/Crónicas///

Crónica: Bullitt - Madrid (21/02/2013)

21/02/2013, Madrid
8.0
Ferran Bonet, Xavi Calvet, Carles Paz, Enric Pla
8
Costello, 3/4
Precio: 8/10 euros

Gran arranque en la noche de ayer de la semana de conciertos de Bcore en Madrid. Con dos de sus bandas más en forma completando un cartel muy equilibrado, el sello barcelonés daba el pistoletazo de salida de un ciclo de actuaciones que sigue hoy con Jupiter Lion y Flyingpigmatanza, y mañana con Joan Colomo y María Rodés.

Sin un telonero claro, pues ambas bandas tocaron el mismo tiempo, salieron primero a escena por aquello del respeto a los que más tiempo llevan, los indierockeros Dulce Pájara de Juventud. Dando como quién dice la vuelta a su Lp de debut centraron su primer tramo de actuación en las canciones de la cara B del mismo. "Nebosky" en primer lugar sirvió para ajustar un poco el sonido, y lo cierto es que sin llegar a la perfección, si que se podían apreciar todos lo matices de voces y teclados junto al conglomerado de distorsión de las guitarras. Así entre oh oh ohs, fueron cayendo "Dulce Pájara", la estupenda "Ani", o la punkarrila (siempre hablando en coordenadas pop) y coreable "Junior vs Death". "Dear Bruno" terminó de meternos de lleno en su peculiar forma de mezclar la sutileza de The Pixies con el indie rock más aguerrido.

Cayeron algunos temas nuevos que siguen la línea de su debut en el tramo central, de igual modo que sonó la icónica marcianada "Nacer 3" con el pastor Paniagua como protagonista, y ya hacia el final, igual que abrieron con el final del disco, para acabar lo hicieron con el comienzo del mismo. Melodía, base rítmica gorda, y esa epicidad que tan bien controlan, fueron las protagonistas en "Feel" y "Gigalove", dos de sus hits que sin duda no fallan en directo. Una nueva muestra del crecimiento de estos jóvenes a los que mucho se les debería torcer ese segundo Lp en el que demostraron estar trabajando, para no seguir creciendo como una de las formaciones más importantes en el indie nacional.

Cogían el testigo inmediatamente los gerundenses Bullitt, y venía el cuarteto dispuesto a demostrar que en Bcore todavía hay sitio para esos sonidos provenientes del hardcore que hace no mucho les aupaba como el sello más importante de España en la materia. Con su magnífico "So Many Ways" bajo el brazo, fueron los temas de su tercer disco los que nutrieron mayormente sus 50 minutos de actuación, en los que eso sí, también hubo hueco para mirar atrás.

Cuando tienes un disco tan brillante como el que la banda de Xavier Calvet se han marcado, debe ser complicado hacer el ejercicio de nostalgia de mirar a tus otros discos, y es que "Live Unfraid", la novedosa "Fallen" o la enérgica "She Leads My Soul", sonaron de fábula en un inicio de concierto que ya de primeras nos ganó a todos. Tras este trío de temas un breve parón y rápidamente una pincelada a "Love Or Die" de mano de la sentida "Don´t Ever Fail", que seguida de la muy Unfinished, "Dinosaurs", y de la preciosa pieza power pop, "Lucky", confirmaba lo que ya sabíamos: nos las íbamos a cantar todas. Los matices en los juegos vocales, en las armonías, y en general todo ese deje power pop que desprende su último disco, quedaba retratado de forma sobresaliente en este tramo.

"Beta Pelican", también de su segundo álbum; el trallazo que supone a mitad de actuación "Have It All"; la muy noventera "See The Light"... y de pronto, casi sin darnos cuenta, estábamos acercándonos al final de la noche. Pero antes de eso aún nos quedaba disfrutar el emo rock coreable de "Back To The End", el trallazo que daba nombre a su segundo Lp, "Love Or Die", y la última canción de "So Many Ways", una "Hiding In The Trees" que con su rollete Foo Fighters, es una muestra muy clara de que Bullitt ya no son una banda más de hardcore, si no todo un grupazo de ROCK con mayúsculas, que además sonríen. Como debe ser.