la mujer con la que contrajo matrimonio como Tom, no era suficiente para sentirse bien consigo misma. En este sentido, el punk-rock furibundo de "Drinking With The Jocks" es un puñetazo a la alienación social.

Y para el final hablemos de las sorpresas del disco, un par de detalles que aumentan su universo sin rubor alguno. La primera es la setentera "Obama Bin Laden as the Crucified Christ" en la que se disfrazan directamente de Black Sabbath. La segunda, es todo un guiño a la parte más trascendental del pop británico en "Coffins", desnuda y atmosférica balada en la que evocan lo que va de Morrisey a Suede. Simple y emotiva, bastante mejor que la muy previsible catarsis hard-rock final de "Black Me Out".

Es "Transgender Dysphoria Blues" un disco que necesita unas escuchas para florecer y que las diferentes líneas de estribillo, guitarras y coros tomen verdadera entidad. Si encima de ser un buen disco de punk-rock, es uno con unas letras que cuentan cosas (algo que siempre ha diferenciado a Against Me!), hay que decir sí.