/Entrevistas///

entrevista con Toundra

«En realidad la clave de nuestro sonido está en que en nuestra furgoneta suena de todo»
Toundra se han ganado a pulso ser referencia en todo el territorio español y su reciente “III” ha sido uno de los discos más esperados en esta líneas. Preparamos una entrevista dividida en dos partes, la primera con un distendido cara a cara entre uno de nuestros redactores y su guitarrista Esteban.
Marzo, 2012

Pronto se cumplirán siete años del arranque del curso 2005/06 en la facultad de CC. Información. Aquel día, un veintitantos de septiembre, comenzó también una amistad entre este que escribe y Esteban J. Girón, hoy más conocido por ser guitarrista de Toundra, pero que para mí y el resto de la vieja guardia de la carrera , siempre será el “Playas” (de “punki playas”, por si hay dudas). Y es que su camiseta de No Children y su gorra le delataron rápido como el amante de hardcore melódico y punk que aun hoy sigue siendo. Han sido siete años que han dado para mucho, y a lo largo de los cuales todo ese grupo de amigos que surgió de los grises pasillos de la facultad, se fue convirtiendo en una familia que de algún modo sustituía a las verdaderas de sangre que la mayoría teníamos lejos. Ahí estuvimos para ver a Esteban hacer de “Playas” al frente de Ten Minute Man, y también para ver como abandonaba aquel barco y se subía a otro que es el que nos ocupará a lo largo de la hora de charla que entre litros de cerveza, y con la compañía de nuestro amigo Javier Cosmea, estuvimos el pasado 1 de Septiembre en el salón de la casa del propio Esteban. Entre cuadros con posters de Pulp Fiction o The Beatles, alternados con fotos de sus padres o de su hermana Candela junto al tristemente fallecido Tony Sly, empezamos a desgranar con Esteban lo que ha sido la vida de su grupo Toundra, o lo que es lo mismo, la de las personas que lo integran…

IR A SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA



Pronto se cumplen cinco años de tus primeros ensayos con Víctor y Alberto, y aun recuerdo cuando apareciste por clase diciendo que ibas a empezar a tocar con ellos, aclarando que te llamaba la atención las intenciones que tenían de hacer algo instrumental, y cercano a los nuevos sonidos metálicos que andaban consolidándose al estilo de Mastodon o Isis.
Sí, la verdad es que me llamaba mucho la atención lo que pretendían hacer, y bueno eran gente a los que ya conocía, amigos vaya… así que la cosa fue muy bien desde el principio y para diciembre de 2007 ya nos metimos a grabar cuatro temas con la ayuda de Red Chalk, subsidiaria de Arindelle, y bajo la editorial de Warner. Iba a ser un Ep en principio, pero nos pidieron dos temas más, y en Febrero de 2008 los grabamos  y dimos forma a lo que sería (I). Pero vamos nuestra idea primera era regalar en los conciertos cd´s en CD-R con una primera grabación, que anda por ahí perdida, de Bajamar y Orbita. Al final surgió de este otro modo, y así llegó nuestro debut del cual aun tocamos temas como es el caso de Medusa, o la propia Bajamar, y del que nos sentimos muy orgullosos.

 

Hablando de Medusa, creo que es una canción icónica de los comienzos del grupo, y me parece un tema que tiene una virtud que se puede extender a otros muchos temas del grupo como es el hecho de que se puede corear pese a no tener letra. Quizás Medusa es el mejor ejemplo, y así nos encargamos todos de recordártelo con nuestros cánticos ultras en cada bolo, pero en (III), me pasa lo mismo con Ara Caeli, y en general con muchas de vuestras canciones. Hay un algo melódico que quizás os diferencia del resto de bandas del estilo. ¿Cómo lo ves?
El otro día lo decíamos en otra entrevista, y es que tres cuartas partes de la banda son seguidoras de toda la vida de The Beatles y, sin que suene flipado, ése es el comienzo de todo para que al final busquemos que los temas puedan ser reconocidos, y tengan ese algo melódico del que hablas. Eso sumado a que prácticamente no escuchamos música del género en el que nos suelen meter, pues termina por llevarnos a decidir muchas veces qué riffs o qué partes se quedan y cuáles no, en base precisamente a si logran esa épica o ese componente memorable. Luego llega el momento en que el cuerpo y la canción nos piden un poco de caña, o esa parte que contiene el tema… y bueno, siempre, eso sí, sin poder llamar estribillo a nada, pues de los veinte temas que hemos grabado hasta hoy, ninguno repite partes, si no que se van sumando y sumando.

