/Entrevistas///

entrevista con Schwarz

«El pasado hay que conocerlo y respetarlo, pero recrearlo me parece un lastre. Aferrarse al pasado es la expresión de un pensamiento conservador»
Schwarz están de nuevo de actualidad con la aparición de su nuevo trabajo, "Alquimística". Hablamos con ellos de la creación de canciones, letras crípticas, del peso de los sonidos 'retro' en la actualidad e, inevitablemente, de Manta Ray.
Noviembre, 2012
| por Ricardo

Vuestro nuevo disco nos trae unos Schwarz quizás más directos, ¿no? Da un poco más la sensación de ir al grano. ¿Estáis de acuerdo?

Estoy tan de acuerdo como que el disco se grabó prácticamente en directo, sin apenas overdubs a excepción de voces y vocoders, aunque después un par de canciones se regrabaran en nuestro local. Es prácticamente un concierto grabado en estudio.

 

Para este trabajo os habéis metido en los Estudios Brazil, que suponemos os aporta mucho de ese ambiente directo a vuestro sonido. ¿Por qué allí?

Bueno, conocemos a Javier Ortiz desde hace muchos años. De hecho él fue nuestro técnico de sonido cuando tocamos en el FIB allá por 2003 ó 2004, no recuerdo bien. Y ya cuando montó el estudio estuvimos echándole un vistazo y nos gustó mucho. Siempre pensamos que nos gustaría grabar allí, pero por una razón o por otra hasta ahora no había sido posible. Y a la hora de plantearnos hacer un disco más directo la elección fue obvia.

 

¿Cómo se gesta un disco tan “ordenado” como es este “Alquimística”? Por eso de las dos canciones extensas con desarrollos instrumentales y otras dos más directas y concisas. ¿Surge a propósito?

Supongo que con “ordenado” quieres decir “estructurado”. Pues se gesta como siempre se ha hecho, con espontaneidad y sin ideas preconcebidas. No había un plan para hacer dos canciones largas y dos cortas, eso habría sido demasiado cerebral y el cerebro debe complementarse con la víscera (y viceversa).

 

Las letras son algo más crípticas que en esa primera referencia en castellano que fue “Espíritus...”. ¿Tenéis claro lo que queréis decir con las múltiples lecturas? Parece que habéis cogido el truco a decir lo que queréis en cada canción, pero sin decirlo.

Desde mi perspectiva como letrista, siempre tengo claro lo que quiero decir, aunque a veces no sea evidente. Que la forma sea más o menos críptica supongo que depende del tema a tratar, del fraseo de la canción o de los vinos que me haya tomado. Una vez más, es algo espontáneo.

 

Para un estilo en el que es tan importante la repetición, el trance musical y los desarrollos instrumentales, ¿cómo y de dónde surgen las canciones? Por ejemplo, ¿cómo se comienza un tema como el inicial del disco o cuándo ves que finalmente la canción se debe cerrar tal como está?

Buena pregunta, que yo mismo me hago a menudo. La respuesta más aproximada que tengo es: una canción sólo está terminada cuando sientes que está terminada. O mejor dicho, cuando sientes que es necesario que sea así y que no podría ser de otra forma.

 

Ahora que está de moda recuperar krautrock, space rock, psicodelia de todos los tipos, etc nos damos más cuenta de lo que habéis aportado vosotros a lo largo de los años, cuando no había este “boom”. ¿Qué opináis de esta nueva corriente que bebe tanto del pasado?

Pues que como aficionado al estilo me parece perfecto excepto en la referencia al pasado. El pasado hay que conocerlo y respetarlo, pero recrearlo me parece un lastre. Aferrarse al pasado es la expresión de un pensamiento conservador, como queda de manifiesto en estos tiempos a nivel político y social. Es buscar moverse en territorio seguro, por muy experimental que sea la coartada, y yo prefiero el vértigo de lo desconocido. Pero los grupos que utilizan el pasado únicamente como trampolín para tomar impulso me parecen muy interesantes, y de ésos hay unos cuantos ahora mismo.

Por cierto, que no creo que hayamos aportado gran cosa, sinceramente. Nosotros siempre hemos ido por libre y nuestra influencia ha sido prácticamente nula.

 

Si echáis la vista atrás en vuestra carrera, ¿De qué es de lo que más orgullosos estáis de haber conseguido con Schwarz?

La música. Nada más y nada menos.

 

Acaba de saltar la noticia de que vuestros colegas de Manta Ray regresan aunque sea para un concierto. Vuestro disco conjunto me pareció una de las apuestas más arriesgadas y que mejor resultado ha dado a la larga. ¿Mantenéis relación con ellos? ¿Habría alguna remota posibilidad de repetir algo conjunto o volver a dar vida a “Heptágono”?

Seguimos teniendo contacto con la gente de Manta. Aunque desgraciadamente no nos veamos mucho, hay un cariño que se mantiene. Pero me temo que no va a haber un Heptágono 2. En primer lugar porque Manta Ray ya no existen. Han anunciado un concierto por un motivo puntual pero, por lo que yo sé, no va a haber reunión más allá. Y además las dificultades logísticas lo harían inviable en estos tiempos. “Heptágono”, tanto el disco como la mini-gira, fue un proyecto difícil y caro en el que tuvo bastante que ver la determinación de Roberto Nicieza para que saliera adelante.

 

Cuando charlamos con vosotros sobre vuestro previo disco, entre otras cosas hablábamos de cómo estaban las cosas musicalmente por Murcia. ¿Qué bandas nos recomendáis que hayan surgido recientemente?

Una banda que me gusta especialmente son Los Alambres, que son tan descacharrados y caóticos como talentosos, pero igual ya te lo comenté. También Perro, aunque últimamente están derivando hacia un sonido más convencional que no me gusta tanto.

 

Esperamos poder veros pronto de gira, ¿Qué planes inmediatos tenéis con ello? ¿Giras? ¿Algún festival tal vez?

Presentaremos el nuevo disco el 15 de diciembre en Murcia, en la sala 12 y Medio acompañados por los amiguetes de Lüger. Y después estaremos girando por el resto del estado entre enero y febrero. O sea que sí, habrá gira, que ya está prácticamente cerrada. En cuanto a festivales, alguna cosa hay ya hablada, aunque por el momento no puedo concretar más.

 

Gracias por vuestro tiempo, lo dicho, nos vemos en alguna sala.

Gracias a vosotros. En alguna sala o en alguna whiskería...