/Reseñas///

Reseña: Brandauer - Antiguas ilusiones/Nuevas decepciones

http://feiticeira.org/
Antiguas ilusiones/Nuevas decepciones
8
7.6



La Montaña [2011]
Productor: Paco Loco y Brandauer
Banda: Gabriel Brandariz, Nacho EC (Guillermo de Lamo, Paco Loco)

Llegó a mis oidos el disco de un grupo entre cuyas influencias estaban Hüsker Dü, Sugar, Superchunk, Dinosaur Jr. o Lemonheads con la típica reacción encontrada de ilusión y desconfianza. Son palabras mayores. Cuando lo escuché, taché nombres de la lista hasta quedarme con los dos primeros; estaba claro que los madrileños besan, en concreto, por donde Bob Mould pisa. A la postre no habría más que echar un ojo a la portada, con ese tono sucio y colorista, muy en la onda estética del trío de Minneapolis.

Brandauer son también trío, pero son madrileños y por lo antes dicho, quedan lejos de cualquier escena o moda del indie actual, porque puede que la franela vuelva a estar de moda, pero ahí queda todo. En cambio ellos están musicalmente comprometidos con esa transición 80-90s en la que el underground estalló. Desde el comienzo de "Hazlo Por mi", ese power-pop ágil, de distorsión y melodía dejan claro sus intenciones. En "Deja Vu" se palpa más la también importante base rítmica, si bien revela cierta limitación vocal a la hora de abordar tonos agudos.

Es imposible no ver el fantasma de Hüsker Dü en la urgencia y adrenalina de "Y tu, si quieres..." o la templanza que alumbró todo el rock alternativo en "Quédate tu el cambio". Y, aunque hay otras, la dupla "El tiempo lo dirá" junto a "Voy hacia el mar" son las mejores aproximaciones a Sugar hechas en castellano. Melodías perfectas, guitarrazos y guiños que nos remiten a las propias canciones de la banda, especialmente el cantante haciéndose coros y/o dándose réplica a si mismo. En cierto punto de la segunda casi nos parece oir a Mould queriendo salir a cantar "the act we act we under my skin".

Sin dejar de lado influencias, "Prefiero Seguir con Dudas" suena más a una versión alternativa de Bruce Springsteen, añadiendo un toque folk al indie-rock que les lleva a terrenos de Pearl Jam ("Cosas que no puedes cambiar") o de The Gaslight Anthem. A los de New Jersey suenan definitivamente en "¿Crees que eso no significa nada?" por cierto, uno de los mejores temas del disco, con una rica melodía y elegantes arreglos. Y es que la música de Brandauer parece poder beneficiarse mucho de este tipo de detalles, ya que en contra tenemos cosas como sintetizadores que se oyen en varias canciones y en muy similar tono, que desmerecen el conjunto.

Tiene algo de raro escuchar tantos años después a un grupo realmente tan inclinado a recrear un sonido tan determinado. El problema, claro, es que ni son tan viscerales como Hüsker Dü, ni tan abrasivamente melódicos como Sugar y al final suenan como una versión madura de estas bandas, honesta aunque menos excitante. A esto hay que sumarle unas letras en castellano con algún que otro momento flojo, el cual se ve más realzado por una ecualización que da más protagonismo a la voz de lo debido según sus propios cánones. Al márgen de todo eso, estamos ante un debut sincero y lleno de buenas canciones.