/Entrevistas///

entrevista con Viva Belgrado

«Nos parece deshonesto no poner el disco de forma gratuita después de todo lo que hemos bebido de Internet»
Con "Flores, Carne", la olla en la que los cordobeses Viva Belgrado venían cociendo post-rock y screamo ha dado un salto de popularidad tal, que Cándido (cantante y guitarra) nos pidió por favor que no le preguntáramos lo de siempre. No nos pudo parecer una petición más honesta, ¿cumpliremos?
| por Raúl Rey

Leímos un track-by-track del disco en el que vosotros mismos desgranabais bastantes influencias. Llama la atención, ya que muchas bandas son reacias a decir esas cosas o incluso se molestan, como si copiar y reciclar no estuviera en la misma historia del rock. ¿Cómo veis este tema del amor-odio con las influencias?

De la nada, nada se obtiene. Para nosotros hay veces que las canciones salen solo improvisando y otras en las que buscamos una influencia concreta, pero creo que siempre hay una labor de coger de aquí y allí, poner, quitar y experimentar, aunque sea inconscientemente. Escuché en una entrevista a Gorka Urbizu que hacer canciones a veces es como mezclar colores cuando eres niño. Conoces el azul, conoces el amarillo, pero el verde es algo nuevo. Me gustó mucho la comparación porque siempre he pensado que jugar con los arreglos es algo similar.

 

En el mismo sentido, vuestra música digamos que se enmarca en subgéneros muy especializados. Sin embargo está llegando quizá a medios no tan específicos y supongo que habréis tenido reseñas bastante genéricas. ¿Os molesta que por ejemplo cuando sale a relucir la faceta más gritona os hablen siempre de grupos más populares o de moda como Touché Amoré en vez de otros más "trues" como Daïtro o Sed Non Satiata?

Para nada, somos fans de ambas corrientes. Quizás a nivel de actitud podemos estar más cerca del screamo underground, pero musicalmente creo que la influencia de la última hornada de screamo americano es evidente. De todas formas, creo que algunas de esas bandas como La Dispute también han bebido del DIY y por lo que veo son coherentes con lo que hacen.

 

Creo que sin embargo el germen de Viva Belgrado está de alguna manera en el indie-folk, ¿no? Antes incluso de formar VB, ¿qué bandas fueron las primeras que os llevaron a coger los instrumentos?

Algunos de nosotros tuvimos entre manos un proyecto donde intentábamos hacer algo con raíces tipo Damien Jurado, Elliott Smith, Bon Iver... Pero no duró mucho. Yo personalmente empecé a tocar porque con 15-16 años un par de compañeros de clase nos flipamos viendo un directo de Green Day y nos motivó a formar una banda. Supongo que es algo muy típico en nuestra generación.

 

Estaréis pronto en el Wombat Fest, un festival en el que podríamos decir que el post-rock/post-metal abunda. Habéis estado también en el AMFest hace poco, así que parece que esta escena de lo cuasi-instrumental os acoge bien, ¿cómo os veis dentro de ella?

Es evidente que tenemos tanto una parte importante de pasajes instrumentales en nuestros temas como influencias muy claras de bandas instrumentales, así que nos sentimos muy cómodos. Es cierto que la voz es un factor que nos diferencia mucho y al que cada vez intentamos dar más peso, pero no creo que eso sea un motivo para no encajar con bandas puramente post-rockeras.

 

Muchos han señalado que vuestra parte post-rock se ha acentuado en el disco. ¿Ha sido un paso premeditado? Porque en cierto sentido parece que este tipo de post-rock se ha quemado mucho en los últimos años.

Nosotros precisamente intentamos alejarnos un poco del post-rock y por eso le dimos más peso a las voces en “Flores, Carne”, pero parece que generalmente se ha interpretado de otra forma, quizás porque las partes instrumentales han quedado más ambientales y luminosas.

 

Pese a haber sido lo que en términos underground se puede definir como un gran éxito, el disco lo pusisteis gratis en digital y así sigue. ¿No habéis tenido la tentación de rentabilizarlo un poco más?

