/Reseñas///

Reseña: Mudhoney - The Lucky Ones

http://feiticeira.org/drupal
The Lucky Ones
8
8.0



Sub Pop
[2008]
Productor: Tucker Martine
Banda: Mark Arm, Steve Turner, Guy Maddison, Dan Peters
Cuando a alguno le ponen un dulce, le dan a probarlo y después se lo quitan, la sensación es frustrante cuanto menos. Esa fue la primera impresión que tuve al escuchar "The Lucky Ones", un disco que apuntaba a que Mudhoney habían parado para mirar atrás con un poco de nostalgia, que no era necesaria.

Y es que, pese a la historia que escribieron a base de pantanosos himnos de indie punk, los de Seattle dejaron bocas abiertas, no precisamente de bostezo, con la evolución plasmada en "Since We've Become Translucent" y "Under a Billion Suns", que contemplaban a una banda madura, con una cierta pérdida de rabia compensada por exuberancia instrumental y toneladas de psicodelia.

"The Lucky Ones" ve a Mudhoney recreándose un poco más en su sonido, con lugares tan comunes en sus composiciones que algunas da la impresión que les han salido sobre la marcha. Ojo que por mucho 'dejá vú' que suene en el groove de cada riff, en cada bajo bluesero, en cada estribillo nasal y aullido lupino, "I'm Now" o "The Lucky Ones", consiguen en todo caso ser exponentes perfectas del sonido marca de la casa. Y esto es punk-rock a trompicones, sucio y lleno de fuzz.
En todo caso, el disco mejora según avanza y uno se mete en su particular ambiente de hipnosis rock n roll. Algunos de los mejores momentos son los que nos recuerdan a los Stooges más cavernosos, como "Next Time" o "The Open Mind". Otro 'highlight' es la lección que en "Running Out" dan a cualquier grupo de pipiolos que nos vendan como salvador del rock.

En el apartado más psicodélico hay que destacar las melodías de "And the Shimmering Light" y "We are Rising", en la línea de su pasado reciente. En contraposición destacan también "Tales of Terror", punk drogado donde incluso caben los pianos, un tema donde Mark Arm y su garganta olvidan los años que les contemplan en este negocio. Y por supuesto la llama de los Sonics presente en "New Meaning".

En fin, "The Lucky Ones" recupera a los Mudhoney más rockeros, da más de lo mismo y bueno a sus fieles, pero nos priva de casi todas las dosis de experimentación que tan bien les estaban sentando. Al margen del boogie-punk de "What's This Thing?". Al final, la sensación no ha sido tan diferente de la que experimentara años atrás con "Since We've Become Translucent". Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y yo debo ser muy torpe por dudar de Steve Turner y compañía a estas alturas.









   


PUBLICIDAD