/Crónicas///

Crónica: Desguace Beni - Bilbao (25/03/2011)

25/03/2011, Bilbao
7.7
8
Gazte Lokala, Medio aforo
Precio: Gratis

Conciertos gratis en el Gazte Lokala de Deusto con motivo de sus fiestas patronales. Sin embargo el tono de la música no era de lo más festivo, sino más bien englobado en los territorios del metal y el hardcore mugriento e instrumental.

Abrían los locales Gertrunk, en los que milita un componente de Loan, allí al bajo, aquí a la guitarra. El cuarteto practicaba un metal extremadamente lento y adscrito al drone. No en vano Earth y los riffs de Dylan Carlson nos venían a la cabeza una y otra vez durante su actuación. Riffs potentes pero lentos y tejiendo melodías a modo de mantras acompañados de bajos tan contundentes como monótonos para incidir con el tema hipnótico. 

Tal vez la batería jugaba un papel más diferente, al menos no guardando tanto los compases lentos, sino llenando más el ambiente. Lo que desde luego no hacía su teclista, de cuyo instrumento apenas discernimos que saliera algún tipo de sonido. Curioso cuanto menos sobre todo porque en unos temas bajaba del escenario siendo la diferencia inapreciable, esperamos que por temas de ecualización más que de minimalismo pretendido porque desde luego sería pasarse de la raya con mucho.

Por su parte los madrileños Desguace Beni (descacharrante nombre bajo el que se esconden un dúo de componentes de Moho y Reznik) ejecutaron con bastante frescura un repertorio que remitía en parte a sus bandas, sobre todo a Reznik por aquello del formato instrumental guitarra-batería y a otras bandas de similar concepto como The Joe K-Plan. Es decir, lo suyo anda a caballo entre el noise-rock y el punk, pasando por sonoridades próximas al grunge, al garage o incluso el surf. O dicho de otra forma, temas instrumentales basados en riffs y en la pelea de estos con los aporreos de su concentrada baterista.

Algo sorprendente y supongo que para ellos parte de la diversión del proyecto es el cambio de instrumentos respecto a sus bandas principales; él, de bajo a guitarra y ella, de guitarra a batería. Sea por eso o simplemente porque sus composiciones, sin ser gran cosa, se hacen muy amenas en directo, seguramente nunca nos aprenderemos sus compases, pero siempre será agradable verles en directo.