 

Luego llega (II), con su seriedad, su mejor sonido, su rollo conceptual, y que marcará hacia dónde va Toundra gracias en parte a la aparición de vuestro actual sello Aloud, que a mi parecer, por muchas razones, es sin duda el sello en el que teníais que estar a partir de ese momento.
Todo eso, y Alex, que fue vital cuando entro a formar parte de la banda.

 

Me consta... Pero hablando de Aloud…

Sí, lo que es hoy Toundra, lo que significa para nosotros en nuestras vidas diarias, sin duda se debe en una gran medida a Aloud y a Sergio, el cual nunca me cansaré de decir que es el quinto miembro de la banda. Y es que aparte de ser el dueño de Aloud, y de ser nuestro técnico de sonido en directo, ya es alguien vital para la seguridad de la formación como banda. De hecho, cuando por alguna razón tiene que faltar por cualquier compromiso, lo notamos y mucho. A partir de un bolo en Manresa esto quedó más que claro, y así continuamos.

 

Y de igual modo a nivel de giras, con (II), y con Aloud, la cosa empieza a crecer, y desde los primeros bolos de Siroco, La Palma, Festivales como el de Navia… hasta el Primavera Sound, Caracol…Se nota un cambio.
Es que hubo un tiempo entre un (I) y (II) en el que decidimos que cada cosa que eligiésemos en nuestras vidas personales, tendría que tratar de no perjudicar al grupo. Y con esto no quiero decir que lo sea todo en esta vida. No. Como para todos lo más importantes son nuestras familias y los que nos rodean. Pero en aquel periodo sí que hubo un momento de decir: “esto es muy importante para nosotros y nos vamos a volcar en ello”. Sin pretensiones, con los pies en el suelo, pero decidimos ir a por nuestro sueño. Y es curioso porque justo hoy al hilo de esto me han contado, pues yo tampoco sigo mucho el twitter de la banda, que nos criticaban precisamente acusándonos de pretenciosos. La verdad es que nada más lejos de la realidad, ya que solo somos cuatro amigos que quieren pasarlo bien y disfrutar haciendo lo que más nos gusta: tocar por ahí en directo.

 

Pero bueno sólo hay que conoceros un poco, vuestro sentido del humor, vuestra forma de ser en el día a día, vuestras costumbres y gustos, para saber que no hay una pretensión mayor que la de hacer las cosas bien, y hombre, yo creo que tratar de hacer arte lo mejor que uno sabe hacerlo, nunca puede ser pretencioso… Pero bueno hablando ahora de música, ni siquiera creo que sea este el momento idóneo para criticar con ese argumento, porque si quizás (II) si podía ser sospechoso de algo más por su rollo conceptual, esos interludios… (III) es simplemente un disco honesto, de seis temas directos, con su personalidad propia cada uno de ellos, y que no trata de mostrar más que cuarenta minutos de buena música.
Nunca me han hecho una entrevista en la que el entrevistador hable más que yo (Risas)

 

Bueno es que esto es una charla con un amigo, que además habla “mazo” (Risas)
No, la verdad es que estoy de acuerdo en eso que dices. (II) fue algo más ambicioso, intentamos experimentar con escalas diferentes y cosas así, pero aquí es cierto que hemos huido de cualquier concepto más allá que el de la canción. Porque lo de los conceptos al final puede convertirse en una excusa para decir que tratas de hablar de algo concreto, por miedo a que la gente no experimente lo mismo que quizá tú querías mostrar. No sé, es como cuando te llega un grupo y te dice que se ha inspirado en el Quijote (risas). Y ojo que a lo mejor el próximo disco de Toundra es una ópera rock, ¿quién sabe? Y no queremos ser pesados con todo esto de huir de encasillamientos, pero es que no tratamos de transmitir,  ni de ser, más allá de lo que somos. Y somos Alberto, Alex, Víctor, y yo haciendo la música que nos está saliendo. Punto. ¿Y de ahí? Pues a lo que salga. Pero lo básico es eso.

