/Entrevistas///

entrevista con Za!

«La cosa tiene un punto de Diógenes: cualquier cosa que surja en directo, se recoge y se recicla»
Hemos estado persiguiendo a estos dos caballeros de la experimentación para que nos cuenten el secreto de su "megaflow". Tras ejercer de fans pesados, Edi Pou (Spazzfrica Ehd) se rinde y nos responde, coincidiendo con su la presentación de su nuevo disco en el Neu! Club de Madrid.
Febrero, 2011
| por Ricardo

Tras el aluvión de palabrejas de “Macumba o Muerte”, ahora venís con el “Megaflow” debajo del brazo. ¿Que es eso? ¿Algo así como la madre de todos los buen-rollos?

El Megaflow es como el Dao de Lao Zi pero sin tener que llevar taparrabos y decir frases muy cortas y misteriosas. El Megaflow hay que buscarlo y adaptarse a él, es frescor, felicidad, fluidez, farenheit, fluimucil y demás palabras que empiecen por F. Todo el mundo puede notar cuándo, quién y dónde existe Megaflow, pero nadie puede predecirlo. 

ImagenLa gran novedad es cómo habéis pasado de trío a dúo. Inicialmente pensaba que no ibais a ser capaces de recrear en vivo todo vuestro material sólo dos personas, pero pudimos dar cuenta que mutasteis de una manera muy acertada. ¿Cómo fue esa situación? ¿Dudasteis si dejar Za y hacer otra cosa, o lo tuvisteis claro? 

El último año como trío Spazzfrica Ehd y Papa DuPau ya creamos otra marca blanca, de nombre Marronero Style, para cubrir los conciertos ya pactados en los que Happy A se encontraba en viajes todavía menos exóticos, en lugares como Cádiz o Valencia. Hicimos varios conciertos de Marronero, con versiones de Nine Inch Nails, Al Bano y HiM (los HiM buenos, no los heavies nórdicos) incluidas. Una vez Happy A partió hacia el Lejano Este, la adaptación fue tan obligatoria como rápida. También nos sirvió como excusa para probar cosas nuevas, como cantar más, o cargar el mismo material (o más) entre menos gente. Lo de cantar más está muy bien, lo cargar entre menos no tanto.  

Otra cosa es que por lo que hemos podido catar de “Megaflow” y de vuestros directos como dúo parece que vais a andar metidos en una senda menos cercana a la improvisación, probablemente debido a esa ausencia de bajista. ¿Es esto así? 

Creo que ahora mismo en los directos improvisamos igual o más que antes, porque al ser dos es todavía más fácil entenderse y escucharse. Hace dos conciertos, en Tarragona nos marcamos un rap colaborativo que no cabía en nuestra sesera antes de empezar (además en ese concierto Spazzfrica Ehd se olvidó el asiento y tuvo que tocar encima de una mesa, y se olvidó el tom y tuvo que sustituirlo por un barril metálico de cerveza, a lo industrial alemán, o sea que teníamos la cabeza en otras cosas).

Eso sí, en Megaflow también hay partes de composición más complejas que las que habíamos hecho nunca antes. El objetivo siempre ha sido no repetirse, y el intento es que tanto la improvisación como la composición no se repitan. Tras unos 50 conciertos a dúo y unos 150 en total, seguimos pasándolo bien en el acto.  

ImagenEn cuanto a vuestro directo, parece que esa labor de entretenimiento no ha variado ni un ápice. Es muy gratificante ver cómo en un concierto de Za todos se lo pasan bien, pero sobre todo los dos que están encima del escenario. ¿Qué os aporta eso de estar actuando encima de un escenario? Dais sensación de entrar como en una especie de trance. 

Lo que nos aporta es tocar, en el escenario o en el local. Y lo que nos aporta tocar es una mezcla a partes iguales entre ritual, reto mental, reto físico y payasada gorda. 

¿Consideráis el directo vuestra mayor virtud? Yo creo que sois verdaderamente únicos en el mundo en eso de mezclar lo más experimental que uno pueda oír con una actuación verdaderamente lúdica y divertida. 

Si es así, nos haces felices y ojalá PachaMadreTierra te premie con 100.000 hijos o kilos de fruta, lo que prefieras. Creemos que en la base de la experimentación está el juego, la diversión, las ganas de probar sin saber qué ocurrirá, y sin estar obligado a saber mucho de antemano. Como mínimo, así es como nos salen las canciones y los conciertos.   

