/Reseñas///

Reseña: Afghan Whigs - Congregation

http://feiticeira.org/drupal
Congregation
9
9.5



Sub Pop [1991]
Productor: Ross Ian Stein, Greg Dulli
Banda: Greg Dulli, John Curley, Rick McCollum y Steve Earle

Afghan Whigs fueron uno de los mejores grupos de rock alternativo de los 90, en los años locos del grunge. Pese a su relativo éxito, fue claramente insuficiente para el potencial de los de Greg Dulli. Relacionados con la movida de Seattle (grabaron para Sub Pop), los "afganos" tenían un sonido no tan tendente al hard-rock o al punk como otras bandas de su época y su imagen elegante distaba bastante de la de sus contemporáneos.

Esta joyita que se marcaron, comienza con una introducción prácticamente vocal, delicada e inquietante a la vez llamada "Her against me", para romper en un mar de guitarras con la personal y desgarrada voz de Dulli, -uno de los puntos fuertes del grupo- en "I´m her slave". Uno de los mejores temas del disco, "Turn on the water", se emparenta por medio del sonido lastimero y ruidoso con continuos cambios de ritmo, con la famosa ciudad del noroeste de Estados Unidos. Por su parte "Conjure me" nos transporta a un ambiente de guitarras hipnóticas y nerviosas de tempo medio, en el que la rabia controlada hace aparición de nuevo.

"Kiss the floor"
resulta más pop, menos retorcido y tensionado, mientras que el tema que da nombre al disco hace hincapié en las guitarras chirriantes de tempo medio, con un Greg Dulli dejándose la piel (y la garganta). Resulta un buen tema, pero no creo que sea  merecedor de darle nombre al álbum.

"This is my confession" es algo más calmado. Creo que en algunos temas más melódicos no estaría mal que rebajaran el sonido y darle un toque más pop, lo que harían en un par de temas de final del disco. "Dedicate", uno de los mejores del álbum, comienza con un tratamiento vocal melódico para estallar en esos continuos cambios de ritmo tan característicos en la banda. Mención especial al estribillo que pese a su brillantez, no cometen en el error de caer en su repetición excesiva.

"The Temple" es otro tema de enérgico rock rabioso y ambiente pesimista, con una atmósfera en consonancia con el resto del disco. Y es que The Afghan Whigs tenían muchas virtudes, pero no destacan precisamente por su heterogeneidad, al menos dentro de cada disco. "Let me lie to you" es una delicada canción, con un sonido comparable a los temas más intimistas de Smashing Pumpkins en su "Siamese Dream", aunque no goza de la calidad de esos momentos de dicho álbum, dicho sea de paso. Similares derroteros lleva la desnuda "Tonight", donde se agradece esa ausencia de distorsión.

El álbum se cierra con "Miles iz ded", melódico, pero con gran fuerza gracias a su pegadizo riff repetitivo y su estribillo. Posiblemente de lo más accesible del disco, con mayor poder para sonar en la radio, sin la atmósfera opresiva que rodea a la mayoría de temas de un fantástico álbum, que no sería afortunadamente lo último que grabarían en su carrera.


   


PUBLICIDAD