 

Cambiando de tema hablemos de la gira europea. Se chafó la de Rusia por motivos personales desafortunados, pero ahora viene una nueva oportunidad.  ¿Qué expectativas tenéis?
Yo me vine a Madrid, por encima de la carrera, que como tú bien sabes no tenía muy claro si me gustaba o no, para tener un grupo. Y tener un grupo para mí cuando era un crío consistía en tocar y tocar y, a ser posible, hacerlo algún día fuera de España. A partir de aquí imagínate lo que supone. Un sueño cumplido a la vez que una deuda con muchos sellos europeos que nos han editado, y que nos vienen demandando que pasemos por sus países a presentar esas canciones.

 

Bueno es que de ahí venís. Del hardcore y del underground.
Exacto. Se juntan las ganas de salir fuera a tocar aunque sea perdiendo dinero (como seguramente será), con el deseo de devolver el cariño mostrado por gente de otros países que te han ayudado y apoyado desde el principio. Y es lo que vamos hacer. Aunque nos hayamos tenido que organizar las vacaciones, o los días libres para esto, estamos seguros de que es lo que tocaba. Hemos elegido que así sea, nos hemos comprometido con este tipo de cosas. Y a veces toca pedir disculpas a tu padre, como ha sido mi caso, por no haber podido verles lo suficiente este verano, o por no haber podido viajar con ellos a visitar a mi hermana que está viviendo fuera del país… Eso sí, todo cobra aun mayor sentido cuando tu padre te contesta que está orgulloso de que seas una persona responsable y que cumple con sus compromisos. Es ahí cuando sabes que no estás haciendo tan mal las cosas.

 

Hablando del disco, os tengo que decir que creo que sois unos privilegiados, y no por haber grabado por ahí fuera con tal o cual productor, o por masterizar en este estudio de la ostia… creo que vuestra fortuna está en haber podido contar con gente que además de muy buena profesionalmente, son vuestros amigos. Tanto Carlos (Santos), Santi (García), o Juan (Blas) en la técnica, como algunas de las colaboraciones musicales de Escri (The Hardtops), Manolo (The Hardtops, Emerge)… Yo me pasé por allí, vi el ambiente de esas grabaciones, y creo que no me equivoco cuando hablo de la suerte que tenéis.
Sin duda. Es tan sencillo como que aunque seamos jóvenes, pues ya llevamos unos añitos en esto, y a lo largo de estos años te vas quedando con los que mejor te cuadran, primero a nivel personal, y luego además en lo profesional. Es decir, hay muchas cosas que se han compuesto previendo las cualidades de la gente con la que queríamos y podíamos contar, y no diciendo bah! aquí esto o aquello y ya buscaremos los músicos... Son  ejemplos de esto la corneta de Manolo, el metalófono de este mismo, el cuarteto de cuerda que sabemos que Llorent nos podía brindar… Y de igual modo en la parte técnica donde ni nos planteamos trabajar con nadie de fuera. Es todo mucho más fácil: Santi es amigo desde un Sant Feliu en el que tocamos, y con él bromeo del Espanyol, de igual modo que le alojé aquí cuando se vino a sonorizar el estudio de la grabación, y cada mañana le hacía un Cola Cao. Y así lo mismo con Carlos con quién también ya habíamos trabajado en (II) y quedamos encantados. E idem con Juan que nos conoce de sobra y que nos hace de desatascador en ese momento en el que nos bloqueamos. Para nosotros no tiene sentido irnos a grabar por ahí fuera, pudiendo darle trabajo a gente que aparte de ser súper válida, son nuestros amigos.