Otra cosa que he notado cuando os he visto en algún concierto en que compartíais cartel con otros es que soléis estar en primera fila disfrutando como el que más del resto de grupos. ¿Soléis ir a muchos conciertos? ¿Creéis que eso es algo que juega en vuestro favor a la hora de contentar tanto a la gente?  

Una de las cosas buenas de tocar a menudo es compartir cartel con más grupos, ello te permite conocer formas distintas de disfrutar la música de primera mano, y muchas de estas bandas luego pasan a formar parte de nuestro Mundo Estrella, en el que ya sabes que la senda del Megaflow está bien encarrilada. Por otra parte, muchas veces estamos en primera fila esperando a que nos dejen subir a tocar con ellos...  

Igualmente, habéis compartido escenario con muchas bandas de muy diversos estilos. ¿Con que banda habéis aprendido mas y cuál es la que consideráis más infravalorada por el público general?  

La portada del Megaflow es un mapa bastante indicativo de las bandas y lugares que nos han marcado a fuego durante esta última senda de Za! A nivel de entrega, nunca hemos visto algo como los israelitas Monotonix, y en España siempre habrá una banda por encima de las demás a nivel de coherencia, amor por los suyos y devoción por lo que hacen: los Picore, de Zaragoza. Y siempre estarán infravalorados por el público general, pero porque siempre lo han querido así.  

¿Y lo de las colaboraciones en vivo con Damo Suzuki  de Can y Angel Deradoorian de Dirty Projectors dónde fue? 

Siempre nos ha gustado mucho compartir los escenarios, porque 2 personas no abultan. Hemos improvisado con Damo Suzuki un par de noches en Euskadi, hemos hecho una canción para niños en la guardería del Primavera Sound con Angelita Deradoorian, hemos hecho una improvisación de más de una hora con Les Aus en el Tanned Tin festival, de una improvisación con Estrategia lo Capto surgió la Orquesta del Caballo Ganador, y hace una semana en Barcelona tocamos “Pisa's Tower” con Santi García, una de Aina con Artur Estrada, una de Zeidun con Joan Colomo y una de Miguel Ríos con Tarántula. Vaya Megaflow, todos ellos…  

Imagen¿El “éxito” de “Macumba o Muerte” tras tanto tiempo tocando sin grabar LP os ha llevado a tomaros menos con este “Megaflow”? 

"Megaflow" ha llegado antes porque han surgido muchas ideas de repente, durante el último año. Lo bueno de que haya tardado menos es que este disco me parece más unitario, pese a contener cosas mucho más distintas dentro de él, desde una de hip hop hasta un fado portugués.  

Al respecto de la grabación en estudio de una música tan alejada de un patrón común, ¿cómo se compone en Za? Al menos, como han surgió para este nuevo disco. 

Bastante igual que en un concierto, pero grabando las voces después. El disco suena a cómo tocábamos las canciones en el momento en que las grabamos. Ahora, 4 meses más tarde, ya han cambiado al irlas tocando en directo. La cosa tiene un punto de Diógenes: cualquier cosa que surja en directo, se recoge y se recicla para el siguiente.  

Y ahora, aparte de los dos conciertos de presentación en Madrid y Barcelona, hacéis gira por Estados Unidos. ¿Cómo se gesta esto? 

Para pegarte una gira así necesitábamos una excusa que pedir a nuestros respectivos trabajos, y la invitación al festival South by Southwest ha sido un argumento de suficiente peso para nuestros jefes y pagadores de facturas. Luego hemos ido recogiendo los contactos hechos a partir de otros conciertos y hemos ido hilvanando una pequeña gira por Nueva York, Boston, Philadelphia y varios conciertos en Austin.  

Bueno, finalmente ¿quieres lanzar algún aviso final al respecto de vuestro concierto en la sala Galileo Galilei de Madrid del próximo sábado? 

Nos hemos enterado de que Faemino y Cansado hacen monólogos en ese mismo escenario, o sea que quien quiera subir a marcarse uno será bienvenido.

Gracias por tu tiempo. Nos vemos el sábado en el Neu con o sin Faemino...