Por un lado, nosotros hemos crecido bajándonos discos gratis y nos parece algo muy deshonesto no poner el nuestro de forma gratuita después de todo lo que hemos bebido de Internet. Por otro, nos parece ridículo no dar acceso a tu disco en tu propia página cuando dos blogs más abajo quien quiera lo va a encontrar gratis. De todas formas es curioso lo que comentas de rentabilizarlo porque a día de hoy nos ha llegado más dinero por donaciones vía bandcamp que vendiendo discos en formato físico. Y eso es algo que nos llama la atención y nos hace ilusión. Creo que cuando haces algo de forma honesta el público responde de la misma forma. Al final no se trata de imponer una norma de consumo, sino de dejar que cada uno consuma responsablemente como crea conveniente. Sé que suena a tópico, pero realmente creemos que artista y músico deben estar al mismo nivel y el uno sin el otro no tienen sentido. Al poner un precio para escuchar nuestras canciones sentimos que creamos un escalón, una barrera que queremos evitar.

 

El disco lo coeditan un montón de sellos en diferentes países (Alemania, Italia, Bélgica, UK, Rusia, Ucrania, EE.UU...) y ya de antes editasteis con un sello japonés. Imagino que tiene que ser flipante cada contacto que recibís de estos sitios para editar un disco, por otro lado, con letras en español.

Confirma que el idioma no es tan importante a la hora de transmitir emociones. La primera vez que nos pasó fue con Tokyo Jupiter y fue todo un subidón de autoestima. Con los sellos del vinilo fue más trabajoso porque fuimos nosotros (con la infinita ayuda de Walking Is Still Honest) los que le propusimos a los sellos la edición. Pero fue también impresionante, al final tuvimos que dejar fuera de la edición a varios sellos y algunos se han quedado con menos copias de las que querían.

 

En el citado Wombat Fest vais a coincidir con Toundra en directo. Parece simbólico, pues da la impresión de que estáis en un momento similar al que estaban ellos hace unos años: grupo joven con una forma de ver la música que viene del underground y que se está viendo muy favorecido por el poder de Internet, etc.

Nos lo han dicho varias veces y es un halago muy grande. Pero ten en cuenta que Toundra han grabado 4 discos enormes y nosotros apenas uno y un par de EPs. Ellos meten a 1000 personas en en una sala y están en una posición en la que poco tienen que demostrar, nosotros aún lo tenemos todo por hacer.

 

Un poco dándole vueltas a esta idea, ¿no sentís que va todo muy rápido? Os formasteis en 2012 y ya tenéis mucho andado. ¿Notáis vértigo? ¿Responsabilidad? ¿Hype?

Todo ha sido rápido pero a la vez muy escalonado. Ha sido sobre todo con el disco cuando hemos notado un aumento en la atención que se nos presta. Pero no sentimos ningún tipo de presión ni responsabilidad, solo intentamos ser transparentes y coherentes con lo que hacemos. De hecho el disco se colgó sin previo aviso el mismo día que Berri Txarrak publicaban el suyo. Siempre hemos hecho y seguiremos haciendo lo que nos gusta. De todas formas, nosotros no somos usuarios de Twitter y como habrás visto somos bastante escuetos con lo que publicamos en FB, así que tampoco le prestamos tanta atención a lo que ocurre con la banda en la red.

 

Iniciais ahora mismo gira europea, aunque ya habíais dado algunos pasos por el extranjero. Hablando del circuito underground, ¿hay tanta diferencia entre tocar en España y Francia o Alemania o hay mucho mito alrededor de eso?

Francia es complicado por el tema de los peajes, pero la escena underground es una comunidad en la que la cultura de ayudarse mutuamente suele prevalecer y generalmente siempre hemos cubierto gastos. En Alemania solo hemos estado una vez y fue increíble: agotamos merch y hubo gente que nos pidió a España posteriormente, pero pudo ser un hecho aislado. En las estadísticas de las redes sociales vemos que después de España, Alemania es el país donde más atención se nos presta, así que hemos decidido concentrar esta gira por allí. Podremos darte una respuesta más formada cuando volvamos.

