/Crónicas///

Crónica: Standstill - Madrid (20/10/2005)

20/10/2005, Madrid
7.0
Enric, Piti, Ruben, Elías y Ricky
7
Sala Arena, Medio lleno
Precio: 10 €

Bcore es, sin lugar a dudas, uno de los sellos discográficos más importantes de este país, adquiriendo en los últimos años una presencia mas allá de ámbitos underground, llegando también a contar con grupos con un nombre creado ya en la música de aquí. Así pasa ya con gente como The Unfinished Sympathy, Delorean, Madee y sobre todo Standstill, que suelen llenar salas madrileñas con cada visita que hacen por estas tierras. ¡Y eso que vienen muy a menudo! El otro día, se dieron cita 4 grupos del sello para celebrar el cumpleaños de BCore y su "padre" Jordi. Entre los asistentes se notó que existía cierta devoción hacia Standstill (sobre todo en las primeras filas, claro) y que la gente coreaba mucho mas sus temas de un año a esta parte. Al margen del concierto de Standstill el ambiente fue muy escaso y en todo momento estuvo demasiado frío a excepción de algunos momentos de Nueva Vulcano. El sonido de la sala, lo peor sin ninguna duda.

Empezaron The Linn Youki Project muy tarde, como una hora después de abrir puertas. El hecho de tardar tanto creo que fue uno de los detonantes también de que el público se enfriara tan notablemente. El grupo de Marco Morgione salió dando mucha caña. Dos bajos y batería, aparte de los soniditos varios que los caracterizan que en directo dan mucho juego. Desde luego,la gente no los conocía pero se ganaron al público a pesar de que no tenían las visualizaciones habituales en sus shows, con lo que el concierto perdió bastante. En definitiva, a la gente le gustó pero quizás sean de ese tipo de grupo que gustan más en el sofá de tu casa, que en una sala tirando a grandecita. El sonido no fue muy bueno, pero ya se sabe lo que suele pasar con los teloneros...

En seguida salieron a escena un grupo que si tiene con algo más de base de seguidores. Sibyl Vane salieron a comerse el mundo, pero creo que por ahora se les escapa un poco eso de comérselo. En general, el concierto fue bastante regular, tirando a malo. Su disco Mermelada de Tomate suena fresco y es bastante aceptable, pero en directo suenan realmente mal. El sonido de la sala, como hemos dicho, no fue para nada bueno en ninguno de los conciertos, pero en este caso al margen del sonido en si, la ejecución de los temas que en el disco suenan bastante bien fue realmente mala. Las voces sufrieron más el sonido, si las voces se hacen a ratos insufribles en el disco en directo van muy a peor. Se salvaron del repertorio “Pomme de Terre” y el single-video clip “Invisible Sin Desaparecer del Todo”, que sonaron algo mejor. Quizás en unos años, sean un buen grupo en directo, pero hoy por hoy, ninguna de ellas da el nivel del disco, ni por supuesto el nivel de BCore.

Llegó el turno del trío barcelonés Nueva Vulcano. Los ex-Aina y ex-Shanty Rd, dieron un muy buen concierto. Sobre todo a nivel musical. A mi parecer, fueron los que mejor sonido tuvieron, pues sonaron como una apisonadora. Eso sí, la voz no sonó prácticamente nada, bien por el señor de la mesa de mezclas o quizás también por el estado con el que el cantante del grupo salió al escenario (no vocaliza mucho habitualmente, pero en Arena vocalizó mucho menos de la cuenta). Sonaron muchos nuevos temas del nuevo disco que venían a presentar, Juego Entrópico, que como comprobamos siguen el buen hacer de su disco debut Principal Primera. Especial mención a un par de temas de ese primer disco: “La Venda Negra” y mi tema preferido del grupo, “El Día de la Luna”. Y también fenomenales especialmente dos nuevas: “El Día de Mañana” y la ya conocida “Sagrada Familia”.

Así que, tras un gran concierto de Nueva Vulcano, nada podía acabar mal, ya que Standstill son uno de esos grupos que jamás da un concierto malo (el del Metro Rock de este año fue hasta aceptable a pesar de que era a las 4, con la solanera de frente y con el público tumbado y untándose cremita). Con todo listo y sin teclado, atacaron todo un temazo: “Always Late”, de su Memories Collector. Después siguió una canción nueva que ya tocaron en el Metro Rock, si mal no recuerdo. Fenomenal canción, muy en la onda de los Mars Volta del segundo disco, con Piti a la pandereta mientras el resto del grupo se movía a golpes espasmódicos. La verdad que oído este tema, pinta muy bien lo nuevo de este grupo. El resto del concierto, muy bien, Enric como siempre bailando, grandes las guitarras, grande Ricky... El sonido del bajo demasiado alto, ensombreció el concierto que tuvo los temas asiduos del grupo: “Ride Down The Slope”, la celebrada “Poema Nº 3”, la alegre “Cuando” y “Felíz en tu Día” que le dedicamos todos a Jordi, por su Bcore y sus 15 años. Los bises fueron dos temas locura como siempre “Two Minutes Song” y “Words”, para acabar con “Dead Man Picture”. Gran concierto, aunque quizás no tan bien que lo que con anterioridad nos venían demostrando, y es que se les notaba algo mas difusos quizás debido a aquello de no estar en plena gira.

En definitiva, celebramos 15 años que saben a gloria. Sin BCore el panorama musical de este país no sería nada igual, ¡Y que cumplan muchos más!