 

Eso sí, de igual modo que sé  que la grabación fue magnífica y muy fácil, también sé que la composición del álbum no lo fue tanto…
Nunca es fácil. De hecho ya en (II) incluso sobrevoló la posibilidad de la separación de forma muy seria. Y ahora con éste pues llegados a enero hubo un ultimátum tras una reunión en casa de Alex para charlar, ya no sólo del grupo, sino del momento personal de cada uno de nosotros. Decidimos echarle dos huevos, e irnos a los Westline Studios de Juan a hacer la preproducción, y bueno de ahí salimos fortalecidos porque, como te decía, Juan nos sirve de desatascador gracias a sus grandísimas ideas. El resultado ha sido llegar a un punto en el que creo que estamos más cerca que nunca de lo que todos queríamos. Después de muchas llamadas, e-mails, de puestas en común tanto en la grabación como en la mezcla, pues hemos conseguido, creo, el punto idóneo. Ahora toca disfrutarlo, moverlo, presentarlo…

 

Siempre bromeas con aquello de “sólo copio a Led Zeppelin”(risas). ¿A quién has copiado esta vez? El otro día me decías que no sé qué parte a los Queen Of Stone Age… Yo he de decirte que, aunque no te guste, Réquiem me ha recordado a los Metallica de los 90´, grupo del cual huiste una vez en directo porque te aburrías enormemente (risas). Y bueno hablando en serio, yo noto, no sé en qué sentido la verdad, pero hay cierto deje de la emoción de Deftones, y también grandes riffs del macarreo de Atlanta tipo Mastodon, Baroness…
Bueno lo primero he de decir que, sin que suene raro ni flipado, a mí me encantan los Metallica de Reload, pero no soy un gran fan del resto aunque a que reconozca que tienen grandes obras en su discografía. Y en cuanto al resto, pues lo de Deftones debe brotar de que Víctor es un gran fan de ellos. De igual modo que lo soy yo efectivamente de Queens Of Stone Age, y también, claro, nos gustan esas bandas de metal que nombras que aun siendo duras abogan por la melodía bien entendida. En realidad la clave de nuestro sonido yo creo que está en que en nuestra furgoneta suena desde Millencolin a Kanye West, pasando por Gorillaz o por Converge… y como no Led Zeppelin, que a Alex y a mi nos flipan, y a los que de alguna forma homenajeamos también con el tema de llamar a los discos con números… es decir, de todo menos post-metal (risas). Tenemos unos gustos muy dispares los unos de los otros, la verdad.

 

Háblame de algún tema en concreto que te haya resultado especial su composición o su grabación
Pues Réquiem, que la nombrabas tú, fue un tema que surgió una noche en la que yo andaba medio de bajón, y me puse con la guitarra hasta componer la estructura básica. Lo mandé por mail al resto, le empezamos a dar caña en el local, y ya luego de cara a la grabación con el resto de músicos pues me fui reuniendo con ellos fuera, mostrándolos las anotaciones que tenía yo en una libreta, hasta cuadrarlo con todos. Fue un trabajo bonito en común que acabó plasmándose sin que ni siquiera hiciera falta que yo estuviera delante en el momento de grabar.  Y Ara Caeli por su parte es especial porque supone un homenaje a la hermana de mi madre, la cual murió de un cáncer repentino en apenas mes y medio. Se llamaba Araceli, y bueno, es un pequeño regalo que le quería hacer a mi madre.

 

Estos dos temas son sin duda los más emocionales, dentro de un disco que en general se caracteriza por mostrar un gran sentimiento, y que creo que da un paso al frente respecto al resto de bandas del género, precisamente en eso, en que los supera gracias  a todo lo que consigue transmitir.
Bueno es que seguramente el momento actual que estamos viviendo en el mundo, y que nos afecta como individuos de esta sociedad, ha influido a la hora de cómo suena el disco. La rabia que tenemos, lo directo de las canciones, todo el sentimiento que hay volcado en él... quizás brota como una reacción contra toda la mierda que nos están ofreciendo unos cuantos hijos de puta.

 

Para ir acabando, y por hablar así de cosas concretas. ¿Prevéis videoclip? Porque en (II) con todo el rollo de los chavalitos, seguir la idea conceptual de la portada... los pasos a dar eran más o menos fáciles, y os quedó un trabajo admirable. Pero aquí la cosa se complica. A ver, que alguna morena guapa como la de la portada de (III),  conocemos y podemos pedirle que se ponga en un parque de atracciones abandonado, ligeritas de ropa, y que se pose un rato... (risas) pero la cosa en cuanto a concepto parece más complicada con este (III).
(Risas) Pues no creas, tenemos ya varias ideas. Vamos a intentar hacer algo novedoso, que quizá nos va a costar dinero, y que nos va traer dolores de cabeza hasta cerrarlo. Y todo para que al final seguramente, ni se pueda emitir en ningún lado… Pero bueno nos gusta ir a lo nuestro y los vídeos del grupo están integrados en la parte artística del grupo, y por lo tanto le damos la importancia que creemos que merece. Además, contamos con el apoyo total de Aloud para que así sea, por lo que está todo bien.

