/Entrevistas///

entrevista con Nueva Vulcano

«Al principio era todo más a despecho, y hoy en día relativizamos las cosas pasando todo por el filtro del humor y la ironía»
"Novelería" ya lleva un mes en la calle, y Nueva Vulcano andan presentándolo por todo el país. Aprovechamos para hablar con Wences y Albert sobre los objetivos de esta nueva aventura, así como de la grabación, de las letras de Artur y de todo lo que rodea a la banda después de más de una década sobre los escenarios.

Hace algo más de un año nos encontrábamos en Madrid a vuestro paso por aquí con motivo de la gira de presentación del single “Todo por el Bien Común”. ¿Cómo definiríais ahora, mirando atrás, aquella gira? Aparte de para calibrar vuestro directo una vez os habíais puesto de nuevo manos a la obra, ¿os sirvió como empujón para ver las ganas que había de Nueva Vulcano ahí fuera? 

Albert: Gran comida aquella (risas). Dale tu Wences.

Wences: ¿Sí? Bueno. Pues aquella gira fue sobre todo para reconocernos a nosotros mismos. Demostrar que queríamos seguir subiéndonos a un escenario juntos, y con ello empezar a ensayar, a vernos más a menudo, y poco a poco ir creando canciones. En definitiva, volver a sentir todas esas experiencias bonitas que te da el girar por ahí.

 

Al final, ya decíais entonces, que todo iba encaminado a sacar un largo, y aquí está este “Noveleria”. En lo que a sonido se refiere creo que éste entronca en muchos momentos con la evolución  mostrada en “Los Peces de Colores”, con temas más orientados al hit directo, pero a su vez veo una vuelta a los primeros años de la banda en algunas canciones, y también os veo probando nuevos sonidos no explorados antes por Nueva Vulcano (el punk pop evidente de “Reversible”, esa especie de recitados de “Hasta la Boya y Volver” o “Hemos Hecho Cosas”, el mayor número de coros de herencia power pop...). ¿Puede deberse a que os sentís tan cómodos a estas alturas que cada vez os da menos miedo mezclar todo aquello que pasa por vuestros reproductores de música?

Albert: En lo que dices tú de las nuevas referencias, creo que los tres tenemos unas influencias muy marcadas de siempre de tres o cuatro bandas, pero luego cuando nos ponemos a componer nos dejamos llevar mucho por lo que estamos escuchando en ese preciso momento, al igual que por las cosas que no están pasando en nuestras vidas fuera del grupo. Un ejemplo claro sería The Van Pelt, los cuales al visitarnos el año pasado pues nos despertaron esa influencia por algo que nos gustaba de siempre, pero que igual no habíamos mostrado de forma tan evidente. Recuerdo que un día en el local Artur dijo “vamos a intentar hacer un tema con un estilo vocal del rollo de Chris Leo, y muchas veces pues las canciones salen así por cosas de un momento concreto. 

En cuanto a lo de recoger el estilo más directo del Peces, pero con la esencia del pasado, Artur lo definía en una entrevista como “hacer un greatest hits, pero con canciones nuevas”. Con temas más rebuscados en algunos momentos, como podía pasar en los dos primeros, pero alternados con canciones donde hay coros, más arreglos, y un trabajo de producción que las termina haciendo más pop.

 

¿Cómo ha ido la grabación con Santi? ¿Sigue empeñado en haceros triunfar, y grabar hits a toda costa? ¿O esta vez habéis podido ganarle el pulso en algún momento? A tenor del sonido de algunos temas, creo que la lucha ha quedado en una especie de empate técnico.

Wences: (Risas) Le hemos tenido que frenar. Después del single, que fue bastante limpio y sobreproducido, ahora queríamos un sonido más crudo, más real, con menos pluggins. Y bueno, Santi ha tenido la maestría de adaptarse a lo que queríamos. La batería, por ejemplo, la grabó en una especie de masía, con una disposición de los micros determinada de forma que recogía el sonido del espacio para conseguir el sonido directo que buscábamos, y esto ha sido diferente a como habiamos grabado otras veces.

Albert: En este disco ha habido mucha más pre-producción que otras veces. Estaba todo más hablado con él, en plan: queremos que sea en directo, que sea sencillo, que el teclado de Marc Clos sea un Farfisa y tenga solo un sonido, no queremos empezar a doblar guitarras… Y una vez estaba todo esto claro, él que ya había intentado hacer la canción de los 40 Principales con el single, y con “Te Debo un Baile” (risas), pues ahora ya no tenía nada que perder, y aceptó cambiar el rollo hacia algo con menos post-producción.

