/Crónicas///

Crónica: Rick&Vera - Madrid (09/12/2015)

09/12/2015, Madrid
7.0
7
Costello Club, Más de media sala
Precio: 8 euros

Probablemente al leer el grupo del que hablamos en esta crónica alguno ha dicho “Ya están estos madrileños de feiticeirA hablando de grupos de sus colegas”. Bien, pues no es el caso aquí, aunque la verdad es que Rick&Vera si son madrileños y de hecho vienen con unos padrinos de lo más influyentes dentro del underground castizo: los chicos de Holy Cuervo, aquí vamos a hablar de un descubrimiento en toda regla. Y si no los has escuchado, mejor dar una escucha, claro.

El dúo formado por los susodichos Ricardo y Vera presentaban pues en Costello Club su EP de debut, llamado justamente “Rick&Vera” y editado precisamente por Holy Cuervo, ante una buena entrada. Entre los asistentes parecía haber una gran cantidad de rostros conocidos para ellos mismos, de modo que se les veía bastante a gusto y cómodos. Hacía apenas unos días que habían acompañado a Kelley Stoltz y Dirty Ghosts en Moby Dick, pero parece que se mostraron igual de sueltos como cabezas de cartel que como banda de acompañamiento.

Yendo a lo estrictamente musical, el dúo que forman estos jóvenes los sitúa en una estela que podría recordar a The White Stripes o The Black Keys para el público más casual, pero se nota que detrás de esa juventud y de este formato dúo tan de moda no hay nada impostado. Rick&Vera no son únicamente un grupo de guitarra y batería con un trasfondo blues rock a la moda, parece que hay un trabajo bastante más genuino en el uso de lo que disponen. Por ejemplo, las subidas y bajadas en su pegada o sobre todo en un uso de percusión excelente (por ejemplo, el bohdrán en “Velvet Sky”). No vamos a negar que dentro de su estilo hay claras influencias de bandas llamemos populares que bien pueden llegar hasta bandas estilísticamente alejadas (a priori) como Muse, pero al dúo madrileño le auguramos un futuro más que interesante fruto de su valentía ampliando horizontes.

Sin hacer de menos a esas percusiones tan bien llevadas que mencionábamos antes, se hace inevitable destacar la voz de Rick. Sobre todo con cierto magnetismo que muestra en escena, podemos convertirle en algo así como en un Alex Turner local, ya que aunque musicalmente no es que sean del todo grandes deudores de Arctic Monkeys o de The Last Shadow Puppets hay algo especial en la manera en que Rick se enfrenta al micro. Otro hecho destacable es que cuando componen en castellano, con letras bastante bien trabajadas, consiguen un punto extra digno de mención. Por algo “Quizás” fue el tema más celebrado, y el que podría ir ampliando mucho público para ellos. EL primer paso es dejarse ver mucho en labor de teloneros, porque su directo entra bastante bien como entrante para casi cualquier concierto de rock que pasee por Madrid. Los veremos en la próxima, y que sea pronto.

 

FOTO POR Eriote.com