[2008]: Cartel

.

.





IR AL INICIO DEL ESPECIAL










+ Radiohead:

El motivo realmente importante que es el festival Daydream no es otro que la única fecha en España de Radiohead. Desde que se anunciaron las fechas de la gira de la banda de Thom Yorke mosqueó ver un desconocido festival en Barcelona (y en jueves) como única fecha aquí. De hecho, los meses fueron pasando y el festival no pasaba de la confirmación de Radiohead ante el descontento general.

Al final, el resto del cartel arropa perfectamente una actuación como la de los británicos contando con homenajes, amigos y artistas influenciados por ellos mismos. Y es que Radiohead están siendo uno de los artistas de los que mas se ha hablado en este 2008, gracias a su evolución constante en todos los terrenos. “In Rainbows” no es su mejor disco, pero gracias al novedoso sistema de “paga lo que quieras por el disco” estuvieron en todos los medios generalistas y en el del público en general.

Centrandonos en los directos de Radiohead, poco queda ya de improvisto: fuerza cuando se dedican a distorsionar, experimentar, emocionar y poner a todos a cantar como pocos pueden hacer. De hecho, Radiohead encima de un escenario y en estudio son de los pocos que demuestran personalidad absoluta y buen hacer incontestable.

NOTA: En Barcelona, Radiohead tocarán un set de duración habitual y no de festival.

RELACIONADOS:
Radiohead en feiticeirA






+ ENEMC presenta “Off Computer”:

El Ensemble Nacional de España de Música Contemporánea será la “otra actuación” de Radiohead. No estarán ellos, pero si que estarán los temas de “OK Computer” reinterpretados junto a piezas compuestas por el propio compositor de la banda Jonny Greenwood. Bajo la dirección de Sergio Alapont, quince músicos tienen que convencer (en dos sesiones) de dichos arreglos e interpretaciones contra un público repleto de seguidores de los de Oxford.






+ Low:

Con quince años de historia a sus espaldas, Low son todo un referente de la escena independiente. Maestros de la contención, capaces de despertar las emociones más intensas con los elementos más mínimos, han creado su propio sello distintivo en el que la belleza tiene siempre algo de desolador. Acompañados por sucesivos bajistas, el matrimonio formado por Mimi Parker y Alan Sparhawk ha sido siempre el alma de una banda capaz de combinar delicadeza y distorsión. Injustamente etiquetados como slowcore, con “The Great Destroyer” (05), su séptimo álbum y primero para Sub Pop, dejaron claro que también podían tocar rápido y fuerte. Su más reciente trabajo, “Drums And Guns” (07), lanza guiños a Young Marble Giants y simboliza una nueva muestra de su voluntad de crecer y experimentar, esta vez sumando loops de guitarra y batería con espíritu combativo. Tratándose de Low, el resultado es siempre demoledor.
(por Daydream Festival)

RELACIONADOS:
Low en feiticeirA







+ Liars:

Atendamos a los nombres de los discos de Liars: según rezaba su debut, “les tiraron a todos en una zanja y plantaron un monumento encima”; para su secuela, alguien “se equivocó, y ellos se ahogaron”; en su tercer álbum proclamaron que “la batería no estaba muerta”… Pues bien: mentira, mentira y mentira. No hagan caso a ninguno de los títulos de sus discos, pero presten mucha atención a su contenido. Caracterizados por sus radicales cambios de estilo entre álbumes, estos geniales cafres neoyorquinos derrochan maestría y desfachatez (o violencia y desidia) a partes iguales. De la no-wave angular de su debut al rock frontal y ‘normal’ de su último y homònimo trabajo, los de Angus Andrew condensan la historia del punk con todos sus prefijos y sufijos (sobre todo ‘art’, ‘after’, ‘prog’, ‘proto’ y ‘post’), en un espectáculo incendiario, volátil y rocoso, siempre a punto de explotar.
(por Daydream Festival)

RELACIONADOS:
Liars en feiticeirA








+ Bat For Lashes:

