/Crónicas///

Crónica: Erizo - Bilbao (22/01/2011)

22/01/2011, Bilbao
8.0
8
Gazte Lokala, 30-40
Precio: 5 euros

Ahora mismo el Gazte Lokala es uno de los pocos sitios sin ánimo de lucro en Bilbao que programa conciertos decentes. Así que cada vez que algo se monta, merece la pena echar un vistazo. Esta vez la cosa se prometía noventera con la presencia de los amantes del riff gordo, R y los del indie-rockeros con vena punk, Erizo. Antes tocó Antonio Ferez, cantautor que se unió a última hora y cuya música no parecía tener que ver con el sonido de ninguna de las bandas posteriores. En cualquier caso nos lo perdimos.

Los R, banda guipuzcoana ya veterana pero que al parecer se lo toma con calma en su actividad, demostraron con robustez de trío, que hacían justicia a influencias por ahí citadas como Dut, Failure o Helmet. Lo que les falta hasta llegar a codearse con estas bandas es un poco lo de siempre, algún tema con más gancho, alguna melodía más original, una vuelta de tuerca a la composición, en definitiva. No obstante dieron un concierto lleno de guitarras aplastantes y distorsionadas y voces melódicas apoyadas en un colchón rítmico que retumbaba a base de bien. Clavaron las reglas de las bandas de post-hardcore que más se metieron en los terrenos alternativos.

Más tarde vendrían los Erizo, banda vitoriana de más reciente creación y movimiento (ya se han dado un paseo por todo el norte peninsular de Catalunya a Galicia, pasando por Portugal) pero que paradojicamente aún no se habían dejado caer por Bilbao. Formados por gente ya curtida en bandas anteriores de hardcore, indie o rock alternativo, y también en formato power trio, metieron una buena ruidera en el local, recordando a unos Nudozurdo más directos y sin domesticar.

Lástima que, cantando en su caso en castellano, el sonido no hacía nada inteligibles unas letras que ya en disco hay que prestar atención para entender. En su caso, el mayor escollo es una sensación de linealidad a lo largo del concierto, por eso y no sólo por meter tralla a los instrumentos decimos que tienen un carácter punk-rockero bastante acentuado. Una vez agotadas sus favoritas del debut “Disparando a Perros”, entonaron un bis no sin antes advertir que las que quedaban eran ya "muy malas" y hasta la próxima visita, que esperamos sea más pronta que tarde, por parte de ambas bandas.