/Reseñas///

Reseña: Woods - With Light and With Love

http://www.feiticeira.org/
With Light and With Love
9
8.5



Woodsist [2014]
Productor: Jeremy Earl y Jarvis Taveniere
Banda: Jeremy Earl, Jarvis Taveniere, Kevin Morby y Aaron Neveu

Prometían, y mucho, los tres adelantos que Woods habían ofrecido de su reciente “With Light And With Love”, y ahora, una vez desgranado el contenido total del álbum, se puede afirmar con total seguridad que estos cuatro músicos de Brooklyn continúan por la senda del éxito. El octavo disco del cuarteto les afianza como la mejor banda de pop (y cada vez más rock) psicodélico de aromas californianos, y todo ello siendo de la otra punta del país. Eso sí, es momento de reconocer que la cosa ya no va tan de coast to coast, y es que el rock americano más tradicional del medio oeste y el sur gana cada vez más terreno a las melodías alucinógenas propias de la tierra prometida.

De esta forma, el disco arranca con “Shepherd”, la cual, hasta que no se ve invadida por el característico timbre vocal de Jeremy Earl, bien podría pasar por una relajada pieza de los Drive By Truckers menos empapados en alcohol, o de los Wilco más tradicionales. Geniales melodías, arreglos de pura americana de toda la vida y un clasicismo que gustará a los amantes de las Canciones con mayúsculas. “Shining” engarza con el sonido habitual de costa oeste, situándoles en un punto de vigor algo mayor, eso sí, al de sus primeras obras. Si bien, la gran sorpresa que hará que definitivamente abramos los oídos llega sin duda con la pieza que le da nombre al disco. “With Light And With Love” suponen para el oyente nueve minutos de viaje por el rock psicodélico de finales de los 60´ y principios de los 70, a un nivel que desde aproximadamente “Ghost is Born”, un servidor no disfrutaba. Siempre ha habido hueco para un tema de larga duración en la mayoría de sus discos, pero seguramente las cotas de relevancia alcanzadas aquí son algo nuevo para la banda. Estribillo delicioso, desarrollo elegante y equilibrado, guitarras punzantes de nivel, arreglos variados que ensalzan el sonido hacia postulados que les alejan de su lo-fi primigenio… en definitiva, una de las canciones del año.

A partir de aquí todo podría saber a poco, pero Woods, como chicos listos que parecen ser, colocan justo detrás la que seguramente sea su pieza más accesible hasta la fecha, “Moving To The Left”. Con su exquisita melodía logrará que te olvides del magnífico tour de force de nueve minutos que acabas de degustar, y gracias al evidente espíritu de The Shins, la estancia se inundará de optimismo en cuanto el tema empiece a sonar. A partir de ahí la sencillez se convierte en virtud, y con ella esta canción se convierte por sí misma en otra de las gemas del Lp.

Para la segunda mitad del disco Woods van enseñando otras de sus cartas habituales. Ya sea el folk de banda delicado de “New Light”, la americana orgánica de luminosas connotaciones de “Leaves Like Glass”, o la psicodelia directa y movida de “Twin Steps”. En “Full Moon” el tono melancólico hace aparición siendo un fraseo de guitarra tan clásico que podría pertenecer por igual a Greateful Dead, Big Star o Bowie, el que hace nuestras delicias en otra gran pieza de un disco que a estas alturas ya parece que no pinchará nunca. “Only The Lonely” sigue la misma senda sumándole además trabajados juegos vocales, y sirviendo de enlace con la final “Feather Man”, pieza semi acústica en la que tanto la voz de Earl, como los arreglos que la engalanan, les permite acercarse a los Zeppelin más introspectivos. Este tema de cierre se convierte así, en una nueva muestra de cómo en “With Light And With Love” los 70´ cada vez ganan más terreno a los 60´ dentro del concepto musical de los de Brooklyn.

El nuevo disco de los neoyorquinos Woods, editado nuevamente por su propia disquera Woodsist Records, es justo lo que muchos deseábamos y lo que tanto adalid de la modernidad puede que temiese. O lo que es lo mismo, un disco que sigue los pasos del sobresaliente “Bend Beyond”, y que lejos de querer inventar la rueda (en buena medida, ya han estado reinventando un género en los últimos años, así que por ese lado ya habían cumplido) se centra en las canciones, alcanzando cotas tan altas como las logradas en su anterior trabajo de 2012. ¿Continuista? Sí, gracias.