/Reseñas///

Reseña: Hannuman - Estamos Aquí Para Llevarnos Sus Tenedores

http://feiticeira.org
Estamos Aquí Para Llevarnos Sus Tenedores
8
7.7



Hang the DJ [2010]
Productor: Iban Puigfel
Banda: Gaspar Alloza, Miquel Rodrigo y Javier del Castillo

Conforme se normaliza el concepto de banda instrumental parece que más y más grupos florecen en la tierra del underground, tal vez por la facilidad que implica no buscar una figura, la del cantante, que siempre mediatiza tanto una propuesta. En este caso son Hanumann, vienen de Barcelona pero no son unos primerizos. Más bien al contrario llevan tiempo curtiéndose en diversas bandas del subsuelo condal.

"Estamos Aquí Para Llevarnos Sus Tenedores" es un disco de rock experimental pero fundamentalmente de rock. Sus oscuros compases de bajo y guitarra, la contundencia de su rítmica y el dinamismo de la mezcla no dejan lugar a duda y es que su noise-rock deja retazos de post-punk, de psicodelia y hasta de surf, pero todo compactado de una forma que casi no merece la pena hacer distinción entre sus diferentes cortes. Porque puede que las guitarras de "Traslación N#9" quemen un poco más, que "Peso<>Contrapeso" se apoye algo más en la rítmica y el quiebro post-hardcore y que "X de Yz" incluso coquetee con tonos metálicos, pero en el fondo todo gira en torno a la coherencia de su estructura interna.

El disco ha sido grabado en directo y se nota en él ese aire de trío en continua jam session, pero con precisión aturdidora. Y repetimos, el tono del disco se mantiene a través de sus 30 minutos, pero ya sea por la comedida duración, ya sea por lo retorcido de su instrumentación, el resultado ni aburre ni decrece en intensidad, obviamente para un oyente acostumbrado a estas inhóspitas veredas. Tal vez "El Libro Espejo" muestre una cara más amable. Sus riffs especialmente rockeros y la melodía que teje su bajo nos recuerda especialmente a los 90, una época que en todo caso llevan muy dentro de si (noise rock), aunque tal vez aquí incluso tomen prestado del rock alternativo.

Y si en "Delirio Reptil" se agitan con arranques hardcore, en "Condición Asimétrico" psicodelizan al ritmo de compases de batería inusualmente directos y finalizan agravando la tensión de la guitarra en la más ambiental e hipnótica "Un Velo Ocre". Desde luego no es la suya una propuesta para todos los públicos, pero sí es una muy personal y rotunda, que combina intensidad y matices de forma certera.