/Reseñas///

Reseña: Hot Water Music - Exister

http://feiticeira.org/
Exister
8
8.4



Rise Records [2012]
Productor: Bill Stevenson
Banda: Chuck Ragan, Chris Wollard, Jason Black, George Rebelo

Ya está aquí. No son Guns N´Roses, ni su vuelta ha tardado tanto en llegar como la de The Stooges. Ni siquiera son Pavement o Soundgarden como para que la parroquia indie o alternativa estuviese contando los días para su vuelta. Son Hot Water Music, hacen punk rock, y tenían a su leal base de fans esperando que aparcasen sus proyectos paralelos y volviesen a la actividad. Y que conste que tanto The Draft, la banda formada por el grueso de sus componentes, como Chuck Ragan en su rol de cantautor tabernero, dejaban el listón más que alto en sus grupos alternativos…  pero claro, HWM son otra cosa.

Lo primero a comentar es que los de Gainesville lo han retomado más o menos donde lo dejaron. Quién espere una vuelta a sus incendiarios primeros discos, de carácter mucho más desgarrado y aguerrido, y también de una menor madurez tanto melódica como compositiva, que se vayan olvidando de ellos, y se vaya con la nueva hornada de grupos de The Wave y derivados. De esta forma el sonido más rockero se instala definitivamente en la mayoría de las composiciones, llevándose la partida frente a esa otra parte llamada punk, que eso sí, seguirá presente en la rabia lírica, y como no, en la voz rota de un espectacular Ragan.

Ya desde el comienzo, donde parecen una versión acelerada de los Pearl Jam más rockeros, vemos como papa Ragan ha vuelto en plena forma, y como su estilo vocal lejos de de decaer sigue en los más alto frente a todos esos seguidores suyos a los cuales tan bien les ha ido en los últimos años. Y es que no reconocer la influencia del vocalista de HWM en Tom Gabel (Against Me!), Brian Fallon (The Gashlight Anthem), Tim McIlrath (Rise Against), o Jimmy Stadt (Polar Bear Club) entre otros, sería no ser justos con uno de los mejores vocalistas punk de los últimos quince años. Sigue a "Mainline", "Boy, You're Gonna Hurt Someone", canción que seguro ha encantado a Juan Blas de nuestros queridos Nothink, con ese post hardcore melódico de tintes épicos que tanto ha influenciado a los madrileños. En "State of Grace" la línea más pop, por decirlo de algún modo, aflora del todo, y aquí parece que sea Ragan el que ha aprendido de sus colegas de Alkaline Trio etapa "Good Mourning". Hay más temas en esta onda, sin ir más lejos el single "Drag My Body", la cual siendo una de las composiciones más accesibles que han hecho nunca los de Florida, no deja de ofrecernos la mejor cara de la banda. Y es que demuestran aquí un potencial emocional que casi da rabia que no tiren del todo por ese lado. Pero bueno tiempo al tiempo, ahora estamos con “Exister”, y piezas como la que da nombre al disco también son necesarias. Rápida, directa, agresiva, con coros y juegos vocales puramente punkrock… Magnífica.

Hay que resaltar al resto de músicos que tiene por detrás el bueno de Ragan, y es que los estupendos ritmos de su bajista, Jason Black, están muy por encima de la media, y de igual modo un segundo cantante y guitarra como es Wollard, se encuentra hoy en día en pocos grupos, ya no solo de punk (ampliemos el espectro), si no de rock alternativo en general. "Down in It" es puro Foo Fighters, "Take No Prisoners" perfecta para corear puño en alto con esos oeooooo, y "Pledge Wore Thin" un tema por el que Tom Gabel mataría por haber incluido en su último y edulcorado Lp. ¡Así se hace un tema perfecto de punk de raíces con vistas comerciales!

Para el cierre espera una buena dosis de traca con un poco de todo. El trasnochado y tabernero medio tiempo,  "No End Left in Sight", permite lucir guitarras con emoción mientras se preparan los últimos ataques de hardcore melódico con la muy Samiam "The Traps", y el magnífico cierre que supone un pildorazo con aspecto de futuro himno como "Paid in Full". Con ella nos despiden dejando claro que cierta madurez bien entendida, a veces es el mejor de los caminos para convencer a los que estamos creciendo con ellos desde hace años.


   


PUBLICIDAD