/Crónicas///

Crónica: Unfinished Sympathy, The - Madrid (15/12/2006)

15/12/2006, Madrid
9.0
Pablo Salas, Eric Fuentes, Oriol Casanovas y Iban Puigfel
9
Sala Heineken, 2/3 de sala
Precio: 12.50 €

Catenaggio
Love Atheltic
No Key To Any Door
Gratitude
Cease Fire
This Living Kills
Sharpshooter
School Emulator
I'm A Lone Wolf, Babe
Teenage Kicks
Little Scratches
Spin In The Rye
You've Got A Long Run
I Killed Her But That's Not The Point
Hotel España

Bises:
Dance She Came
The Loveless Curse
Teletransport Please
An Investment In Logistics

Hay cosas que nunca cambian. El sonido de The Unfinished Sympathy ha cambiado ligeramente para este nuevo disco, los miembros de la banda también, el sello también y hasta el tipo de público... pero lo que nunca cambia es que The Unfinished Sympathy encima de un escenario es una máquina precisa de dar conciertos... que digo conciertos... ¡Conciertazos!

Como el nuevo sello y promotor de conciertos de los catalanes es Subterfuge, tocaba un telonero de los de casa. Los elegidos fueron su más reciente fichaje, la banda indie Seine, que en breve publicará su segunda obra discográfica. Lo que vimos desde luego no nos pareció una muy buena introducción de su música, de hecho el concierto de Seine terminó haciendo que nos fuéramos a sentar. Y es que la propuesta en sí no es desacertada, pero la ejecución hace aguas encima del escenario. Esperemos que sea cuestión de estar "desentrenados" y puedan desquitarse.

Como antes decíamos, los catalanes The Unfinished Sympathy han sufrido muchos cambios este año. El primero que notamos en directo (al margen del nuevo bajista) es que entre guitarra, bajo y batería había un nuevo instrumento: un teclado y un portátil se situaban junto a la batería de Pablo Salas. Además de esas novedades, el preámbulo del concierto tuvo otro momento más que interesante. Nos referimos a la presencia de Santi García (No More Lies y Ghouls 'n' Ghosts) y su hermano (G'n'G) probando sonido para The Unfinished Sympathy. Todo un lujazo tener allí a la plana mayor de Ultramarinos Costa Brava encargándose del sonido.

Con todo listo, los catalanes atacaron con tres temas de su reciente disco, que se tocaron enterito a lo largo de la noche con la excepción de la semiflamenca "First Girl I Kissed Is Dead". Primero, igual que ocurre con "We Push You Pull" sonó "Catenaggio" (tras una larga introducción) para luego atacar con suma perfección "Love Athletic" y "No Key To Any Door" dos de los mejores temas de este nuevo disco. Sólo con estos temas pudimos sacar en claro que tanto Eric dando la cara, como Oriol haciendo trastadas con su guitarra, como la imparable maquina rítmica que es Pablo siguen igual de impactantes que siempre. Cualquiera que no les haya visto antes va a seguir quedándose anonadado ante tanta precisión. El nuevo bajista, Iban, suple a la perfección a todo un grande como Xavi Navarro, igualándole a la hora de darle al bajo y de seguir siendo el de pose mas "metalera" de la banda.

Tras pedir perdón por no pasarse en demasiado tiempo por la capital, Eric siguió derrochando la habitual honestidad que siempre nos han mostrado concierto a concierto. Si bien "We Push You Pull" es un disco de menos pegada, el directo quedó claro que le sienta muy bien. No solo por la distorsión, también para los puntos funky de las guitarras y hasta para los teclados resultones que por allí estuvieron (geniales por otro lado los bailes del teclista que llevaron, desconocido hasta donde sabemos).
Momentos muy buenos como "Gratitude" o "School Emulator" no pueden competir con toda una "This Living Kills", pero desde luego que sonaron muy a la altura para nosotros y sobre todo para un publico que en un alto porcentaje solo conocía temas de "We Push You Pull". En cuanto a sonido se notó la mano de los hermanos García, a los que les brindaron un tema de este nuevo disco que también han producido. Otra de las dedicatorias que hizo el simpático cantante de la banda, fue una emotiva "Teenage Kicks" dedicada al gran John Peel. Un tema que interpretan ya como si fuera un tema propio y no uno de una banda tan mítica como The Undertones.

Posteriormente vino "Little Scratches" para seguir con el ambiente algo menos agitado, que duró poco pues la gente se explayó coreando y bailando el adelanto de su más reciente disco. Y es que "Spin In The Rye" era el tema que ha dado a conocer a la banda para mucha de la gente allí presente y eso se notaba. Para los que los hemos visto a lo largo de su trayectoria, eran más celebrados temas como "You've Got A Long Run" o sobre todo "I Killed Her But That's Not The Point", una canción simplemente perfecta en directo. Posteriormente se despidieron con "Hotel España" que también cierra "We Push You Pull", con una gran parte de guitarra funky realmente potente en directo.

El final vino con cuatro bises que fueron la bonita y deliciosa "Dance She Came" con acordeón incluído (enhorabuena a la banda por intentar innovar en su música y atreverse con esto en directo) y "Teletransport Please" en medio de dos temas grandes como "The Loveless Curse" y "An Investment In Logistics". La primera es ya todo un clásico en directo y es inevitable no cantar cada estrofa a nada que tengas el "Rock For Food" algo trillado y la última, pues la habitual y agradecida revisión de uno de sus primeros temas.

El concierto como se puede observar, perdió peso por aquello de tocar demasiado de su nuevo disco. Cuando sacas disco es obvio que vas a darle mucha mas salida en el setlist respecto a obras pasadas, pero en este caso, los catalanes se pasaron un poco con tanto tema nuevo (y eso que el concierto fue lo suficientemente largo). A pesar de todo eso, pues son The Unfinished Sympathy... Todos sabemos que hagan lo que hagan ofrecen siempre conciertos para no perdérselos. Gente cercana, honesta, con un sonido y profesionalidad impecable, sumado a una entrega absoluta. Poco más que decir que su directo nunca falla.