/Reseñas///

Reseña: Joseph Airport - Stronger and Better

http://feiticeira.org/
Stronger and Better
8
7.8



Mascarpone Discos, Rockathon Records [2014]
Productor: Robert Pollard
Banda: Jereme Sanborn, Matthew Cutter, Ben Penry, Joe Patterson

De la mano del sello valenciano, Mascarpone, nos llega desde Dayton, Detroit, una pequeña joya de esas que desde el underground siguen iluminando la escena lo-fi. Joseph Airport, que así se llama este cuarteto apadrinado por nada más y nada menos que Robert Pollard (Guided By Voices), destilan, como no podía ser de otra manera, pop de baja fidelidad, canciones que en su mayoría no superan los dos minutos y un exquisito gusto por las melodías ensoñadoras. 

Tras una intro denominada “We Have Achieved Croosting Altitude” que no hace sino enrabietarnos por dejarnos a medias después de todo lo que sugiere, arranca este “Stronger and Better” ahondando en ese pop guitarrero y psicodélico que sus maestros Guided By Voices llevan practicando desde hace veinticinco años. “It's Never Too Early (To Have Your Mind Blown)” es una de las piezas más largas del conjunto, y sin duda una primera toma de contacto ideal para saber con lo que nos vamos a enfrentar. 

Existe, sin embargo, una gran variedad entre las 25 canciones que integran este debut, y así, encontramos también desnudez básica en “Eyebrow Brackets” o “Hendrick's Gin Is The Devil's Liquid” o experimentos que emanan arreglos de ingenua electrónica en “High Altitude Photographer” o “Heaving Petting Zoo”, y que no hacen si no terminar de dar color a este conglomerado de guitarras tan soleadas y divertidas como melancólicas. 

Destacan sobre todo las piezas más centradas en registros como los que ofrece la genial “Love His Craft”, herencia directa de los Guided By Voices de “Under The Bushes, Under The Stars” y colindantes, existiendo, eso sí, otras influencias que pueden ir desde Jay Reatard hasta de The Soft Boys, pasando por unos Boston Spaceships algo menos elaborados. 

Otras de las canciones que sobresalen del Lp son “Joe’s Got Ants In His Pants”, en la que recuerdan a los primeros pasos dados por Modest Mouse; “Feeding The Monster”, con su sugerente arranque rockero; o “Flyger Bob” y “My Demons Are Winning”, que destacan entre las que se alimentan de mayores dosis de psicodelia. Y ojo, que aunque 25 canciones parezcan muchas, la cosa se pasa volando y merece la pena llegar al final ni que sea para descubrir ese magnífico riff weezeriano (etapa Blue) que reina en “Unisex Salon”, o la muy Mascis “Young Gary Oldman”. Lo dicho, excelente debut y magnífico descubrimiento que para más inri nos edita un sello de por aquí. Bravo.