/Reseñas///

Reseña: Nacho Vegas - Resituación

http://feiticeira.org/
Resituación
8
8.2



Marxophone [2014]
Productor: Paco Loco
Banda: Nacho Vegas, Adraham Boba, Manu Molina, Luis Rodríguez, Joseba Irazoki

Mucha controversia parece desatar Nacho Vegas últimamente. Y no precisamente por sus devaneos con el mundo de las celebrities o por sus declaraciones sobre su sexualidad, sino más bien por su reciente posicionamiento político. El que fuera vivo retrato ensimismado de una generación desencantada más preocupado por las dolencias de la existencia individual que por las de la colectividad ha pasado a cantar sobre el 15-M (aquella ¿coyuntural? “Cómo hacer crac”), participar en la Fundación Robo, simpatizar con los movimientos okupas y de centros autogestionados (la aquí contenida “Runrún”, con coros del Patio Maravillas) o hasta tocar en asambleas y eventos organizados por Podemos, el pujante partido de Pablo Iglesias.

No es que haya ocultado sus inclinaciones hasta ahora y haya pillado por sorpresa a muchos precisamente, sino más bien que con este salto definitivo a la casi militancia parece haber cabreado por fin a los sectores más conservadores del ‘indie’, aquellos que tienen ideas opuestas a las suyas y los que preferirían que el asturiano siguiera haciendo lo mismo que aquel joven que despuntara con “Actos inexplicables” y “Cajas de música difíciles de parar”. Por lo visto oír cantar sobre ciertos temas parece seguir siendo incómodo para muchos, sobre todo si no casan con sus pareceres.

Así las cosas, y a pesar de que su autor no esté del todo de acuerdo, “Resituación” es, como consecuencia de toda su actividad reciente, un disco politico. De hecho, ya desde su título Nacho parece clamar que se ‘resitúa’ en un mundo en el que hay que tomar partido por un bando: el de los oprimidos o el los opresores, como el mismo cantaba no hace mucho. Así, temas como “Polvorado” (flecha a los corruptos y especuladores) o la mencionada “Runrún” siguen la estela clara de la canción-protesta, aquella que hay que entonar a coro y con el puño en alto (algo que se preocupa de ensalzar en directo, altavoz en mano: “nos quieren en soledad, nos tendrán en común”). En otras latitudes de ritmo, más pop quizá, pero de igual inclinación, se sitúan “Libertariana Song” y la acelerada “Un día usted morirá”, que sorprende por su tono power-pop.

Pero no hay que olvidar que Vegas es un artista complejo y rico en ideas, y por tanto hay más que escarbar en este sexto disco. Desde la bonita dedicatoria a su amiga Lorena Álvarez en “Rapaza de San Antolín”; el suicido en la extrañamente vitalista “Adolfo Suicide”, la más rockera del conjunto; o la preciosa “Luz de Agosto en Gijón”, un canto a su ciudad que tanto ama como le pesa, que puede verse como contrapartida melancólica de la siniestramente divertida “Ciudad Vampira”, especie de (per)versión made in Vegas del famoso tema de Daniel Johnston con colaboración de Mursego. Incluso subyace el tema de su discutida sexualidad en la propia imagen de portada o en algún verso de “Actores poco memorables”, sarcástico retrato sobre aquellas personas grises que viven sumidas en la ansiedad por nimiedades.

Al final “Resituación” no resulta ser otra cosa que el retrato actual de su autor, tanto como lo fueron sus cinco discos anteriores y sus eps en su momento. El de un artista que ha trascendido en buena parte su propia tristeza existencial para unirse al grito común al que toda persona cabal en este país debería unirse. Así que sus canciones podrán gustar más o menos, pero el conjunto destila la validez y autenticidad habituales.