 

Imaginamos que no sois de mucha exquisitez en ese sentido, pero ¿qué es lo imprescindible para vosotros cuando salís de gira una temporada larga?

Sacos, colchones hinchables y muchas cuerdas y baquetas. En la última gira no sé qué hacíamos que llevábamos una racha de 2-3 cuerdas rotas por concierto. Por otro lado, el tema de la comida. Somos casi todos vegetarianos y en España y Francia sobre todo a veces es complicado improvisar un almuerzo.

 

¿Cómo planteáis el tema de las letras? Creo que hay algo de lo que poco grupo agresivo se libra y es cierto miedo a decir cosas muy personales sin esconderlas entre ruido o gritos. ¿Os veis en el futuro cantando un poco más propiamente dicho, al estilo de lo que por ejemplo están haciendo La Dispute?

Estamos experimentando mucho en ese sentido ahora, no solo probando diferentes registros de voz, también intentando desmarcarnos un poco de la metáfora por la metáfora, que ya intentamos hacerlo en “Flores, Carne” aunque no lo conseguimos del todo. No creo que hagamos ningún cambio brusco, pero tampoco queremos cerrarnos a nada. Mientras nos emocione es bienvenido, es el único requisito.

 

Hay un punto en el tipo de textos, y en el artwork, que de algún modo parece relacionarse con el mundo oriental. El sentimentalismo de la cotidianeidad, los elementos de la naturaleza plasmados de forma visual… quizás puede estar relacionado con que hayáis gustado por allí. ¿Os consta que así sea? ¿Están esas influencias de países como Japón y su forma de ver el mundo en este “Flores, Carne”? ¿Os interesan los autores asiáticos?

Mi padre es botánico así que el tema de las flores siempre ha sido algo muy presente en casa. Quizás por ahí ha acabado aflorando todo el imaginario de cerezos, madreselva, castaños.. Por otro lado, a Córdoba se le llama frecuentemente la ciudad de las flores. Supongo que era inevitable que acabara influenciándonos.

Sobre lo que comentas del mundo oriental, nunca lo habíamos pensado. Sí somos fans de las pelis del estudio Ghibli y de algún que otro anime. También de grupos como Envy o Toe. Por mi parte, he leído a Mishima y también caí en la moda de Murakami. A nivel de cine soy muy fan de Kobayashi, obviando a Kurosawa. También recuerdo que durante el verano que hicimos el disco vi el documental de Wim Wenders Tokyo-ga sobre Yasujiro Ozu que me tuvo obsesionado un tiempo.

 

Siguiendo con las letras, es evidente su componente poético, con pasajes incluso recitados. ¿Qué papel creéis que una banda de rock puede tener en la relación de la gente jóven con la literatura? Imagino que la mayoría de vuestros fans apenas tendrán contacto con la poesía, como la mayor parte de la sociedad.

Para nosotros es simplemente otra forma de expresión con la que nos sentimos cómodos. Creo que a la hora de expresarse todo vale y no debería haber barreras. De hecho, rock y literatura no tienen por qué ser cosas distintas. Por poner algún ejemplo, las letras de Lisabö son de Martxell Mariskal, Jim Morrison escribía poesía y Gimferrer tiene muchos referentes musicales en sus poemas. En nuestro caso no creo que lo que hagamos se pueda considerar poesía, el término nos queda grande. Pero de cualquier modo, la literatura es una parte importante de mi vida y supongo que acaba reflejándose.

 

Habéis girado bastante por España y supongo que eso (aparte de Internet) os habrá llevado a descubrir grupos y escenas locales. Si tuvierais que hacer una radiografía de lo que se está moviendo en el país citando 3 o 5 grupos, ¿cuáles elegiríais?

Sin duda La Parade y Shonen Bat en Andalucía me parecen dos grupos inmensos que no tienen el reconocimiento que se merecen. Por otro lado, aunque llevan un tiempo sin dar noticias, Yaw de Donosti son otra banda increíble y creo que su disco "Malda" nunca tuvo la repercusión que debería haber tenido.

 

Lee nuestra reseña de "Flores, Carne"