/Reseñas///

Reseña: ¡Forward, Russia! - Give Me A Wall

http://feiticeira.org/drupal
Give Me A Wall
7
7.6



Co-Op Music/Sinnamon Records [2006]
Productor: Paul Tipler
Banda: Tom, Rob, Katie y Whiskas
La generación internet, tiene una nueva banda de indie que adorar. ¡Forward, Russia! vienen desde Leeds, como sustitutos generacionales de sus vecinos Kaiser Chiefs, con una mezcla de todo lo habido y por haber que suene a "cool": Post punk por un lado, Rock alternativo, un poco de punk, otro poco de emo, cositas de Bloc Party, de Devo, de The Cure y en general, un buen gusto musical. La banda está compuesta por cuatro miembros, que atacan unas canciones de claro exponente actual a base de guitarrazos y bases rítmicas fuertes aderezadas con unos teclados que adornan cada uno de los temas de una manera bastante interesante.

Los británicos han decidido nombrar a cada canción por un número, para que no tengamos ninguno de nosotros una idea preconcebida sobre la temática de cada canción, cosa que la verdad es de agradecer en el entorno de un disco tan cambiante como este. Cosa que notamos desde el principio, con la inicial "Thirteen" que comienza sonando a Bloc Party por los cuatros costados y termina sonando sucia y desgarradora con un fenomenal estribillo. Con las siguientes "Twelve" no se pierde el aire a Bloc Party aún acordándonos más del emo más complejo de unos Panic! At The Disco, pero el cambio viene de la mano de "Fifteen (Part1)" en el que la distorsión y el punk se funden con los ritmos bailables sincopados, al igual que ocurre con su hermana gemela "Fifteen (Part 2)" hacia el final del disco.
No todo es música tan bailable y otras canciones como la brillante "Seven" suena a los Devo más punk en una versión actualizada y no reconocida de su "Come Back Jonee". Igual en "Eighteen", el sonido se oscurece y se nos viene a la mente The Cure y nos alejamos de Gang Of Four. También hay tiempo para el power pop de voz femenina, cantado por su batería, como ocurre en "Sixteen". Hasta podíamos decir que las canciones emotivas y bonitas cumplen bien su cometido, como es el caso de "Nineteen" o de "Nine"en su comienzo, que termina haciéndose de las canciones mas bailables a medida que avanza el minutaje de la canción. Aunque si hay una canción bailable y coreable en cualquier discoteca de moda popera esa podría ser "Seventeen", que a golpe de ritmos sincopados y la siempre agresiva voz de Whiskas, se alza con el puesto a la mejor canción del disco (con permiso de "Seven").

No sabemos si ¡Forward, Russia! pasarán de ser el hype del momento a ser una banda consolidada, pero desde luego estamos ante un muy buen disco debut. Eso sí, a la vez que se les ve muchas virtudes, entre ellas la de tener buen gusto músical en sus influencias, vemos una carencia aparente en unas composiciones que a pesar de variar en estilos termina recayendo siempre en el post punk bailongo de unos !!! o Radio 4. Les seguiremos la pista en el siguiente...