/Crónicas///

Crónica: Messer Chups - Madrid (18/07/2007)

18/07/2007, Madrid
7.0
Oleg Gitarkin y Sveta “Zombie Girl” (Denis Kuptzov)
7
Gruta 77, 200 personas aprox.
Precio: 8 €

Pocas ideas mas "cool" puede haber en el mundo que ir a ver a la islandesa Björk. El día que nos ocupa, ella tenía previsto actuar en la madrileña Plaza de Toros de Las Ventas... Claro, que nosotros como somos mas "molones" que nadie pensamos que era muchísimo mas "cool" ver un grupo de surf/bizarro ruso en el Gruta... Así de raros somos.

Con el habitual retraso de la sala salió al terreno de juego la peculiar banda de jazz experimental Dead Capo, tras la obligada visita a los bares de alrededor... La banda directamente sacó a Henry Mancini a relucir y se marcó un "Charade" impecable, que curiosamente también incluyen Messer Chups en su discografía. La banda madrileña es una verdadera joya en directo: saxofón perfecto, guitarrista capaz de moverse en todos los palos, contrabajista y baterista impecables... En fin, un lujazo de banda que tiene el buen gusto de sacarse de la manga tributos a John Barry, al jazz mas remolón, al swing mas digerible o de influencias de la música de bandas sonoras, de John Zorn o de Morphine, sobre todo en un tema final que nos hizo plantearnos si era versión de ellos o no... ¿Lo era?

En un tiempo récord entre actuación y actuación, los rusos Messer Chups subieron a escena con el prometido batería acompañándolos (gran noticia). A un lado la exuberante Sveta "Zombie Girl" y al otro Denis Zuptzov hacían las veces de escuderos de un impresionante guitarrista como Oleg Gitarkin, que era el encargado de lanzar las proyecciones que aparecían en la pantalla trasera, así como la multitud de vídeos graciosos e irónicos al mas puro estilo Ed Wood o Bela Lugosi.

El concierto comenzó, en la penumbra, con poco mas incentivo que el de ver a Oleg desenvolverse a lo largo y ancho del mástil de su guitarra a golpe de música surf, y sin nada de hacer el ruido al que nos tenían acostumbrados. Vamos, que los Messer Chups de "Hyena Safari" o de su reciente "Zombie Shopping" son inevitablemente los Messer Chups que hoy en día podemos ver en directo, y cualquier parecido con la locura y variedad de sonidos de "Crazy Price" es mera curiosidad. Otro punto en contra fue una actitud excesivamente fría, mas bien gélida, por parte de los miembros oficiales del grupo y apenas modificada por un majete batería que nos comentaba algunas cosas en inglés.

Aún así, el concierto no es que fuera malo pues la verdad que estuvimos ante un magnífico concierto de música surf en todas sus vertientes, con cierto halo de oscuridad psychobilly que lo hacía algo mas especial. Pero es inevitable sentirse ciertamente decepcionado ante un concierto excesivamente lineal, sin sintetizadores y, como era de esperar, sin teremín. "Das Model" de Kraftwerk y su particular versión del clásico "Popcorn ", ambas cambiadas a base de veloces y certeros punteos de guitarra, fueron de lo mas destacado de un repertorio que no sabemos hasta que punto correspondía la discografía de los de San Petesburgo.

Un buen concierto de surf (¡Y con un precio de risa!), pero con poco sobresalto digno de mención en el horizonte de esta excepcional visita rusa a la capital. A algunos les valdría con ver con ese minivestido a Sveta, que se llevó el título a la bajista mas sosa de la historia de la música.