/Crónicas///

Crónica: Wire - Madrid (17/02/2011)

17/02/2011, Madrid
8.2
Colin Newman, Graham Lewis, Robert Grey (Matt Simms)
8
Moby Dick Club, Lleno
Precio: 20 / 22 euros

Tiempos de revival continuo corren por el mundillo musical. Algunas veces te llevan a la decepción de poder ver a tu banda favorita pasando por su peor momento, y otras veces pasa al contrario. Enfrentarte a un concierto de Wire podría pasar por una situación intermedia en la que naturalmente no conservan aquel toque mágico de "Pink Flag", pero siguen sin fallar en demasía.

Al entrar a la sala daba la casualidad que un servidor se indignaba, entre risas, ante un comentario que hacía referencia a su propia edad. Al salir de la sala, tras ver a estos yayos de Wire hacer las cosas tan bien, me lo tomé cómo un verdadero halago, porque la verdad es que se siguen mostrando tan intratables como suponemos fueron en sus tiempos más álgidos.

Ni siquiera pudieron con ellos una de esas nuevas sensaciones de los tiempos de Internet. En esos tiempos en que todo ser humano puede tener un grupo con cuatro buenas ideas y un buen reverb una banda como Weekend tiene mucho que decir, pero Wire son palabras mayores. Es cierto que "Sports" es un muy buen disco y que este trío ha sabido aunar muy bien el ruidismo puro con ciertas dosis de post-punk. El ritmo gana muchos enteros en directo perdiendo todo ese peso de guitarras que si tenemos en estudio, pero al final parece que eso los convierte más en una banda que tiene algo que ofrecer que una montada en casa con cuatro arreglos.

Wire después arrollaron repasando sobre todo el reciente "Red Barked Tree" y apenas un guiño final en "106 Beats That" al gran "Pink Flag". Puede sonar a feo contar con un repertorio así, cuando tienes temas tales cómo "Three Girl Rhumba" o "Reuters" en tu repertorio. Pero cuando tienes repertorio de sobra, un sonido perfectamente potente y una presencia tan impactante, nada puede terminar siendo malo.

Graham estuvo tan serio e intrépido al bajo como su mala hostia a punto de estallar, pero el grupo si terminó de estallar del todo. El día que les de por hacer un "Performing Pink Flag" lo parten del todo.