 

Al hilo de vídeos que no se pueden emitir en ninguna televisión, te voy a contar una anécdota: en el programa deportivo de radio en el que trabajo como técnico de sonido, para cerrar me encargo de pinchar alguna novedad de música alternativa…  El otro día presentamos el lanzamiento de (III), y cuando atronó vuestro tema Marte por los cascos del locutor, éste reaccionó quitándoselos y tirándolos, a la vez que me gritaba “¡¡hostia tío que me vas a dejar sordo!!”.  No pude contestarle contestarle otra cosa más que: “Precisamente eso es lo que buscan”(Risas)”. Es una buena señal, ¿no?  Hacer daño a los oídos que en situaciones normales no os querrían escuchar yo creo que es buen síntoma.  Mientras eso siga así, será que estaréis haciendo las cosas de la forma correcta, ¿no crees?.(Risas).
Sí, sin duda, el concepto musical del grupo desde luego es algo similar a eso. Hacer cosas que estén fuera de lo establecido, y por ahí vamos a seguir.

 

¿Algún día sacará Esteban al músico punk rock más al uso que lleva dentro?
Bueno, llamarme claro que me llama, pero ahora mismo no tengo ni tiempo para cuidar de mi mismo (risas). Estoy componiendo cosas de otros estilos que voy guardando por ahí, pero ahora mismo entre mi empresa Gran Sol, y el gran momento que vivo con Toundra y con mis compañeros, ni me planteo nada más. Eso sí, lo terminaré haciendo, porque si algo estoy aprendiendo de toda esta situación en la que la sociedad del bienestar se va a la mierda, y en la que todo lo que nos han enseñado desde pequeños ahora no vale, es que hay que hacer lo que a uno le dé le gana, y disfrutar de ello al máximo. Si esto implica seguir tocando en bandas con cuarenta años lo voy a hacer, y si por el contrario estoy en Asturias plantando tomates con una mujer y dos hijos, pues será porque así lo querré. Pero  lo que no voy a hacer va a ser pensar que esto es algo para unos años, disfrutarlo, y que habrá un momento en que tendré que pararlo.  Ahora voy a hacer lo que me da la gana, y sin duda hoy por hoy estar en una banda así es, desde que dejé el fútbol con 13 años, la mayor de mis pasiones. Desde entonces, cuando un chaval me dejó la cinta de So Long And Thanks For All The Shoes de Nofx (ndr: su mejor disco por cierto, diga lo que diga Alberto Nogales, aka Malaguita), es lo que siempre quise vivir. Y no hablo en términos de que nos escuchen una o mil personas, sino en la forma en la que me llena, y más si lo hago junto a esos grandes amigos que formamos Toundra. No planificar fiestas para el fin de semana durante unos meses, y por el contrario saber que lo que haré será montarme en una furgoneta, llegar a un sitio nuevo a hacer una prueba de sonido, y dar un concierto lo mejor que sepa hacerlo. Y es que como recordarás en la asignatura de 3º, Métodos de Creatividad, en un ejercicio en el que teníamos que autodefinirnos con un objeto… yo llevé mi guitarra. Tengo pocos recuerdos antes de que mi madre me apuntase con siete años al conservatorio, y bueno desde siempre mi padre nos ponía a mi hermana y a mi discos de su cuidada colección de vinilos para que cantásemos haciendo playback encima. Así que la música siempre estuvo ahí en mi vida, y si algo me ha marcado musicalmente no ha sido tal o cual disco, sino que mis padres apostaran porque desarrollase esa faceta llevándome de un lado para otro a clases, a ensayar… y todo porque yo pudiese intentar cumplir mi sueño de tener una banda.  Por todo ello sólo puedo decir que tengo una familia que no me merezco, y solo por todo su apoyo merece la pena lo que hago.

IR A SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA