/Reseñas///

Reseña: Rob Zombie - Hellbilly Deluxe 2

http://feiticeira.org
Hellbilly Deluxe 2
7
7.2



RoadRunner [2010]
Productor: Rob Zombie
Banda: Rob Zombie, John 5, Piggy D. y Tommy Clufetos

Tras cuatro años de silencio, Rob Zombie vuelve a la carga, con el que es su cuarto disco de estudio en solitario, de este modo pone fin a un largo periodo en los que Zombie ha estado absorbido en el mundo del celuloide, incluso también en la televisión donde dirigirá un capitulo especial de la conocida CSI Miami, y es que el polifacético artista (compositor, director, guionista y dibujante) de Massachussets se ha consolidado también en el mundo cinematográfico.

Volviendo a lo que nos ocupa, su último trabajo musical, Rob saca el que puede ser su último disco en formato CD, pues lo considera obsoleto. Pero no por ello ha descuidado la presentación del disco, sino todo lo contrario, donde como con el titulo, regresa a su primer trabajo en solitario, con un cuidado e interesante art-work, acorde con el contenido, de estética comic (han colaborado artista de DC Comics como Alex Horley, David Hartman y Dan Brereton) repleta de monstruos, zombis, fotografías y buen humor. El disco  finalmente ha sido editado por RoadRunner y no por Geffen quien lo había hecho con todos sus anteriores trabajos.

El porque hacer una continuación, por lo menos en titulo “Hellbilly Deluxe 2”, de su primer trabajo en solitario, tiene una clara explicación (aunque circulan tantas teorías, como internautas hay), y es que declaro que, vuelve a tener una renovada ilusión por la música, y la que es mejor noticia, también dijo que, por primera vez desde White Zombie vuelve a tener una banda estable, ya que tras él lo acompañan el guitarrista John 5, Piggy D al bajo y Tommy Clufetos a la batería.

El resultado final de este “Hellbilly Deluxe 2” es más que interesante y atractivo, el disco sigue teniendo el sello de Rob, sigue teniendo ese ritmo tan característico de su música, pero ha perdido ese toque  industrial y electrónico de su homónima primera parte, por un estilo más sencillo, directo. Aunque siguen apareciendo esos samplers de pelis de Serie B, haciendo de todas las disciplinas que maneja y en las que trabaja, un todo.

El disco es sucio, oscuro y posee un aire y sonido setentero y con variedad de estilos, homenajeando a los que han sido sus grandes ídolos, el hard-rock de Black Sabbath, Alice Cooper y el punk de los Ramones o unos locos Iggy Pop and the Stooge, con riffs de guitarra muy bailables y frenéticos, que esta vez cobran tanta importancia como los fraseos de Rob, aunque esta vez no alardea ni arriesga al micro. Recordando a veces a los White Zombie de “La sexorcisto”.

El disco comienza con el sonido hard-rock y algunos tintes industriales de sus comienzos (los mayores del disco) en “Jesus Frankenstein”, pasando posteriormente a una rockera y bailona "Sick Bubble Gun" con ese estribillo repetitivo que se te mete hasta el subconsciente y tarareas durante todo un día. “What?” es el tercer tema y clarísimo single del disco y donde comienzan aparecer mas presente esas pinceladas punk, como si de unos oscuros Stooges acompañados de un rico teclado se tratase, el disco tiene muchos matices, como la intro country de John 5 en “Mars Needs Women” un tema, que podría haber sido firmado por los antiguos White Zombie, después volvemos a viajar al rock-blues setentero de estilo Zombie con “Werewolf, Baby!”. La sicodelia con toques stoner y una siniestra atmósfera viene de la mano de "Virgin Witch", volviendo posteriormente al punk a través de la saturada, sucia y rápida “Death and Destiny Inside the Dreams Factory” con inspiración de nuevo de los Stooges y voces distorsionadas. “Burn” fue otro tema que se adelanto a la salida del disco y que tiene ese estilo de single, pegadiza, con la que no podrás quedarte quieto y donde vuelve haber pinceladas de los primeros White Zombie. Con  "Cease to Exist" homenajea en todos los sentidos a su amigo y admirado Alice Cooper. Antes de cerrar el disco, otro gran momento, aparece una divertida y cinematográfica "Werewolf Women of the S.S." la cual, te obligara a menear tus caderas (la canción es de igual título que el falso trailer que Rob dirigió para aquella unión de pelis de Quentin Tarantino y Robert Rodríguez llamada "Grindhouse", donde aparecía Nicholas Cage). Y terminamos con la orquestal y grandilocuente “The Man Who Laughs” con un solo de batería en la mitad del tema al puro estilo Bonzo de Led Zeppelín.

En definitiva, un mas que aceptable regreso tras su flojo “Educated Horses”, en la que mezcla y toca un poco de sus tres anteriores discos, y donde nos vuelve divertir y entretenernos como en los inicios de su carrera musical. Solo falta que podamos ver su directo, de gran potencia visual, por tierras españolas y en general europeas.