Natasha Khan, el alma de Bat For Lashes, ha sido considerada algo así como la versión femenina e inglesa (mitad pakistaní) de Devendra Banhart, aunque además de con el genio neo-hippy también le han llovido comparaciones con mujeres de voces cristalinas y personalidad arrolladora como Björk, Sinead O’Connor o Kate Bush. Licenciada en cine y música, Natasha debutó como Bat For Lashes en 2006 con “Fur And Gold”, un álbum con el que fue nominada a los Mercury Prize y que le valió la rendida admiración de artistas como Thom Yorke, quien ha dicho de sus canciones que le hacen sentir como si se encontrase en mitad de un cuento de los hermanos Grimm y él fuera el lobo. Sobre el escenario, arropada por una compacta girl band, Natasha Khan, aka Bat For Lashes, despliega todas sus armas de seducción mientras encadena hits como ‘What’s A Girl To Do’ o ‘Horse And I’.
(por Daydream Festival)





+ Clinic:

Clinic llevan más de una década sorprendiéndonos con una propuesta hipnótica y paranoica, precisa y quirúrgica, pornográfica y tensa. Liderado por la carismática voz de Ade Blackburn, su voodoo punk extremo aderezado con momentos de pura melodía new wave, les ha convertido en una de esas bandas tan personales que resultan reconocibles a la primera escucha. Investigando dentro de los límites de su propio sonido, desde su aclamado y fabuloso primer álbum “Internal Wrangler” (00), hasta “Do It!” (08), no han dejado de hacer evolucionar su avant rock melódico, oscuro y experimental. Influenciados por bandas tan radicales como Moondog, We The People, The Residents, Suicide y Screamin’ Jay Hawkins, los doctores enmascarados de Liverpool pueden vanagloriarse de facturar uno de los mejores directos del momento.
(por Daydream Festival)






+ Faust:

Según algunos son nada menos que “inventores de la música industrial, precursores del post-punk y padrinos del techno”. Faust empezaron a crear a principios de los setenta, reunidos en una suerte de comuna, como si de una prolongación aislacionista del mayo del 68 se tratara. Revolucionarios, impredecibles y crípticos, su misión residió en dinamitar los formatos preestablecidos y vencer el encapsulamiento musical. En 1973 entregaban el seminal “The Faust Tapes”, primer disco de la historia realizado con cut’n’paste. Cada nuevo trabajo suyo hizo tabula rasa de lo anterior, nutriendo sus composisiones de improvisación, accidentes y experimentación. Abstracta e insondable, entre futurismo y primitivismo, hoy (cuando anuncian nuevo disco para el otoño) su no-música ya ha alcanzado la universalidad. Y como dice Hans Joachim Irmler: “Nada que sea ‘Faust' puede morir. Lo fáustico no muere”.
(por Daydream Festival)







+ M83:

Con tan sólo 26 primaveritas, Anthony Gonzalez acaba de entregar su quinto álbum, después del maravilloso “Dead Cities, Red Seas & Lost Ghosts” (03) o del estrictamente ambiental “Digital Shades Vol. 1” (07). Amante de The Cure y de la plana mayor del shoegazing, Gonzalez ha concebido “Saturdays = Youth” (08) como una desgarradora oda a la adolescencia, en un alarde de auto-ficción nostálgica pero nada autocomplaciente. Para esta nueva obra, ha llamado a los productores Ken Thomas (el cual ya se había frotado con Psychic TV o Sigur Rós), así como al discreto maestro disco-pop Ewan Pearson. Y allí están los pianos, los sintetizadores y los ambientes enfurtidos, los minimelodramas juveniles, la épica gótica y neorromántica, aunque todo suene todo mucho más amistoso que de costumbre, para alcanzar incluso en ocasiones una insospechada euforia.
(por Daydream Festival)






+ Cuchillo:

Es raro que el debut de un grupo suene sólo a sí mismo con una personalidad tan aplastante. Cuchillo lo forman Israel Marco (guitarra y voz) y Daniel Domínguez (batería y percusión) y es uno de los secretos mejor guardados de la escena del indie nacional. Enamorados del out-rock alemán -de Popol Vuh a Manuel Göttsching- y del folk psicodélico, en sus aplaudidos directos construyen canciones enlazando loops de guitarra y armonías de voz, con percusiones y ritmos que dan forma a un resultado minimal e intenso. Una única demo autoeditada les bastó para telonear y colaborar con formaciones como Carla Bozulich, Damon & Naomi, Magic Mirrors, The Warlocks o Black Rebel Motorcycle Club. Ahora, su lisérgico e hipnótico debut en largo, grabado con Paco Loco en Cádiz, embelesa a los amantes de The Velvet Underground y Matt Elliott, pero también a los de Syd Barrett y Grizzly Bear.
(por Daydream Festival)





+ Otros artistas:
Christoph De Babalon
Cristian Vogel
Four Tet
live
Modeselektor live