Gira de Eli "Paperboy" Reed

Eli "Paperboy" Reed, savia nueva en la que late la fuerza de la música de hace décadas. El pequeño nuevo genio del soul y el rythm n blues vuelve de gira por nuestro país para presentar su segundo disco de estudio.

En estos tiempos de mezclas imposibles, de géneros y post-géneros, de búsqueda de ritmos y texturas exóticas, de vez en cuando surge algún fenómeno apreciado por su extraordinario apego a las raíces del rock. Este es el caso de Eli Paperboy Reed, convertido en figura del nuevo soul que ha seducido a todos los amantes de la buena música y ha paseado por éxito su traje y tupé por los escenarios de medio mundo convenciendo incluso a parroquiar rockeras como las de nuestro Azkena. Nosotros mismos fuimos testigos de su triunfo a principios de año por la capital.

En su mezcla de rythm n blues y soul parece que el tiempo se haya detenido entre los 50 y los 60 y no es de extrañar que los entendidos le vean como sucesor de los grandes del género. Su aniñado aspecto y sus 26 años de edad contrastan con una voz, desgarrada, visceral y apasionada. Su historia también parece de décadas atrás, pasando de sus primeros pinitos en el colegio y la parroquia a los clubes del delta del Missisipi y Brooklyn. Llega ahora, tras unos momentos de hype en los que llegó a ser comparado con la polémica Amy Winehouse, para demostrar que su escándalo es todo sobre los escenarios. “Come And Get It” es sin duda la consagración de un pequeño genio llamado a hacer una carrera de fondo en un género que la mayoría de músicos de su edad tienen olvidado.

Ahora al calor de un gran sello discográfico y con un productor que se ha encargado de nombres tan alejados como Eminem, Pink o Gwen Stefani, el gran reto de Eli es conseguir conjugando ese saber hacer clásico sin caer en los temidos convencionalismos de la música para las masas. De momento sale más que airoso en disco y estamos a punto de comprobar cómo lo hace en su festivo directo.

Sus admiradores han vinculado a Reed con algunos de los grandes como Otis Redding y Wilson Pickett y él reconoce también la influencia de Sam Cooke. Y aunque para él se trate sólo de pop, a tanto llega su amor por la música negra que ha ayudado a organizar el Brooklyn Soul Festival, con leyendas ignotas del soul como Barbara Lynn, Roscoe Robinson y Otis Clay. Multiinstrumentista, ha pasado por la harmónica, la guitarra y el saxo tenor hasta descubrir que su arma más poderosa es su voz.

Nuevamente lo podremos comprobar en una gira que le trae por diveersos puntos de la península: Santiago, Bilbao, Granada, Las Palmas y Cartagena.