 

Relacionado con esto, a "Novelería" se le podrá objetar cualquier cosa, pero sin duda no es un disco acomodado. ¿Qué le diríais a los más puretas que han torcido un poco el gesto ante estas nuevas influencias mostradas?

Wences: En el tema de las letras, que es algo de lo que se está hablando mucho, creo que Artur se sigue sabiendo reinventar, y con sus temas habituales de amor o de cosas cotidianas, le ha sabido dar una vuelta más a su estilo. Son relatos con un toque de ironía y de humor, que sin embargo hablan de cosas muy transcendentes. 

 

Parece como si cada vez se alejase más de lo poético, para acercarse al relato y a lo narrativo. Como si cada letra fuese una anécdota que le ocurrió.

Wences: Sí, su evolución ha ido encaminada hacía poder comunicar mejor la historia que quería contar. 

 

Y siguiendo con las letras, parece que el proceso de desdramatización en las letras iniciado con “Los Peces” , y que siguió en “Todo por el Bien Común”, ha continuado su camino en este "Novelería". ¿Definitivamente os sentís más cómodos en este tono más optimista que redundando en vuestros posibles defectos y problemas?

Albert: Está todo más relativizado. Igual esto tendría que decirlo Artur, pero bueno, igual al principio sí que era todo como más a despecho, y al final llega un punto en el que lo pasas por el filtro de la ironía, y tratas de tomártelo de otro modo. Desde la canción sobre el puto edificio que te están construyendo y que te jode por lo que sea, hasta conceptos como el “amor moderno”, que son de algún modo divertidos si te lo tomas de este modo. Ya no estamos en la oscuridad del “Principal Primera”, y aunque sean temas serios los tratados, pues él les da esta vuelta que creo que es bastante curiosa.

 

Hay referencias buenísimas en la letras como la de las "frases de mierda" del poeta filósofo Rabindranath, o en esa misma canción la referencia a otro gran barbudo como Daniel Higgs de Lungfish. O luego también citas a bares, paradas de metro, lugares de la geografía catalana… que creo que de algún modo alargan la vida de las canciones y las letras porque hace que te intereses sobre qué estará saliendo por la boca de Artur en esta canción, o en esta otra.

Albert: Artur hablaba en otra entrevista de Jawbreaker, que es un grupo que nos ha influenciado en todo, supongo que letras incluidas, y tanto en ellas, como luego en Jets To Brazil, Blake Schwarzenbach siempre cita sitios concretos, barrios de Los Ángeles… llamando a las cosas por su nombre, y dándole a las cosas la importancia que tienen, o no tienen. En este sentido, creo que Artur ha dado un paso adelante hacia esto, que era lo que quería lograr, y si tiene que citar a Uri Amat, pues por qué no decirlo. O si hablas de Fontana pues igual. Y eso hace que la gente se identifique, incluso no siendo de Barcelona. 

 

En este sentido hay un significado que se me escapa: ¿A qué se refiere con “la jota va a volver”?

Wences: "La Jota" habla de las segundas oportunidades. De cómo una persona puede llegar a superar un problema y sobreponerse. La canción explica la felicidad que le da, en este caso a Artur, el ver que una persona a la que quiere ha superado un problema serio. Igual que en el “Principal Primera” habría explicado el dolor que provoca toda esa situación, ahora se centra en explicar la alegría que supone ver como ese ser querido ha tirado para adelante con su vida.

Albert: Y el concepto Jota es algo que usamos entre nosotros para decir que alguien está animado, que está con ganas de fiesta. A esto lo llamamos Jotero, y de ahí que está canción celebre que la “Jota va a volver”, que va a volver la alegría, el buen rollo.

Volviendo al tema del sonido, Marc Clos vuelve a tener una gran importancia en la mayoría de temas de “Novelería” con sus teclados, sus metales… ¿se le puede considerar nuevamente el cuarto miembro de Nueva Vulcano? ¿Cómo ha sido el proceso de ensamblar sus partes? ¿Está girando con vosotros en estas fechas de presentación del disco?

