/Reseñas///

Reseña: It's Not Not - Bound For The Shine

http://feiticeira.org/drupal
Bound For The Shine
8
8.8



BCore Disc [2007]
Productor: Jordi Colomer y Santi Garcia
Banda: Joel, Ruben, Raul y Piti
Tiempos de revalida y de renovación en el universo paralelo de It's Not Not. Y decimos paralelo no porque su humor nos teletransporte a otro lugar, sino debido a que queramos o no la palabra "paralelo" aparece una tras otra vez en sus reseñas, entrevistas, etc.

Formado por miembros de Standstill o Tokyo Sex Destruction, la propuesta de estos cuatro irónicos de la vida siempre se ha caracterizado por su festividad y su espontánea manera de ver la moda revival del post-punk. Pero en este caso, con "Bound For The Shine", nos encontramos a uno de los grupos mas vanguardistas del estilo. Y que conste que no hablamos del sector estatal, no. Hablamos en general.

Inicialmente puede parecer que "Outerspace" - tema de apertura - es un mísero momento festivo más, pero esos coros ya nos hacen recordar a Liars o de otras propuestas verdaderamente punk. El empeño de seguir sonar claramente distintos sigue en la extraña mezcla de gritos en una canción tan melódica como "Snake's Tongue" o en otros ejemplos tan agradables como la extrañamente indie/powerpopera y de raíz Pavement como es "Pills And Coffees".
En "Bound For The Shine" todo vale, y más si viene de una guitarra o de un beat de batería (enorme mejora de Piti a las baquetas desde su debut). Tenemos mucho de coro ("Too Late") y estribillo ("Sorry I'm In Love"), homenajes a la escena hardcore de la que todos provienen ("Fuckin' Bullshit" en su vertiente pura y una especie de versión actual de Fugazi en "Comes And Goes") predominando la situación. Luego toca volver a acordarse de Liars (no se si es fijación propia, pero no hago más que verlos por todo "Bound For The Shine") tanto en canciones algo mas ruidistas como "Hey, Are You Coming Late?" así como en otras de contrapunto algo más bailable ("The Time Is Now, The Day Is Today").

Tanto compararlos con Liars y olvido reconocer que este reciente disco de It's Not Not ha dejado a la altura del betún el ultimo disco de los neoyorquinos. La confirmación definitiva de un supergrupo que ha ido poquito a poquito ganandose el cielo indie.