/Crónicas///

Crónica: Vistalegre - Madrid (29/09/2010)

29/09/2010, Madrid
7.0
Marc Clos, Santi Garcia y Roger Ortega
7
Siroco, 3/4 de sala
Precio: 8 euros

Jornada de huelga general en la capital del reino que al final no lo fue tanto, al menos en Siroco no se siguió, con un concierto de muchos factores comunes: dos bandas BCore, dos power-trios, dos bandas cañeras y seis personas la mar de majos.

El turno de abrir fue el de los locales, como suele ocurrir, pero a decir verdad Challenger terminaron teniendo mayor presencia. Para algo están presentando (otra vez) su segundo trabajo, "Ümelsion", mientras los de Sant Feliu de Guixols apenas acaban de sacar el primero.

Los chicos de Challenger nos tienen conquistados desde hace mucho tiempo, pero he de reconocer que su directo no había llegado a hacer la justicia merecida a un trabajo sensacional en el estudio. Puedo decir que el de Siroco, ya con un repertorio intratable, sonó a gloria y los corona en vivo como la banda gamberra pero tenaz que debiera ser.

No hubo que quejarse ni un sólo segundo de los problemas habituales de volumen que tienen, ni tampoco de no escuchar sus necesarias melodías, así que todo fue un paseo triunfal de hit tras hit con mayor presencia de "Dilitid" que de su reciente trabajo: "Rusty More", "All", "Good Girls on my Birthday", "Severed Finger", "My Man" o el habitual cover de "Police On My Back". Aprobados con nota esta vez.

El caso de Vistalegre fue bien distinto, porque aunque Santi García pasa por ser uno de los productores más queridos y venerados por todo el mundillo musical, su sonorización de Siroco aquella noche dejó mucho que desear. A veces, el exceso de volumen tira por tierra un concierto al completo, y el de Vistalegre estuvo a punto de cargarse todo por no poder disfrutar de esas geniales melodías que tanto nos recuerdan a Superchunk, a Aina o a los propios No More Lies.

Menos mal que con todo y con eso el trío nos dio una buena lección cada uno a lo suyo, y sobre todo demostraron unas ganas por tocar soberbias. Sobre todo se dejó notar en cada golpe brutal de batería.

Esperemos una ocasión más adecuada para verlos, que además nos quedamos con las ganas de no haber podido oír temas como "Sea Smell", "Wires" o "I Trusted You" con mayor detenimiento para poder hacer coros.