/Reseñas///

Reseña: Idlewild - Make Another World

http://feiticeira.org/drupal
Make Another World
7
7.5



Sanctuary
[2007]
Productor: Dave Eringa
Banda: Rod Jones, Colin Newton, Gareth Russell, Allan Stewart, Roddy Woomble
Sin ninguna duda, “Warnings/Promises” fue el álbum más decepcionante de Idlewild, en todos los sentidos. Por un lado, la banda no fue capaz de ganar nuevos fans con un sonido más meloso, mientras que tampoco pudo retener a sus antiguos seguidores que añoraban las guitarras afiladas. Por otra parte, nunca llegaron a salir del Reino Unido con el disco y Parlophone, su sello de toda la vida, rehusó a revisarles el contrato, terminando así con una larga relación. Y, además, las críticas no ayudaron, considerando que la banda había dado un paso atrás con respecto a “The remote part”.

Entre ambos discos han pasado muchas cosas. Roddy Woomble editó el pasado verano un fantástico álbum en solitario en el que juega con el folk, en muchas variantes, lo que le ayudó a relajarse entre amigos y a dar salida a algunos temas que Idlewild nunca habría podido publicar. Los propios Idlewild han logrado también finalizar su proyecto “Ballads of the book”, un disco en el que grupos escoceses cantan letras de poetas de aquella tierra, y, el sello Sanctuary se ha hecho cargo del grupo. Sin duda, la salida de una multinacional, y todos esos eventos, han ayudado a que el grupo haya estado mucho más relajado a la hora de preparar este largo.
El disco comienza con “In competition for the worst time”, una canción que no habría desentonado en absoluto en “100 broken windows”, para pasar a “Everything (As it moves)” y “No emotion”, que es el primer single del disco y da un pequeño giro hasta lo que habíamos visto en la banda, ya que cuenta con un estribillo que cualquier Dj de indie puede pinchar a nada que le suba un poco el pitch. “If it takes you home” es un auténtico trallazo de punk muy al estilo de aquel “A modern way of letting go”, mientras que no encontramos ningún tema lento hasta el corte número siete: “You and I are both away”, que cuenta con una preciosa sección de viento. Quizá influenciada por el trabajo del álbum en solitario de Woomble. Cabe destacar la ausencia de temas lentos entre los diez que componen el disco, pero este desequilibrio se ve ampliamente compensado ya que las dos canciones más lentas cuentan con una profundidad que se echaba de menos en el “Warnings/Promises”. Además, por primera vez en mucho tiempo terminan el álbum con un medio tiempo, “Finished it remains”, lo que hace entender que la banda ha querido seguir un camino distinto al de su última entrega.

Se nota que Idlewild ha firmado con un sello que les va a exigir más participación de las guitarras eléctricas, pero por otra parte, el hecho de estar con una compañía independiente les ha afectado muy positivamente ya que se respira un disco mucho más ligero y relajado, casi como en su primera época. Solo queda esperar a que tengan por fin la oportunidad de pasar por España a presentar este trabajo y a próximas entregas que deberían confirmar lo que se esperaba de este disco: La recuperación de Idlewild.