/Reseñas///

Reseña: Deftones - Koi No Yokan

http://feiticeira.org/
Koi No Yokan
8
7.7



Warner / Reprise [2012]
Productor: Nick Raskulinecz
Banda: Chino Moreno, Stepehn Carpenter, Abe Cunningham, Frank Delgado, Sergio Vega

Un disco de más fácil entrada que consistencia final. Así podemos definir el nuevo disco de toda una institución del rock moderno. Olvidadísima ya la escena que los vio nacer, cada disco de Deftones sigue despertando el interés y lo cierto es que el resultado siempre cumple unos mínimos estándares. "Koi No Yokan" no es excepción, imponiéndose por varios palmos de melodía a "Diamond Eyes" y rivalizando con el disperso "Saturday Night Wrist" gracias a una mayor concreción.

Si un disco a la larga es recordado por sus canciones este lo será ante todo por "Leathers", mejor tema de forma indiscutible. Sublime y furiosa a la vez que emotiva y oscura, ejemplifica la pasión según Chino Moreno, acompañado por una banda igualmente desbocada. Otra de las ganadoras es "Tempest" que lleva a su terreno el paciente y tierno rock alternativo de A Perfect Circle.

El resto del disco ofrece la típica fórmula de la banda, riffs monótonos y graves cortesía de Carpenter, baterías igual de contundentes por parte de Abe Cunningham arropadas por los bajos del ya integrado Sergio Vega. Una mezcla de rock con pinceladas de metal y hardcore, sin que la banda pueda ser encuadrada en ninguno de estos dos estilos y en la que entra en juego la producción etérea, los ecos y los efectos de un Frank Delgado que siempre da la sensación de que podría aportar más al resultado final.

Así tenemos una apertura con ímpetu en "Swerve City", el primer guiño hacia la melodía y los ambientes en "Romantic Dreams", la dura y oscura "Poltergeist" muy en la senda de su anterior disco (tanto que recuerda a "Rocket Skates"), el hechizante colchón de riffs que conduce "Graphic Nature" o la extraña mezcla de fatalidad y sensibilidad que tan bien les define en "Goon Squad". Canciones que por sí solas cumplen bien pero que a lo largo del disco dan una sensación de "deja vu" algo peligrosa.

"Entombed" es el azúcar del disco, sintética y melódica, le toca el duro papel de competir con la tradición de "la canción lenta" de cada disco de Deftones (lease "Sextape", "Xerces", "Minerva" o incluso "Change") y se queda algo rezagada en su tarea. Es la más intensa y turbulenta "Rosemary" la que salvará la papeleta del disco en este sentido de tormento amoroso. Por su parte "What Happened To You?" cerrará con un ambiente ochentero agradable que actualmente nos suena más a Crosses.

Así que ¿cual es el problema de Deftones en 2012? Que la fórmula que nos sedujo con "White Pony" ha sido estirada, remozada, descompuesta y vuelta a juntar varias veces. Y la cosa da más que el pego logrando ciertos momentos mágicos, pero cada vez suena más a puzzle, por bien ensamblado que esté. Con todo, los de Sacramento firman otro álbum muy por encima de lo correcto, pero necesitan moverse de su zona de confort si quieren ser algo más que un grupo al que sólo los fans de siempre presten atención. Tal vez si parte de los experimentos que Chino Moreno pone en manos de Team Sleep o los citados Crosses cayeran en mano de los Deftones, podríamos obtener algo más excitante.