Albert: Sí, sí, está haciendo la gira completa. Solo falla por motivos personales en uno de los diez conciertos que hemos anunciado. Mola mucho como enfoca el grupo, volcándose con ello a tope, y dando prioridad a Nueva Vulcano por encima de prácticamente todo lo que hace. Es un gusto. Y además ahora hemos montado el escenario de forma diferente para poder integrarle mejor en escena. Está al fondo en línea conmigo, con guitarra y bajo a los lados más adelante, de modo que estamos todos más contentos con cómo quedamos dispuestos sobre el escenario. La simplificación de su aportación en el estudio hace que también sea más sencillo en escena. Lleva un teclado, un vibráfono, unas maracas, una pandereta… todo más sencillo, pero aportando mucho color al sonido del grupo.

 

En cuanto al artwork ¿qué significados esconde todo ese colorido, y esos símbolos estacionales?

Albert: (risas) El tema del artwork va a traer cola. Hoy justo éramos protagonistas en Mondo Sonoro de la entrevista del fan, que son preguntas que hace la gente a través de las redes sociales para el grupo, y una de ellas era ¿Cuándo vais a hacer una portada que esté bien y no la mierda de portadas que hacéis? (risas). La gente no lo está entendiendo muy bien parece.

Wences: ¡Pero a mí la del "Peces de Colores" y la de "Juego Entrópico" me gustan! Y bueno, en esta se ha querido representar a Barcelona. Las hojas que salen son las del Platanero típico de Las Ramblas, por ejemplo, y así con una serie de elementos.

Albert: Es como que todos estos elementos que salen en la portada, están a su vez presentes en el disco. Esto es lo que quiso representar Joan Guàrdia. Están el cielo y las montañas arriba, en medio el espacio blanco que es como el libro en el que estarían todas las historias que se cuentan en el disco, luego la ciudad, y por último el mar. Es como si dijéramos una representación del grupo, que si que se nota que somos de Barcelona, y así queda reflejado en la portada. 

 

Con Nueva Vulcano siempre he tenido la sensación de que no os tomabais todo lo en serio que podríais. Como si no quisieseis poneros el listón más alto de lo debido. Y precisamente esa se ha convertido en vuestra mejor arma para poco a ir creciendo y ganando una base de adeptos para los que el grupo es una pequeña parte de su vida. ¿Compartís esta visión de cómo ha sido la evolución del grupo? ¿Estáis dispuestos a tratar de dar un paso más hacia adelante con este disco?

Albert: A nivel de grupo hay ganas de hacer cosas que nunca se han hecho. Por ejemplo, intentar hacer Sudamérica es uno de los objetivos principales de este año. No sé si es ambición o no, simplemente lo vemos como una experiencia más. En su momento hace ya mucho sí que salimos por Europa una temporada larga, pero ese circuito fue desapareciendo, y aunque ahora hay otros en donde seguro que también encajaríamos y donde podríamos tocar, pues no es una prioridad. Y no es falta de ambición, sino que más bien las prioridades han ido cambiando. Nos apetece más Sudamérica aunque sea más caro, y más complicado de organizar. Y en cuanto a España, igual no lo transmitimos, pero sí que hay un intento de ir a sitios nuevos. De ir a festivales, que apenas lo hemos hecho hasta ahora quitando el Primavera Sound de 2010 cuando ya llevábamos varios años. Hoy en día sabes que cualquier banda saca un primer disco y a poco que le vaya bien va a un montón de festivales. Nosotros nunca hemos tenido un manager así como tal, pero como el grupo ha ido creciendo aún estando parado, pues ha sido fácil que ahora nos llamen para tocar.

Wences: Hemos ido a avanzando día a día, y disco a disco. Nosotros con Bcore firmamos solo por un disco, y lo que queremos es tocar con cada disco y cada paso que vamos dando.

Albert: Sí, porque más que ambiciones de números, lo que queremos es que este disco dure. Girar con él dos años tranquilamente. Ahora hacer unas fechas nuestras en sitios más o menos grandes, luego hacer en verano una temporada con algunos festivales, para finales de año nos molaría hacer otra gira de muchas fechas seguidas en sitios pequeños, al estilo de lo que hicimos en Hasta la Boya y Volver… es decir, trabajar todos los campos, porque en Nueva Vulcano no nos queremos cerrar a ciertas cosas por estar haciendo otras. Y así, si dura dos añitos bien guapos, y la gente sigue con ganas de vernos, pues sería la hostia.

 

En la reseña del disco, que hizo nuestro compañero Raúl, éste hablaba de como a estas alturas el sonido de Nueva Vulcano está por encima de si una parte suena más a DC, otra más pop, otra más punki. Decía textualmente que vuestro sonido "más allá de una nostalgia, es un espíritu de buen rollo superior"¿Os veis reflejados en esas palabras? ¿Estáis tan en sintonía con ese optimismo que parece que hoy generáis, o creéis que igual es cosa más de la gente que se va construyendo sus mitos?

Wences: A lo largo de los años Nueva Vulcano ha ido creando una personalidad, y con las canciones nuevas que iba trayendo Artur creo que hemos logrado seguir sonando a nosotros. El ruido, las guitarras, los estribillos forman parte de nuestro sonido, pero de vez cuando tenemos esos giros que yo denomino “Cel Obert”, que de repente es como que metemos un giro en medio de una parte oscura y se vuelve todo un poco más optimista. Es algo que nos gusta hacer, y sí, es bonito eso que decís.

Albert: Una buena frase, sí.

 

Teniendo ya cuatro largos, más un buen número de singles sueltos, ¿cómo estáis planteando los directos? ¿Bolos largos con material de todo tipo, o más cortos centrados en el disco nuevo y en El Peces básicamente?

Albert: Se centra mucho en “Novelería”, y evidentemente el “Peces de Colores” gana por goleada a los otros, aunque hay presencia de todos, y de algunos singles. Y luego, lo que tenemos, es unas cuantas en la nevera para ir cambiando en las fechas en festivales, y más adelante en la siguiente gira por salas más pequeñas. Pero vamos, el concierto es largo.

 

En la última entrevista con vosotros en diciembre de 2013, comentamos el buen momento del underground patrio. Como si todo el trabajo de años atrás estuviese dando sus frutos y de algún modo la escena estuviese madurando. En este año y medio la cosa ha seguido tomando forma, y cada vez hay más sellos independientes funcionando de forma estable y dando muy buenos resultados. Teniendo en cuenta que tú, Albert, andas luchando a diario para mantener a flote La Castanya, nos gustaría que nos dieses tu opinión sobre el momento actual de todo esto que comentamos.

Albert: Pues creo que sí, que la cosa sigue madurando. Relacionándolo con Nueva Vulcano, toda esta gira nos la estamos montando nosotros, y por ejemplo la fecha de Barcelona organizamos todo nosotros, incluidas las barras, el equipo… Y los grupos con los que vamos a tocar son todos grandes bandas que están dando que hablar. Juventud Juché en Madrid, que no los hemos visto aún pero todo el mundo nos habla maravillas, vamos a tocar también con The Zhepyr Bones que son de Barcelona y también están haciéndolo muy bien. En Valencia tocaremos con Cuello, y hemos tocado ya con Betunizer, que son grupos para los que la gente tiene que estar preparada, ya que, por muy buenos que sean, no dejan de ser propuestas que necesitan de cierto background por parte del público. También nos gustan mucho Biznaga, y en fin, muchos otros grupos. Yo estoy tirando para Madrid ahora que vivo aquí (risas). Pero vamos que sí, que hay mucha gente haciendo cosas interesantes, y lo que hace falta es darles visibilidad y que a partir de ahí cada cual vaya labrando su carrera. Luego ya dentro de diez años será el momento de mirar atrás, y creo que entonces se podrá confirmar todo este buen momento que parece que estamos viviendo.

 

Y ya de paso, ¿nos puedes, si no avanzar, sí decir si tenéis alguna sorpresa en forma de gira o lanzamiento de cara a los próximos meses con La Castanya?

Albert: (Risas) La sorpresa a voces que tenemos en breve es la reedición en vinilo de los dos discos de A Room With A View, que sale ahora para el Record Store Day, y luego tenemos en mente reeditar también los dos discos de The Van Pelt para después del verano. De momento poco más. Es que no es fácil montar una gira como la del año pasado de The Van Pelt (risas), pero bueno algo intentaremos cocinar.

Wences: Eso el Joan, que es el que siempre está investigando y tramando cosas con grupos para estar a la última (risas).

 

La gira de "Novelería" arrancaba el 28 de marzo en Barcelona (Fabra i Coats); y ha pasado ya durante el mes de abril por Palma (3, Luna), Bilbao (10, Kafe Antzokia), y San Sebastián (11, Dabadabada). Quedan por delante las fechas de Zaragoza (22, López), Madrid (24, Caracol), Santiago De Compostela (25, Capitol) y Valencia (30, La Rambleta); y tomará la recta final en mayo en Granada (15, Planta Baja) y Sevilla (16, Sala X).